La WT dice...

«No constituye una forma de persecución religiosa el que una persona diga y muestre que otra religión es falsa [tampoco] el que una persona informada [la] exponga públicamente como falsa... Ciertamente el desenmascararla públicamente es de más valor que exponer la falsedad de un despacho noticioso; es un servicio público más bien que persecución religiosa y tiene que ver con la vida y felicidad eterna del público. No obstante, deja al público libre para escogerLa Atalaya, 15 de mayo de 1964, pág. 304.

"¿Están SUS enseñanzas en completa armonía con la Palabra de Dios, o están basadas en las tradiciones de los hombres? SI SOMOS AMANTES DE LA VERDAD, NO HAY NADA QUE TEMER DE TAL EXAMEN" (La vedad que lleva a la vida eterna - 1968, pagina 13.)

lunes, 16 de julio de 2018

Cristo, superior a Adán.


En este artículo analizaremos algunos planteamientos que se hacen en la publicación de los testigos de Jehová; “¿Qué enseña realmente la Biblia? [1]” – en adelante, QERB – acerca del rescate, que para los t. J. tenía un valor equivalente a lo que se perdió con la transgresión de Adán. Encontramos estos argumentos en el capítulo 5 del mencionado manual, que lleva por título: “El rescate, el mayor regalo de Dios”. [2]

Pero una lectura más detenida a este manual comparado con lo que dice verdaderamente la Biblia nos enseña algo diferente. La pregunta principal que tenemos que contestar es: ¿este rescate es realmente equivalente o “correspondiente” con lo ocasionado por Adán?
QERB dice:

“Lo que se perdió fue una vida humana perfecta. Por eso, para recuperarla no bastaba con ofrecer la vida de ningún ser humano imperfecto (Salmo 49:7, 8). Se necesitaba un rescate que tuviera un valor equivalente a lo que se había perdido.” [3]

Más adelante dice:

“Jesús, a quién la Biblia llama “el último Adán” tenía una vida humana perfecta y nunca pecó (1 Corintios 15:45).” [4]

Con estas palabras, QERB está admitiendo – seguramente sin querer – que Cristo es muy superior a Adán. Veamos las razones:

1. El ambiente.

En el principio, todo lo que Dios hizo “fue bueno” (Gén. 1:31). Por lo tanto, en ese momento de la historia todo lo que giraba en torno a Adán era perfecto en cierta manera. No existía el pecado ni la maldad. Estaba en lo que llamamos la dispensación de la inocencia. La relación del primer hombre con Dios era directa y perfecta. No existía nada que lo perturbara física o emocionalmente. Su trabajo era solo labrar y mantener el huerto donde Dios lo puso (Gén. 2:15). Para hacer su vida más completa, Dios creó una mujer que estuviese junto a él (Gén 2:18-25). QERB mismo admite esto en el párrafo 4 del tema mencionado anteriormente.

Por otro lado, Cristo llega en un momento en la historia donde todo lo que le rodeaba estaba corrompido. El pecado y la maldad estaban en todo su apogeo. A diferencia de Adán, Jesús vio su vida amenazada desde su niñez cuando el rey Herodes ordenó buscarlo para matarlo y sus padres tuvieron que huir de tal persecución (Mat. 2:13-15). Cuando Cristo trató de introducirse a los suyos, éstos le rechazaron (Juan: 1:11). A tal grado que, a causa de su enseñanza, siempre le buscaban para quitarle la vida (Mar. 14:1, Luc. 19:47,22:2, Juan 5:16, 5:18 – entre otros), hasta que al final fue crucificado.

Así que, mientras Adán vivió una vida tranquila, claro, hasta que metió la pata, Cristo tuvo que lidiar con las amenazas a su vida desde que nació. Aun así Cristo venció. Adán fue vencido.

Veredicto: Cristo superior a Adán.

Una cuestión: la Biblia dice que Cristo es el último Adán (1 Co. 15:45). Entonces, ¿Cuál es el uso de insistir en que el primero es superior al último? Respuesta: La Biblia lo explica en el mismo pasaje. Leamos:

1Co 15:45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. 46 Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual. 47 El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.

¿A caso lo celestial no es superior a lo terrenal?

2. La tentación.

Continuando con el relato de Adán, llega la serpiente para tentar a Eva primero y luego a Adán, los cuales sucumbieron, es decir, pecaron (Gén 3). Noten que la serpiente los hizo caer con unas simples palabras: “No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.” Esto decía del fruto que Dios prohibió comer (Gén. 3:4-5). La condena para Adán fue que tendría que ganarse la vida con el sudor de su frente y que moriría físicamente en su momento (Gén. 3:19).

A diferencia de esto, ese mismo satanás que hizo caer a Adán y a Eva de una, intentó pasarse de listo con Jesús en tres ocasiones Y FRACASÓ. Esto a tal grado que se tuvo que ir (Mat. 4:1-11). Tanto así que la epístola a los hebreos claramente dice: “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.” Heb. 4:15. 

Además, recordemos la intensa situación que Cristo pasó antes de su arresto. Cuando oraba, su sudor era como grandes gotas de sangre que salían de él. Pero aun cuando la lucha era fuerte al grado que Jesús pidió que Dios le quitara de la situación, con todo, él pudo decir: “pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.” (Luc. 22:42-44). Cuando Cristo venció, nos dio a nosotros el mismo privilegio cuando se nos dice: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”. Stg. 4:7. ¡CRISTO VENCIO!

Veredicto: Cristo superior a Adán.

3. La condena

Las consecuencias de la desobediencia de Adán fueron que (a) Eva experimentaría mucho más dolor en sus partos (Gén 3:16), (b) la tierra presentará oposición al trabajo de Adán al punto de que este tendrá que trabajar muy duro para conseguir su alimento (3:17, 18), (c) finalmente llegará el día en que moriría (3:19-23). A todo esto, no se tienen detalles sobre su muerte, solo que “…fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió.” (Gén. 5:5). Si de algo murió Adán fue de viejo.

Sin embargo, el propio manual QERB habla sobre la condena que sufrió Cristo:

La Biblia relata en detalle los sufrimientos que soportó Jesús antes de morir. Con gran crueldad, lo azotaron y lo clavaron en un madero de tormento, condenándolo a una muerte horrible (Juan 19:1, 16-18, 30… [5])”. [6]

Claro, hay que profundizar un poco más en este superfluo comentario. Pasemos a describir en detalle el proceso que pasó Jesús desde su arresto hasta el calvario. En la Biblia de Estudio de John McArthur [7] encontramos una lista de todo el proceso que pasó Jesús desde el Getsemaní hasta la cruz. Enlistamos varias de ellas como sigue:

A. La aflicción en Getsemaní: (mencionada anteriormente – Mat. 26:30, 36:46, Mar. 14:36, 32-42, Luc. 22:39-46, Jn. 18:1.

B. La traición, el arresto y la deserción: Mat. 26:47-56, Mar.14:43-52, Luc. 22:47-53, Jn. 18:2-12.

C. Examinado primero por Anás: Jn. 18:13-14, 19-23.

D. Juicio ante Caifás y el concilio; seguido por el ultraje: Mat. 26:57, 59-68, Mar. 14:53, 55-65, Luc. 22:54ª, 63-65, Jn. 18:24.

E. La triple negación de Pedro: Mat. 26:58, 69-75, Mar. 14:54, 66-72, Luc. 22:54b-62, Jn. 18:15-18, 25-27.

F. Condenado por el concilio: Mat. 27:1, Mar. 15:1ª, Luc. 22:66-71.

G. Primera comparecencia ante Pilato: Mat. 27:2, 11-14, Mar. 15:1b-5, Luc. 23:1-7, Jn. 18:28-38.

H. Jesús ante Herodes: Luc. 23:6-12.

I. Segunda comparecencia ante Pilato: Mat. 27:15-26, Mar. 15:6-15, Luc. 23:13-25, Jn. 18:39-19, 19:16ª.

J. Escarnecido por los soldados romanos: Mat. 27:27-30, Mar. 15:16-19.

K. Llevado al Gólgota: Mat. 27:31-34, Mar. 15:20-23, Luc. 23:26-33ª, Jn. 19:16b, 17.

Las citas bíblicas enlistadas aquí narran en detalle el proceso completo que pasó Jesús antes de ser finalmente clavado en la cruz. Solo fíjese en las palabras enfatizadas en negritas para que tenga solo una idea. Adán, por otro lado, solo murió de viejo. Las pruebas que pudo haber pasado después de su destierro de Edén hasta su muerte no se comparan con lo que tuvo que pasar Jesús por amor a nosotros y para que no nos perdiéramos. Por el pecado de Adán el pecado entró en la humanidad pero por la sangre de Cristo el pecado fue quitado (Jn. 1:29, Heb: 9:22). ¿Qué fue mejor, cuando el pecado entró o cuando fue vencido?

Esta breve comparación entre Jesús y Adán nos debe haber contestado la pregunta que hicimos al principio: ¿es este rescate realmente equivalente o “correspondiente” con lo ocasionado por Adán? 
La respuesta es un rotundo NO. La verdad es que Jesús sobrepasó en todo a Adán. Es muy superior.

Entonces: ¿qué significa realmente la palabra griega antilutron (ἀντίλυτρον G487)? Algunos querrán utilizar los textos interlineales para argüir que se trata de un “rescate que corresponde a equivalencia”, pero al considerar las diferencias entre lo que Adán hizo con lo que Cristo pasó para ARREGLAR lo dañado por Adán se hace muy evidente que no se trata de equivalencia.

Así es como algunas fuentes definen el vocablo antilutron:

Archibald Thomas Robertson

1 Timoteo 2:6

En rescate por todos (antilutron huper pantön). «Una reminiscencia del propio dicho del Señor» (Lock) en Mat. 20:28 (= Mar. 10:45), donde tenemos lutron anti pollön. En los papiros la preposición huper es la ordinariamente empleada para el concepto de sustitución allí donde se involucra beneficio, como en este pasaje. Anti tiene más la idea de intercambio, y antilutron huper combina ambas ideas. Lutron es la palabra común para rescate pagado por un esclavo o un prisionero. Pablo puede haber acuñado antilutron con el dicho de Cristo en su mente (sólo en un MS. de Sal. 48:9, y Orph. Litt. 588). Véase Gál. 1:4, «el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados».

Comentario Exegético y Explicativo de Jameson, Fausset y Brown

6. se dió a sí mismo—(Tit. 2:14). No sólo el Padre le dió por nosotros (Joh. 3:16); sino el Hijo se dió (Phi. 2:5-8). rescate—palabra usada propiamente de esclavos cautivos. El hombre era el esclavo cautivo de Satanás, vendido bajo pecado. Era incapaz de rescatarse a sí mismo, porque la obediencia absoluta se debía a Dios y por lo tanto, ninguna obra nuestra puede satisfacer la más mínima ofensa. Lev. 25:48 permitía que un cautivo vendido fuera redimido por uno de sus hermanos. El Hijo de Dios, pues, se hizo hombre a fin de que, siendo hecho semejante a nosotros en todas las cosas, con excepción del pecado, como nuestro hermano mayor nos redimiese (Mat. 20:28; Eph. 1:7; 1Pe. 1:18-19). La palabra griega da a entender no sólo rescate, sino un rescate de substituto o equivalente: la preposición griega “anti”—en la palabra compuesta, “antilutron, rescate, indica reciprocidad y substitución vicaria.

En sus notas explicativas, Juan Wesley concluye:

1 Timoteo 2:6

Who gave himself a ransom for all - Such a ransom, the word signifies, wherein a like or equal is given; as an eye for an eye, or life for life: and this ransom, from the dignity of the person redeeming, was more than equivalent to all mankind.

Aquí Wesley simplemente dice que el sacrificio de Cristo fue más que equivalente para toda la raza humana.

Romanos 5:15 Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo

16 Y con el don no sucede como en el caso de aquel uno que pecó; porque ciertamente el juicio vino a causa de un solo pecado para condenación, pero el don vino a causa de muchas transgresiones para justificación.

¿Qué hacer ante toda esta evidencia?

Tenemos que ir a los pies de Cristo, el que derramó su sangre por nosotros para que por ese sacrificio tuviéramos la vida. ¿Deseas verdadera libertad? ¿Quieres vencer la DEPRESIÓN? La religión no puede satisfacer a nadie en ninguna manera. Solo el verdadero Cristo que enseña la Biblia lo puede hacer por ti.

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

Cristo es el único camino:

Juan 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Hechos 4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

¡Debes arrepentirte!

2Crónicas 7:14 Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

 Debes recibirlo y confesarlo:

 Juan 1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

Romanos 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

¡Es gratuitamente por FE!:

Efesios 2:8-9 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

Romanos 3:24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,
Para que esto se haga realidad en su vida repita esta oración con el corazón.

Padre, sé que he quebrantado tus leyes y que mis pecados me han separado de ti. Estoy sinceramente arrepentido y ahora quiero apartarme de mi pasado pecaminoso y dirigirme hacia ti. Por favor, perdóname y ayúdame a no pecar de nuevo. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó de la muerte, está vivo y escucha mi oración. Invito a Jesús a que se convierta en el Señor de mi vida, a que gobierne y reine en mi corazón de este día en adelante. Por favor, envía tu Espíritu Santo para que me ayude a obedecerte y a hacer tu voluntad por el resto de mi vida. En el nombre de Jesús oro, amén. [8]

Si has hecho esta oración de salvación con verdadera convicción y de todo corazón, ahora eres un seguidor de Jesús. Esto es un hecho, te sientas o no diferente. Algunos sistemas religiosos pudieron haberte creado la idea de que deberías sentir algo: un tibio rubor, hormigueo, o alguna otra experiencia mística. El hecho es que podría ser así, como no podría serlo. Si hiciste la oración de salvación y entiendes lo que significa, ahora eres un seguidor de Jesús. La Biblia nos dice que tu salvación eterna ¡es segura! Si confiesas con tu boca que Jes
ús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo (Romanos 10:9). [9]


¡RECUERDA, CRISTO TE AMA!

1 Juan 1:7...y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de TODO pecado.

Después...

(A) Ore. Hable con Dios. Él está interesado en escuchar las peticiones de su corazón (Filipenses 4:16).

(B) Lea la Biblia. La Palabra de Dios es para todos (Juan 5:39, Romanos 15:4, 2 Timoteo 3:16).

(C) Asista a una iglesia donde se enseñe sana doctrina bíblica (2 Juan 1:9).


_____________________________________________________

Notas
[1] QERB, 2005, WBTS of New York, inc.
[2] QERB, pág. 47
[3] ibíd., pág. 50, p.9
[4] ibíd., pág.51, p.11
[5] Los puntos suspensivos sustituyen lo siguiente: “consulte en apéndice, páginas 204 a 206”.
[6] ibíd., pág.51, p. 12
[7] McArthur J. 2004, La Biblia de Estudio McArthur. Ed. Portavoz, Grand Rapids, Michigan, págs. 1239 – 1240.
[9] ibíd.





No hay comentarios.:

CRÉDITOS

Todos los estudios de éste blog son de libre uso para todos siempre y cuando no se saque de contexto ni al autor ni los temas tocados y que se le dé crédito al autor y al origen de los mismos (verdadpalabra.blogspor.com/).