La WT dice...

«No constituye una forma de persecución religiosa el que una persona diga y muestre que otra religión es falsa [tampoco] el que una persona informada [la] exponga públicamente como falsa... Ciertamente el desenmascararla públicamente es de más valor que exponer la falsedad de un despacho noticioso; es un servicio público más bien que persecución religiosa y tiene que ver con la vida y felicidad eterna del público. No obstante, deja al público libre para escogerLa Atalaya, 15 de mayo de 1964, pág. 304.

"¿Están SUS enseñanzas en completa armonía con la Palabra de Dios, o están basadas en las tradiciones de los hombres? SI SOMOS AMANTES DE LA VERDAD, NO HAY NADA QUE TEMER DE TAL EXAMEN" (La vedad que lleva a la vida eterna - 1968, pagina 13.)

martes, 18 de octubre de 2011

La Verdad sobre Juan 1:1

La Watchtower y las reglas gramaticales del griego bíblico.
Como todos ya sabemos, la organización de los TJ ha hecho un gran esfuerzo por demostrar bíblicamente que Jesucristo no es sino un ser inferior en naturaleza a YHWH Dios aunque esto signifique manipular las reglas gramaticales del griego bíblico. Aquí pretendo demostrar precisamente:
I. La regla gramatical que la WT inventa para concluir que Jesús no es Dios, sino “un dios”,    y;
II. Cómo, al hacer esto, la mencionada organización pretende detener a un tren con el tórax, al irse en contra de las más respetadas y confiables autoridades en idiomas bíblicos, los cuales son usados por Dios para mantenernos encarrilados.
Con este estudio no pretendo ser muy exhaustivo, pues el tema abarca mucho material al que usted puede referirse, los cuales mencionaré al final del artículo. Aún así, veremos aquí lo suficiente para poder concluir lo erróneo de la tesis atalayista sobre el pasaje de Juan 1:1.
¿Cuál es la tesis de la WT sobre Juan 1:1? Veamos primero, lo que nos dice una de las fuentes más “elocuentes” de dicha organización. El folleto que lleva por nombre “¿Debería usted creer en la trinidad?” argumenta lo siguiente:
No obstante, algunos afirman que esas traducciones violan una regla gramatical del griego koiné publicada por el helenista E. C. Colwell allá en 1933. Él sostuvo que en griego un complemento predicativo ‘tiene el artículo [definido] cuando sigue al verbo; no tiene el artículo [definido] cuando precede al verbo’. Con eso quería decir que un complemento predicativo que precede al verbo debe entenderse como si en verdad tuviera delante el artículo definido (‘el’ o ‘la’ y sus plurales). En Juan 1:1, el segundo sustantivo (the·ós), el complemento predicativo, precede al verbo: ‘y [the·ós] era la Palabra’. Por eso, alegó Colwell, Juan 1:1 debe significar ‘y [el] Dios era la Palabra’…” p. 28
Aquí, la WT narra la correcta aplicación del griego en el pasaje de Juan en discusión, pero a continuación, esta organización trata de demostrar por qué la tesis de Colwell al respecto es supuestamente incorrecta:
¿Exige el contexto un artículo indefinido en Juan 1:1? Sí, porque lo que toda la Biblia atestigua es que Jesús no es el Dios Todopoderoso…”
Cómico ¿no? El primer argumento que esgrime la WT es que el artículo indefinido “un” (es decir “un dios”) se justifica porque el contexto de la Biblia dice que Jesús no es Dios Todopoderoso. Sin embargo, la Biblia, los eruditos en idiomas bíblicos, éste blog y muchos otros lugares en el internet demuestran todo lo contrario. Vea la columna derecha de este blog en los “Temas de interés”.
Aún así formularé una pregunta sencilla a los TJ que leen estas líneas. Veamos:
Precisamente el verso uno del capítulo primero de Juan dice que el Logos o el Verbo estaba CON Dios. Claro, nadie discute que el Logos es Jesucristo. El versículo tres dice que éste Logos creó TODAS las cosas y sin él NADA de lo que existe se hubiese creado. La WT enseña que lo único que YHVH creó directamente fue al Logos y de ahí en adelante el Logos creó todas las demás cosas. Esto indica que el Hijo creado (según ellos) no es YHVH pues es inferior a él.
Ahora, tomando en cuenta este pasaje y la aseveración de la WT sobre este, veamos lo que la Escritura nos dice sobre la creación en Isaías 44:24:
“Esto es lo que ha dicho Jehová, tu Recomprador y el Formador de ti desde el vientre: Yo, Jehová, estoy haciendo todo, extendiendo los cielos, YO SOLO, tendiendo la tierra. ¿Quién estuvo conmigo?” Trad. NM

Aquí hago tres observaciones: 1- YHVH dice que fue EL quien lo creó TODO, 2- también dice que lo hizo todo SOLO, y, 3- dice que NADIE estuvo con EL (algunas versiones bíblicas  como Dios Habla Hoy y La Biblia de Las Américas dicen “sin ayuda”), y para colmo vean lo que YHVH dice de sí mismo en Isaías 45:12 en dicha traducción:

Yo mismo he hecho la tierra y he creado aun al hombre sobre ella. Yo... mis propias
manos han extendido los cielos, y a todo el ejército de ellos he dado órdenes”. 

También Isaías 48:13:

Además, mi propia mano colocó el fundamento de la tierra, y mi propia diestra
extendió los cielos. Llamo a ellos, para que sigan subsistiendo juntos.”

La pregunta es la siguiente: Si Juan dice que Jesús creó todas las cosas y en Isaías YHVH mismo dice que fue ÉL solo, sin ayuda y con sus propias manos quien creó todo entones tengo solo dos opciones: 1: la Biblia se contradice, ó, 2: Jesús TIENE que ser YHVH (no el mismo sino la misma sustancia). ¿Cuál opción debo escoger?

Los testigos a los cuales he confrontado con esta pregunta lo primero que me dicen es que la Biblia no se contradice, pero luego se van con la promesa de que luego me traerán la respuesta. Así que antes de decir que el contexto de la Biblia revela que Jesús no es el Dios Todopoderoso, primero me deben contestar  la pregunta anterior, cuya respuesta aún espero…

¿Será que la opción numero dos es la correcta?

Retomando el caso, más adelante, la publicación de la WT antes citada continúa diciendo:

 Y es patente, por las muchas traducciones en diversos idiomas que insertan el artículo indefinido ‘un’ en Juan 1:1 y en otros lugares, que muchos eruditos no concuerdan con una regla tan artificial; y tampoco lo hace la Palabra de Dios.”

Aquí, lo que la WT pretende decir es que aunque la regla gramatical de Colwell dice que la traducción literal correcta es “el Dios era la Palabra” (o el Verbo) sin embargo, dicen ellos, que no se justifica porque “muchos eruditos” y la Biblia dicen lo contario.
Sin embargo, el apologista bíblico Josh McDowell, desmiente esto al decir:
Esta declaración es engañosa, pues da la impresión de que hay otras traducciones que están de acuerdo con la de ellos, cuando lo opuesto es lo cierto. No existe ninguna autoridad ni traducción respetable que apoye la traducción “el Verbo era un dios. McDowell J., Stewart D. (1998): “Estudio de las Sectas” (60): Deerfield, Florida, Ed. Vida. Negritas y subrayado por mí.
Como cuestión de hecho, McDowell, en la obra ya citada dice más:
La única otra traducción… que dice lo mismo es The New Testament in an Improved Version upon the Basis of Archbishop Newcome´s New Translation: with a Corret Text (El Nuevo Testamento en una versión mejorada, basada en la nueva traducción del arzobispo Newcome, con el texto correcto), traducción publicada en Londres en 1808. Una traducción tan anticuada y oscura, y hecha por un unitario no puede considerarse como digna de respeto. (p. 60-61, negritas y subrayado por mí.)
Otro autor que nos dará más luz sobre este respecto es Peter Barnes quien indica:
The New Testament in an Improved Version, (El Nuevo Testamento en una versión mejorada) basado en el manuscrito del Arzobispo Newcome no fue publicado hasta muchos años después de la muerte de Newcome, cuando su texto original llegó a ser posesión de la ‘Sociedad para promover el conocimiento cristiano y la práctica de la virtud - unitaria.’ Los unitarios son iguales a los testigos de Jehová en que ellos se niegan a creer en la deidad de Jesucristo. Aquellos publicadores unitarios ¡produjeron una ‘versión editada’ del manuscrito de Newcome!”The Truth About Jesus and the Trinity, (La verdad acerca de Jesús y la Trinidad), 1994, p. 11 (negritas por mí)
La cuestión gramatical
En cuanto a la gramática de Juan 1:1, la tesis atalayista dice que puesto a que el sustantivo Theos (Dios) no lleva artículo definido, entonces es indefinido y por lo tanto en la Trad. del Nuevo Mundo se justifica la inserción del articulo “un” de modo que diga “un dios”.
Evis Carballosa nos explica la diferencia entre el griego y otros idiomas:
Acerca del primer error, debe decirse que la gramática griega se diferencia tanto de la inglesa como de la española en varios aspectos, siendo el uso del artículo uno de ellos. Tanto en castellano como en inglés existe el artículo definido el y el indefinido un. En el griego, por el contrario, solamente existe el artículo definido «el» (ho). Una palabra acompañada del artículo indefinido (un) es indefinida.

En el idioma griego, sin embargo, no es así. La presencia del artículo en el idioma griego enfatiza la identidad de la persona o cosa. La ausencia del artículo enfatiza la cualidad o la esencia de la persona u objeto.
Carballosa, E. L. (1982). La deidad de Cristo (126). Grand Rapids, Michigan: Editorial Portavoz.
Acerca del articulo “un” en el griego, otra fuente nos enseña:
En castellano, el artículo indefinido es «un», «una», «unos», o «unas». En griego, no hay palabras equivalentes a esas.”
Hale, C. (2001). Aprendamos griego: Hale, Clarence. (60). Miami, Florida: Logoi, Inc.

En su desesperación por tratar de demostrar lo indemostrable, la WT fue capaz de citar incorrectamente en su folleto a una de las autoridades más respetadas en el idioma griego de las últimas décadas para tratar de apoyar su tesis en contra de la deidad de Cristo. Su nombre es  Dr. Julius Robert Mantey y su obra es A Manual Grammar of the Greek New Testament (Una gramática manual del griego del Nuevo Testamento).

Pero el Dr. Mantey respondió al mal uso que la WT le dio a su obra, refutando sus pretensiones. Primero, veremos una cita del Doctor hablando sobre la ley gramatical y luego pondré el artículo que escribió respondiendo al mal uso de su nombre.

La función del artículo es señalar un objeto o llamar la atención a éste. Cuando el artículo aparece, el objeto es ciertamente definido. Cuando el artículo no se usa el objeto puede o no ser definido… La función básica del artículo griego es señalar identidad individual. Dana, H. E. y Mantey, J. R (1979): Gramática Griega del Nuevo Testamento (132-133). El Paso: Casa Bautista de Publicaciones.
Ahora presento el artículo en su defensa, la cual no tiene nada que envidiarle a  las apologías de los cristianos del primer siglo y al credo de Atanasio:
 Juan 1:1, que dice: «En el principio era el Verbo y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios», es terriblemente mal traducido, «originalmente la Palabra era, y la Palabra era con Dios, y la Palabra era un Dios» en la Traducción Nuevo Mundo de las Escrituras Cristianas, publicada bajo los auspicios de los Testigos de Jehová.
Ya que mi nombre es usado y nuestra Gramática Griega del Nuevo Testamento es citada en la página 744 con el objeto de justificar su traducción, hago la siguiente declaración:

La traducción sugerida en nuestra gramática referente al pasaje en cuestión es «La Palabra era deidad». La traducción de Moffat es «El Verbo era divino». Williams lo traduce: «El Verbo era Dios mismo.» Cada una de esas traducciones refleja la idea dominante en el griego. Ya que siempre que un nombre en el griego no va precedido de un artículo, ese nombre puede considerarse como la manera de enfatizar el carácter, la naturaleza, la esencia o la cualidad de una persona o cosa como ocurre con theos Dios en Juan 1:1, o también puede traducirse en ciertos contextos como indefinido, como ellos han hecho. Pero de todos los eruditos del mundo, hasta donde sabemos, ninguna ha traducido este versículo como lo hacen los Testigos de Jehová.

Si el artículo griego ocurriese al mismo tiempo con los sustantivos Verbo y Dios en Juan 1:1, la implicación sería que estos serían la misma persona, absolutamente idénticos. Pero Juan afirma que «el Verbo era con [el] Dios» (el artículo definido precede a ambos sustantivos), y al escribir así indica su creencia que estos eran personalidades distintas. Entonces Juan seguidamente declara que el Verbo era Dios, es decir, de la misma familia o esencia que caracteriza al Creador. En otras palabras, ambos son de la misma naturaleza, y esa naturaleza es la más elevada que existe, es decir, divina.

Algunos ejemplos donde el nombre en el predicado no tiene artículo, como en el versículo anterior, son: Juan 4:24, «Dios es espíritu» (no un espíritu), 1.a Juan 4:16, «Dios es amor» (no un amor), y Mateo 13:39, «los segadores son ángeles», es decir, son el tipo de seres conocidos como ángeles. En cada caso el nombre en el predicado se usa para describir una cualidad o característica del sujeto, ya sea de su naturaleza o de su clase.

El apóstol Juan, en el contexto de la introducción de su evangelio, hace uso de todos los mecanismos del idioma para presentar no sólo la deidad de Cristo, sino también Su igualdad con el Padre. Declara que el Verbo era en el principio, que era con Dios, que era Dios, y que toda la creación procede de El, y que ni una sola cosa existe que no haya sido creada por Cristo. ¿Qué más pudo haberse dicho que Juan no hubiese dicho? En Juan 1:18, explica que Cristo ha tenido tal intimidad con el Padre que estaba en Su seno y que vino a la tierra para revelar a Dios. Pero si no tuviésemos ninguna otra declaración de Juan que la que aparece en 14:9, «El que me ha visto ha visto al Padre», eso sería suficiente para satisfacer al que busca la verdad de que Cristo y Dios son de la misma esencia y que ambos son divinos e igual en naturaleza.

Además, toda la revelación del Nuevo Testamento apunta en esa dirección. Compárese la declaración de Pablo en Colosenses 1:19, por ejemplo, «Toda la plenitud de la deidad habita en él», o la declaración de Hebreos 1:3: «El es el resplandor de su gloria, y la fiel representación de su ser real, y el que sostiene todas las cosas con la palabra de su poder». Nótese, además, la estupenda afirmación cósmica registrada en Mateo 28:18: «Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.»

Además, si contrastamos con eso la implicación que reduce a Cristo al nivel de un dios, ¿no se detecta de inmediato el desacuerdo? ¿No entra tal concepto en conflicto con el mensaje del Nuevo Testamento tanto con el todo como con las partes? ¿Por qué Juan, en medio de la idolatría de su tiempo, si hubiese hecho tal afirmación, no fue capaz de causar un concepto distorsionado de la persona de Cristo a quien consideramos como el Creador del Universo y el único Redentor de la humanidad? Carballosa, E. L. (1982). La deidad de Cristo (128). Grand Rapids, Michigan: Editorial Portavoz citando al Dr. Julius Mantey en su Carta abierta a los traductores de la versión Nuevo Mundo.
Lo que el Dr. Mantey ha hecho con esta carta es defenderse, desmentir y refutar contundentemente el mal uso que la WT hizo de su “Gramática”, dejando así al descubierto que el folleto “¿Debe usted creer en la Trinidad?” está llena de artículos tomados de él y de otros eruditos sacados de contexto como lo han hecho en este caso.
Wilbur Lingle, un experto en atalayismo, nos dice sobre las fuentes que trata de usar la WT en el folleto antes mencionado y en otras publicaciones, lo siguiente:
Aproximadamente el 80 por ciento de las referencias que usan para refutar la trinidad son citas textuales mal hechas de lo que escribieron los trinitarios. Un artículo que trata de refutar la trinidad, publicado en La Atalaya de agosto 1 de 1984 (Págs. 20-24), utiliza las seis citas pero fuera de contexto, tomándolas de artículos que prueban la trinidad. Tres de estas citas fueron sacadas de los escritos de J. N. D. Kelly, quien es un famoso trinitario. Con frecuencia, también citan mal a Robert Dick Wilson, un erudito trinitario griego.
El 15 por ciento de las citas utilizadas para tratar de refutar la trinidad proviene de obras seculares como la Enciclopedia Británica. Los artículos en esta obra buscan probar, no refutar, la trinidad y la literal resurrección corporal de Cristo. Solamente el cinco por ciento de las citas usadas por la Sociedad viene de los unitarios, u otros que niegan la trinidad.” Lingle W. (1998): “Acercándose a los Testigos de Jehová con amor” (125): Bogotá, Colombia, Centros de Literatura Cristiana.   
Es triste por demás el hecho de que la WT tenga que llegar a esos extremos para tratar de probar su tesis antitrinitaria. Por éste medio hago un llamado a los TJ a la reflexión en cuanto a la honestidad cuestionable de la “Organización” en este renglón tan importante. Solo cuando pongan sus pies en la tierra y piensen por ustedes mismos, y hagan sus propias investigaciones podrán darse cuenta de que la WT les miente por todos lados. De esta manera Dios entrará en sus corazones y les abrirá los ojos a la gran verdad de que “el verbo ERA (y ES) Dios”.
También cabe destacar lo que dice Francisco Lacueva, otro erudito en idiomas bíblicos, sobre la gramática de Juan 1:1:
Y DIOS ERA EL VERBO.
Nótese que el sujeto tiene artículo y, en cambio, el predicado no lo tiene; entonces se debe traducir: y el verbo era Dios. Lacueva F. (1984). Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español (357). Libros CLIE; Terrassa, Barcelona.
Y antes de concluir, veamos el breve comentario de la Biblia Textual sobre Juan 1:1:
§ 069 Ante Dios. Es decir cara a cara, frente a frente, o en presencia de. La preposición pros expresa, al mismo tiempo, dirección (se dirigía a) proximidad (estaba cerca de) y posición. La preposición ante define la posición reflexiva del Verbo 2Co 4:6; Juan 12:45; Juan14:9.

§ 070 Verbo Nótese que el sujeto, determinado por el artículo, está al final, de modo que el predicado es colocado al principio: ¡y Dios era el Verbo! Con lo que se enfatiza que el Verbo, no sólo ya estaba desde la eternidad en comunión continua con Dios, sino que él mismo era (y es) Dios. Sociedad Bíblica Iberoamericana (1999). Biblia Textual (1447)

Para concluir, note lo que pasaría si aplicamos la ley gramatical que la WT nos intenta vender en otros pasajes donde el sustantivo “Dios” aparece sin el artículo definido:
A un Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, El le ha dado a conocer (Jn. 1:18).

Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a un Dios y a las riquezas (Mt. 6:24).

Gloría a un Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres» (Lc. 2:14).

Porque un Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para El todos viven (Lc. 20:38).

Y los que viven según la carne no pueden agradar a un Dios (Ro. 8:8).

¿Quién acusará a los escogidos de un Dios? Un Dios es el que justifica (Ro. 8:38).

Y el que nos confirmó con vosotros en Cristo y el que nos ungió, es un Dios (2.a Co. 1:21).

Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para un Dios (Gá. 2:19).

Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de un Dios (1.a Co. 1:1).
Eso pasa cuando arrancas versos de la Biblia para aislarlos y hacer que digan lo que dicte el capricho de algunos. Lo que la WT no sabía era en el problema que se metería con tales incongruencias…
__________________________________________
Nota final:
También puede consultar el folleto titulado “¡¡¡Sí, usted debería creer en la trinidad!!!”, específicamente el capítulo siete titulado “¡Jesús es Dios!”, donde la cuestión de Juan 1:1 es discutida con bastante profundidad. Éste folleto es una contestación pagina por pagina al folleto de la WT mencionado en este estudio. Puede obtenerlo gratuitamente en la dirección en el siguiente enlace:
Otra fuente muy buena es la obra de Evis Carballosa; “La Deidad de Cristo” donde el autor hace un excelente recuento histórico de los movimientos que se oponían a la creencia de la igualdad de Jesucristo y Dios, y tambien a la Trinidad. Luego, el autor pasa a refutar bíblicamente los argumentos de los antitrinitarios.

El siguiente enlace es un breve análisis gramatical del Juan 1:1

Juan 1:1: Breve análisis del griego.

También puede ir al siguiente enlace en este blog para ver más literatura sobre el tema:










 

   


Créditos

Todos los estudios de éste blog son de libre uso para todos siempre y cuando no se saque de contexto ni al autor ni los temas tocados y que se le dé crédito al autor y al origen de los mismos (verdadpalabra.blogspor.com/).