La WT dice...

«No constituye una forma de persecución religiosa el que una persona diga y muestre que otra religión es falsa [tampoco] el que una persona informada [la] exponga públicamente como falsa... Ciertamente el desenmascararla públicamente es de más valor que exponer la falsedad de un despacho noticioso; es un servicio público más bien que persecución religiosa y tiene que ver con la vida y felicidad eterna del público. No obstante, deja al público libre para escogerLa Atalaya, 15 de mayo de 1964, pág. 304.

"¿Están SUS enseñanzas en completa armonía con la Palabra de Dios, o están basadas en las tradiciones de los hombres? SI SOMOS AMANTES DE LA VERDAD, NO HAY NADA QUE TEMER DE TAL EXAMEN" (La vedad que lleva a la vida eterna - 1968, pagina 13.)

domingo, 27 de agosto de 2017

Respuesta a 45 eruditos protestantes.


[Mateo 16:18] Masiva recopilación de Eruditos y Académicos Protestantes que reconocen que Petra tiene el mismo significado que Petros, y por tanto se refiere a San Pedro (Otra vez, ¿Y la perspicuidad de las Escrituras?)

LEYENDA: Las palabras del amigo católico están en azul. Las citas de los académicos protestantes están en morado.

NOTA IMPORTANTE: Sugiero al lector que antes de leer este artículo valla a los siguientes enlaces para tener una idea más clara de lo que expondré aquí:








En esta entrega presentaré una recopilación de cuarenta y cinco (45) eruditos, teólogos y/o académicos protestantes que admiten que no hay distinción entre Petros y Petra en Mateo 16:18, y que Petra en la segunda cláusula de dicho versículo se refiere a la persona de San Pedro, descartándose por tanto las interpretaciones que sostienen que Petra se refiere al Señor Jesús, o que se refiere a la Confesión de Fe de San Pedro. Entre los nombres que listo se pueden encontrar académicos de todos los calibres, muchos de ellos con los grados más altos de estudios (Th.D, Ph.D, M.D., D.D.) y algunos de ellos reconocidos mundialmente en el protestantismo”.

Ciertamente el Texto Bíblico es sumamente claro. En Él, las palabras a discutir en este artículo – Petros, Petra, kefa, etc.- tienen significados completamente claros. Pero para ver esto no nos podemos conformar con estudiar los textos de manera superficial ni tampoco podemos dejarnos llevar por alegados académicos que, aunque muchas veces con la buena intención, atentan contra la perfecta perspicuidad con que cuenta la Escritura. Los que no están claros entonces son ellos y los que dejan a un lado lo que dice la Biblia para refugiarse en ellos. Nuestra primera fuente para determinar la verdad es la Biblia y no los intérpretes de ella, sea de la religión o denominación que sea.

Con la exposición de estos 45 reconocidos eruditos, teólogos y/o académicos protestantes vemos un ejemplo de lo antes dicho. El hecho de que sean eruditos con alta preparación académica no les hace inmunes a estar equivocados en algún comentario que puedan hacer. Tampoco los hace dueños absolutos de la verdad. ¿O es que acaso la preparación académica de alguien lo hace estar más cerca de la verdad? Entonces, ¿qué hacemos con Pedro y Juan que eran hombres “sin letras y del vulgo” (Hech. 4:13)? Ellos, aunque no tenían ningún Th.D, Ph.D, M.D., D.D. eran reconocidos por haber estado con Jesús. Eso añadido a que Cristo nos reconozca es más que suficiente.

Claro, con esto no estoy criticando al que escoge prepararse académicamente. Yo mismo tengo cierta preparación bíblica y sin embargo para mí aplica la misma regla. Pero cuando fundamentamos nuestra fe con la Escritura primeramente, además de la oración ferviente, las posibilidades de caer en error son muchas menos. Lo que digan los “interpretes” se puede juzgar a través de Ellas. Lo que armonice con la Biblia se recibe pero, ¿qué hacemos con lo que va directamente opuesto (1 Tes. 5:21)? Porque no podemos contradecirnos a nosotros mismos.

Necesitamos un árbitro, algo que trace la línea, algo que nos diga hasta donde llegar. Esa regla se llama Biblia.

“Ciertamente, también soy consciente del grupo de los académicos protestantes que sostienen que Petra se refiere a la confesión de Fe de San Pedro, o se refieren al mismo Señor Jesús.

Entre los académicos protestantes que he podido recopilar que sostienen que Petra es la Confesión de Fe de San Pedro he encontrado doce (12): Adam Clarke; James Burton Coffman; John Wesley; J. W. McGarvey and Philip Y. Pendleton.; John Calvin; John Trapp; Burkitt, William; Matthew Poole; Nicol, W. Robertson, M.A., L.L.D.; Bullinger, Ethelbert William; Ice, Rhoderick D.; W.E. Vine.

Por otro lado, entre los académicos protestantes que sostienen que Petra se refiere al Señor Jesús, he encontrado once (11): Exell, Joseph S.; John Gill; Theodoro de Beza; John B. Lightfoot; Johnson, Barton W; Scofield, C. I.; Burkitt, William; Justin Edwards; “Cambridge Greek Testament for Schools and Colleges”; Thomas Constable DD; Ellicott, Charles John.

En total, he revisado 68 comentaristas protestantes, sin embargo, lo interesante aquí será citar, uno por uno, a los 45 académicos PROTESTANTES que sostienen que Petra no se distingue de Petros y por tanto se refiere a San Pedro, la cual es una posición combatida férreamente por muchos protestantes actualmente, principalmente del sector fundamentalista y pentecostal. Una vez más, ¿Dónde queda la tan mentada perspicuidad de las Sagradas Escrituras que nos quieren vender los protestantes?”


La confesión de Pedro – como lo expongo en otro estudio – es Cristo mismo. Ambas posiciones son una misma. Me parece curioso el que el amigo católico intente justificar sus creencias haciendo uso de comentarios protestantes. ¿Son ellos magisterio autorizado? Lamentablemente el amigo tiene una sombra de la que no puede huir aunque no haya sol. Y es que siempre hay un remanente que hace la diferencia. Estos son los 23 académicos protestantes que el amigo admite creen lo que dice la Biblia. ¿Que son la minoría? ¿Y quién dijo que las mayorías demuestran las verdades? La verdad la demuestra la Biblia y no una religión ni denominación, mucho menos los que intentan interpretar el Texto Bíblico pues muchas veces sus interpretaciones se alejan de lo que allí dice.

Es como en el caso de los padres y apologistas de los primeros siglos. El mero hecho de que se haga una larga lista buscando los que DICEN que en Mateo 16:18 Pedro es la roca sobre la que se edifica la iglesia para después decir que esa era la “enseñanza ortodoxa” de la iglesia porque era lo que la mayoría creía no demuestra que esa supuesta enseñanza ortodoxa era la verdad. Una mentira se puede difundir a tal grado que termina siendo verdad para muchos. Solo basta con mirar las sectas heréticas y falsas religiones que pululan por el mundo.

En este artículo veremos que dejar la Biblia a un lado para justificar creencias a través de interpretaciones de terceros es un extremo que debemos evitar a toda costa – así como el otro extremo: la aplicación literalista de Sola Sriptura - . También veremos cuál es la debilidad principal en los comentarios de estos 45 reconocidos protestantes.

1. Gerhard Kittel. Fue un muy reconocido teólogo protestante alemán del Nuevo Testamento. Kittel fue hijo de Rudolf Kittel, profesor del Antiguo Testamento que era un experto del Judaísmo de la época del Antiguo Testamento y rector de la Universidad de Leipzig desde 1917 hasta 1919. Kittel asistió la König Albert-Gymnasium en Leipzig de 1907 a 1912 donde estudió idiomas orientales y teología. Posteriormente estudió en Tübingen, Berlín y en Halle. Recibió el doctorado de la Universidad de Kiel en 1913.”




Podemos resumir los comentarios de Kittel como sigue:

1. Habla sobre la “identificación material” entre Petros y Petra y dice que es imposible diferenciar las dos palabras. Luego utiliza el mismo repetido argumento católico de kefas que, al emplearse tanto para el nombre de Pedro como para la roca sobre la que se edificaría la iglesia en la versión aramea de Mateo, entonces significa que es sobre Pedro que se edificaría la iglesia.

A esto tenemos que responder, primero, que aunque Petros y Petra tienen cierta derivación - ya que ambos son hechos del mismo material -, una verdadera investigación del uso y por ende del significado de las palabras en la Biblia demuestra que Petros es una piedra pequeña y Petra es una roca grande. Petros es usado de una piedra que hasta se podía recoger y lanzar. Usted nunca ve ese significado en el uso de Petra, que es una roca sobre la que se puede construir. Si todavía no ha leído el estudio que está en el enlace que he puesto arriba puede hacerlo ahora para que vea la razón por la cual digo esto.

Segundo, en el enlace que acabo de mencionar también discuto la verdadera procedencia de la palabra aramea kefas y presento una gráfica que demuestra su doble significado. Por eso, el hecho que en la versión aramea de Mateo 16:18 diga “tú eres kefa y sobre esta kefa edificaré mi iglesia” no demuestra que en griego petros y petra sean la misma palabra. Y todo esto demostrado CON LA BIBLIA.

A esto viene la pregunta: ¿Dónde está la exégesis o cómo demuestra Kittel su argumento? Eso es lo que no encontramos en sus líneas. Solo por el hecho de “decir” algo no demuestra que lo que se dice sea verdad sin antes traer evidencia bíblica convincente. Eso es lo que no vemos aquí. Este es otro ejemplo del entendimiento anacrónico que tienen muchos estudiosos acerca del asunto de kefas en la Biblia.

2. Acerca del comentario del amigo católico:

“En el segundo párrafo Kittel es categórico en afirmar que la roca donde el Señor edificaría su Iglesia en Mateo 16:18 es San Pedro, y que todos los intentos protestantes para evadir esta interpretación, tienen que ser rechazados”.

¿Así nada más? ¿Solo porque él lo dice? ¿Entonces los intentos de los protestantes para evadir su interpretación tienen que ser rechazados aunque sean probados claramente con la Biblia? Otra vez pregunto: ¿Dónde están sus pruebas? ¿Cuál es el sustento? Eso es lo que no vemos en su “interpretación”.

2. Dr. John Broadus. Erudito bíblico y bautista reformado. Fue presidente del Seminario Teológico Bautista del Sur. Sobre Broadus, el historiador bautista Albert Henry Newman llegó a afirmar lo siguiente: “Broadus es quizás el hombre más grande que los Bautistas han producido.”.”

“Many insist on the distinction between the two Greek words, thou art Petros and on this petra, holding that if the rock had meant Peter, either petros or petra would have been used both times, and that petros signifies a separate stone or fragment broke off, while petra is the massive rock. But this distinction is almost entirely confined to poetry, the common prose word instead of petros being lithos; nor is the distinction uniformly observed.” –John A. Broadus, Commentary on the Gospel of Matthew, (Valley Forge, PA: Judson Press, 1886), 355.”

Este comentario solo muestra una cara de la moneda. Lo que el hermano Broadus pasa por alto es que aún cuando se examinan las palabras en su sentido y lenguaje literal fuera de la prosa o cualquier otro género literario los significados se mantienen. Petros, piedra pequeña. Petra, roca grande. La PRUEBA de esto se encuentra más claramente en los libros deutero canónicos de los Macabeos.

2 Macabeos 1:16 Abrieron la puerta secreta del techo y a pedradas [petrous] aplastaron al jefe; le descuartizaron, y cortándole la cabeza, la arrojaron a los que estaban fuera. Vea también 2 Mac. 4:41.

Aquí vemos el uso más literal que se puede de petros que, como cuestión de hecho, siempre se usa solo con ese significado: una piedra pequeña que hasta se puede levantar para ser arrojada. Nunca se usa en la Biblia con sentido figurado ni en prosa alguna.

“But the main answer here is that our Lord undoubtedly spoke Aramaic, which has no known means of making such a distinction [between feminine petra and masculine petros in Greek]. The Peshitta (Western Aramaic) renders, ‘Thou are kipho, and on this kipho.’ The Eastern Aramaic, spoken in Palestine in the time of Christ, must necessarily have said in like manner, ‘Thou are kepha, and on this kepha.’ (Comp. Buxtorf.) Beza called attention to the fact that it is so likewise in French: ‘Thou are Pierre, and on this pierre ’; and Nicholson suggests that we could say, ‘Thou art Piers (old English for Peter), and on this pier.’” –John A. Broadus, Commentary on the Gospel of Matthew, (Valley Forge, PA: Judson Press, 1886), 355-356.

“Edersh finds the words petros and petra borrowed in the late Rabbinical language, and things that Jesus, while speaking Aramaic, may have borrowed those Greek words here. But this is grossly improbable, and the suggestion looks like a desperate expedient; nor has he shown that the late Rabbis themselves make the supposed distinction between the two words.” –John A. Broadus, Commentary on the Gospel of Matthew, (Valley Forge, PA: Judson Press, 1886), 356.”

En este punto el lector se debe dar cuenta de que los que se aferran al evangelio de Mateo arameo para refutar la distinción entre petros y petra lo hacen bajo un entendimiento anacrónico e incompleto del panorama. Pondré aquí una respuesta que di a José Miguel Arráiz para contestar esto:

En primer lugar, la palabra kefas es usada mucho antes que cualquier evangelio se haya escrito en cualquier idioma. En el Antiguo Testamento esta palabra se usa por primera vez en Job 30:6 y la segunda en Jeremías 4:29:

Job 30:6 cuyas casas de ellos, eran cavernas de piedras. (Junemann)

Jeremías 4:29 Ante voz de cabalgador y tendido arco retrocedió toda región; metiéronse en las cavernas, y en las selvas se ocultaron; y a las peñas ascendieron; toda ciudad fue abandonada; no habitaba en ellas hombre. (Junemann).

Aquí la palabra que se traduce a “piedras” y “peñas” es la transliteración aramea “kephim”, que es el plural de “keph” o “kyp”, el cual se utilizó como nombre propio para Pedro en la forma de Kefas (Kephá). Lo más interesante de todo esto es cómo se traducen estos textos en la Septuaginta:

[lxx+] Job 30:6 ων οι οικοι αυτων ησαν τρωγλαι πετρωv

Aquí se traduce kephim (kyp) a petros. Así mismo es como se define en Juan 1:42. Lo interesante de todo esto es el significado que se le da a petros en la Biblia.

Petros:

Job 41:20 No le ahuyentan los disparos del arco, cual polvillo le llegan las piedras [petrobolos] de la honda. (Jerusalén 1976). (En RV60 es el verso 28).

Aquí se habla de un instrumento para arrojar una piedra, es decir, una honda, y se emplea la palabra compuesta petrobolon (petros, piedra y balo (βάλλωG906) arrojar, tirar.

Ezequiel 13:11 di a los recubridores con lodo suelto, que caerá; vendrá lluvia torrencial, y enviaré piedras de granizo [lithos petrobolos] que la hagan caer, y viento tempestuoso la romperá.

Veámoslo en la Septuaginta Analítica:

[lxx+] Ezekiel 13:11 ειπον προς τους) αλειφοντας πεσειται και εσται υετος κατακλυζων και δωσω λιθους πετροβολους εις τους ενδεσμους αυτων και πεσουνται και πνευμα εξαιρον και ραγησεται

Esto nos debe hacer meditar en el hecho de que no sería coherente utilizar dos palabras diferentes para crear una construcción que se refiera a una sola cosa. Es decir, las piedras (lithous) componen, o dicho de otro modo, son el granizo (petrobolos). Esto además demuestra que petros es sinónimo de lithos y no de Petra.

Todos los casos donde se ve involucrada petros es para referirse a una piedra lo suficientemente ligera para ser lanzada.

También en los libros deuterocanonicos encontramos el mismo patrón:

2 Macabeos 1:16 Abrieron la puerta secreta del techo y a pedradas [PETROUS] aplastaron al jefe; le descuartizaron, y cortándole la cabeza, la arrojaron a los que estaban fuera.

En este verso se habla de unas piedras que se podían levantar y lanzar. Y como pueden apreciar, es petrous la palabra utilizada.

2 Macabeos 4:41 Cuando se dieron cuenta del ataque de Lisímaco, unos se armaron de piedras [PETROUS], otros de estacas y otros, tomando a puñadas ceniza que allí había, lo arrojaban todo junto contra las tropas de Lisímaco.

Otra vez se utiliza petrous para referirse a una piedra pequeña que se podía recoger y lanzar.

Otro dato interesante es que aún en la literatura griega clásica petros se utiliza de la misma manera. Veamos uno de los ejemplos más claros:

“La Iliada” de Homero (16-735)

“Héctor dejó entonces a los demás dánaos, sin que intentara matarlos, y enderezó a Patroclo los caballos de duros cascos. Patroclo, a su vez, saltó del carro a tierra con la lanza en la izquierda; cogió con la diestra una piedra [PETRON] blanca y erizada de puntas que le llenaba la mano; y estribando en el suelo, la arrojó hiriendo en seguida a un combatiente, pues el tiro no resultó vano”

Aquí, se utiliza petron para referirse a una piedra pequeña que se podía tomar y lanzar con una sola mano. Todos los textos aquí expuestos demuestran el significado claro de petros y no es una roca grande.

Además, como se puede observar, petros nunca se utiliza de forma metafórica en la Biblia. El único otro uso es como nombre propio de Pedro.

Y aquí es donde esto se pone interesante. Veamos cómo Jeremías 4:29 traduce kephim:

[lxx+] Jeremiah 4:29 απο φωνης ιππεως και εντεταμενου τοξου ανεχωρησεν πασα χωρα εισεδυσαν εις τα σπηλαια και εις τα αλση εκρυβησαν και επι τας πετρας ανεβησαν πασα πολις εγκατελειφθη ου κατοικει εν αυταις ανθρωπος

En Job 30:6 kephim se traduce por el griego petron, plural de petros, mientras que en Jeremías 4:29 se traduce a petras. A simple vista alguien podría argüir, como lo hacen los apologetas católicos, que petros y petra, al provenir de la misma palabra aramea en Mat. 16:18 son la misma palabra con diferente género en griego. Pero tal razonamiento sería demasiado descuidado y apresurado porque no toma en cuenta el uso claro que se le da tanto a petros como a petra en la Biblia como un todo.

Petra:

No existe un solo texto en la Escritura donde Petra signifique piedra pequeña. No existe un solo texto en la Biblia donde Petra en su uso figurado o metafórico se aplique a hombre alguno. Esto es debido a que siempre que Petra es aplicada a alguien en la Biblia es SOLAMENTE a Jesucristo. La respuesta que dan los católicos a esto es la misma: Isaías 51: 1-2. Allí dice:

Isaías 51:1-2 Oídme, los que seguís la justicia, los que buscáis a Jehová. Mirad a la piedra de donde fuisteis cortados, y al hueco de la cantera de donde fuisteis arrancados. Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué.

Los proponentes católicos apelan al texto griego de la Septuaginta donde, dicen ellos, Petra se aplica a Abraham:

[lxx+] Isaiah 51:1 ακουσατε μου οι διωκοντες το δικαιον και ζητουντες τον κυριον εμβλεψατε εις την στερεαν πετραν ην ελατομησατε και εις τον βοθυνον του λακκου ον ωρυξατε

2 εμβλεψατε εις αβρααμ τον πατερα υμων και εις σαρραν την ωδινουσαν υμας οτι εις ην και εκαλεσα αυτον και ευλογησα αυτον και ηγαπησα αυτον και επληθυνα αυτον

Sin embargo, cuando analizamos la palabra hebrea de donde proviene Petra definitivamente no se trata de Abraham:

[HINT] Isaiah 51:1 שׁמעו אלי רדפי, צדק, מבקשׁי יהוה: הביטו אל צור חצבתם, ואל מקבת בור נקרתם׃.

En este pasaje vemos claramente que Petra proviene del hebreo Tsur, las cuales se utilizan para referirse a Dios y a Cristo y no a hombre alguno en ninguna parte en la Biblia. Entonces, ¿por qué de repente aquí Abraham tiene que ser esa roca? Los que arguyen así lo hacen sin ninguna base en la Escritura.

En todos los pasajes del AT donde se utilizaba Petra a manera de metáfora siempre se refería a Cristo. Vea Exo. 17:6, Num. 20:8, Sal. 78:15, 20, 105: 41, 114:8, Isa. 48:21, 51:1.

En todos los pasajes del NT petra en ningún momento se refiere a un hombre. Es por eso que petros y petra no son la misma palabra con diferente género sino que kefas tiene doble significado. Se usa como piedra pequeña (petros) y como una piedra grande (petra).




Con esto se demuestra que kephas tiene doble significado y por eso se tradujo al griego con dos palabras evidente y claramente diferentes como lo establece la Biblia. ¿Por qué el hermano Broadus no menciona esto? Si alguien espera que alguno de los académicos que el amigo católico cita a continuación lo haga, lo lamento pero no será el caso. Todo es lo mismo. Dicen, argumentan e interpretan pero, ¿en base a qué?

[Broadus] Califica de artificioso y repulsivo los comentarios que indican que Jesús se apuntó a sí mismo cuando dijo “y sobre esta roca edificaré mi Iglesia”.

Si Jesús se señalaba a sí mismo o no cuando dijo las palabras en discusión no se sabe pero no hacía falta que lo hiciera. Las palabras mismas testifican claramente acerca de quién hablaba el Maestro cuando las pronunció. Lo que en realidad resulta artificioso y repulsivo es traer argumentos gratuitos como los que también se ven a continuación:

3. D. Guthrie. Académico británico sobre Nuevo Testamento. Expositor en Nuevo Testamento en el Instituto Bíblico de Londres del cual fue presidente hasta su deceso.





Otra vez le pregunto al amigo católico: ¿Así nada más? ¿Solo porque él lo dice? ¿Dónde están sus pruebas? Al menos el académico que se cita a continuación representa uno de los intentos más formidables que puede.

4. Heinrich Meyer. Teologo Protestante Aleman. Reconocido por su monumental obra “Critical and Exegetical Commentary on the New Testament” de 16 volúmenes.

Matthew 16:18. But I again say to thee. The point of the comparison in κἀγώ is, that Peter having made a certain declaration in reference to Jesus, Jesus also, in His turn, now does the same in reference to Peter.

πέτρος] as an appellative: thou art a rock, Aram. כֵּיפָא . The form ὁ πέτρος (455) is likewise common among classical writers, and that not merely in the sense of a stone, as everywhere in Homer in contradistinction to πέτρα (see Duncan, p. 937, ed. Rost, and Buttmann, Lexil. II. p. 179), but also as meaning a rock (Plat. Ax. p. 371 E: σισύφου πέτρος; Soph. Phil. 272, O. C. 19, 1591; Pind. Nem. iv. 46, x. 126). JESUS DECLARES PETER TO BE A ROCK on account of that strong and stedfast faith in himself to which, under the influence of a special revelation from God, he had just given expression. According to John 1:43, however, Jesus conferred the name Cephas upon him at their very first interview (according to Mark 3:16, somewhat later); but our passage is not to be understood as simply recording the giving of the name, or the giving of it for the second time. It is rather intended to be taken as a record of the declaration made by Jesus, to the effect that Simon was in reality all that the name conferred upon him implied. Consequently our passage is in no way inconsistent with that of John just referred to, which could only have been the case if the words used had been σὺ κληθήσῃ πέτρος.

No olvidemos que este comentario viene de un comentarista protestante. Seguramente por esto no consideró el significado de petros en los libros deutero canónicos – especialmente Macabeos - donde primero, su uso es meramente literal y no en prosa ni nada por el estilo. Esto lleva a lo segundo: son precisamente estos libros los que demuestran el significado de piedra pequeña de petros que hasta se podía recoger y lanzar como el comentarista dice cuando habla de la obra de Homero.

Tercero, y como he mencionado en otros estudios, la traducción bíblica que se utilizaba entre los primeros cristianos era la Septuaginta donde figuraban estos libros deutero y eran leídos y aludidos por los escritores del NT. Es sumamente interesante el hecho de que los libros deutero canónicos sean considerados por los católicos como inspirados y ninguno los considere en esta discusión.

En cuanto al comentario de que “Jesús declara que Pedro sería la Roca”, también es gratuito porque no considera los detalles que se han abordado anteriormente. Es un comentario interesante pero insuficiente.

καὶ ἐπὶ ταύτῃ τῇ πέτρᾳ] THE EMPHASIS IS ON ταύτῃ, WHICH POINTS TO PETER (NOT TO JESUS, as Augustine would have us suppose), and to be understood thus: on no other than on this rock,—hence the feminineform in this instance, because it is not so much a question of the name as of the thing which it indicates, i.e. of that rocky element in the apostle’s character which furnished so solid a foundation for the superstructure of the church that was to be built upon it.

Ya hemos demostrado que este comentario es un soberano DISPARATE conforme a las reglas gramaticales del griego. ¿Cómo es posible que un comentarista como este diga algo semejante? Claro, él lo dice pero no lo DEMUESTRA. No da ni siquiera un ejemplo en donde se demuestre su alegada regla. Es por esto que no se puede creer lo primero que diga CUALQUIERA aunque se autoproclame “académico” o “erudito” porque muchas veces lo que dicen no procede de una investigación objetiva sino de lo que leen y aprenden de otro.

Podrá ver una respuesta completa a este disparate en este enlace: Análisis TAUTEE TEE.

οἰκοδομήσω μου τὴν ἐκκλησίαν] will I build for myself ( μου, as in Matthew 8:3, and frequently; see note on John 11:32) the church. The ἐκκλησία—in the Old Testament קָהָל, Deuteronomy 18:16; Deuteronomy 23:1, Judges 21:8, the whole assembly of the Jewish people (Acts 7:38), the theocratic national assembly (comp. Sirach 24:1, and Grimm’s note)—is used in the New Testament to denote the community of believers, the Christian church, which, according to a common figure (1 Corinthians 3:10 f.; Ephesians 2:19 ff.; Galatians 2:9; 1 Peter 2:4 f.), IS REPRESENTED AS A BUILDING, OF WHICH CHRIST HERE SPEAKS OF HIMSELF AS THE ARCHITECT, AND OF PETER AS THE FOUNDATION ON WHICH A BUILDING IS TO BE RAISED (Matthew 7:24 f.) that will defy every effort to destroy it. But the term ἐκκλ . was in such current use in its theocratic sense, that it is not necessary to suppose, especially in the case of a saying so prophetic as this, that it has been borrowed from a later order of things and put into Jesus’ mouth (Weisse, Bleek, Holtzmann). Besides, there can be no doubt whatever that the primacy among the apostles is here assigned to Peter, inasmuch as Christ singles him out as that one in particular whose apostolic labors will, in virtue of the steadfast faith for which HE IS PECULIARLY DISTINGUISHED, be the means of securing, so far as human effort can do so (comp. Revelation 21:4; Galatians 2:9), the permanence and stability of the church which Jesus is about to found, and to extend more and more in the world. As in accordance with this, we may also mention the precedence given to this disciple in the catalogues of the apostles, and likewise the fact that the New Testament uniformly represents him as being, in point of fact, superior to all the others (Acts 15:7; Acts 2:14; Galatians 1:18; Galatians 2:7-8).

Esto me hace dudar seriamente acerca del “protestantismo” de este comentarista. El uso de Mateo 7:24 aquí está algo torcido porque en ese pasaje Jesús se refiere a SUS palabras como fundamento. Allí se utiliza el griego logos y sabemos por Juan 1:1 que el logos es Cristo mismo. Así, Jesús está diciendo que el hombre prudente es el que edifica su casa sobre sus palabras, es decir, sobre Él mismo. No tiene nada que ver con Pedro como fundamento de nada.

Otro punto interesante es el que dice que Pedro es peculiarmente distinguido y que es superior a los demás discípulos. Pero si se miran los textos que el comentarista pone como prueba de manera profunda y objetiva veremos que ese no es el caso. Los comentarios del hermano Meyer son más católicos que otra cosa. Recuerden que todos estos argumentos han sido respondidos en otros artículos en este sitio[1].

(…)

THE EXPLANATION FREQUENTLY HAD RECOURSE TO IN ANTI-POPISH CONTROVERSIES, TO THE EFFECT THAT THE ROCK DOES NOT MEAN PETER HIMSELF, BUT HIS STEADFAST FAITH AND THE CONFESSION HE MADE OF IT (Calovius, Ewald, Lange, Wieseler), IS INCORRECT, BECAUSE THE DEMONSTRATIVE EXPRESSION: ἐπὶ ταύτῃ τῇ πέτρᾳ, COMING IMMEDIATELY AFTER THE σὺ εἶ πέτρος, CAN ONLY POINT TO THE APOSTLE HIMSELF, as does also the καὶ δώσω, etc., which follows, it being understood, of course, THAT IT WAS IN CONSIDERATION OF PETER’S FAITH THAT THE LORD DECLARED HIM TO BE A FOUNDATION OF ROCK. It is this circumstance also that underlies the reference to the apostle’s faith on the part of the Fathers (Ambrose: “non de carne Petri, sed de fide;” comp. Origen, Cyril, Chrysostom, Augustine).

Otra vez volvemos al disparate que se refutó ya anteriormente. Solo por el hecho de que tautee tee sea demostrativo no significa que se esté aplicando a Petros. Otra vez repito que esto es torcer las reglas gramaticales del griego. Anteriormente puse un enlace donde se explica con detalles y textos bíblicos las diferentes aplicaciones a la regla correcta y que de ningún modo tautee tee apunta a petros sino a petra la cual se demostró con textos bíblicos que se refiere a Cristo.

Por lo tanto los comentarios de este “protestante” también resultan superficiales e insuficientes.

5. Vincent, Marvin R. DD. Ministro presbiteriano profesor de Exégesis y Crítica del Nuevo Testamento en el Seminario Teológico Unión, Nueva York. Conocido por su obra “Vincent’s Word Studies in the New Testament”.

Thou art Peter ( οὺ εἶ Πέτρος )
Christ responds to Peter’s emphatic thou with another, equally emphatic. Peter says, “Thou art the Christ.” Christ replies, “Thou art Peter.” Πέτρος (Peter ) is used as a proper name, but without losing its meaning as a common noun. The name was bestowed on Simon at his first interview with Jesus (John 1:42) under the form of its Aramaic equivalent, CephasIn this passage attention is called, not to the giving of the name, but to its meaning. In classical Greek the word means a piece of rock, as in Homer, of Ajax throwing a stone at Hector (“Iliadvii., 270), or of Patroclus grasping and hiding in his hand a jagged stone (“Iliadxvi., 784).

Parece que el amigo católico no leyó bien este comentario antes de utilizarlo como parte de sus pretextos. Solo con fijarse en lo que está subrayado el lector se dará cuenta de que esto es exactamente lo que yo expongo en mi “Respuesta a y sobre esta piedra”. Y esto es precisamente lo que demuestra que petros es una piedra pequeña comparada con petra, roca grande. Esto se hace más notorio con el uso de las citas de “La Iliada” de Homero que son exactamente las que yo utilizo en el estudio que acabo de mencionar. Fíjese que el comentarista dice que Pedro se usa como nombre propio pero sin perder su significado como nombre común. Y el significado es piedra pequeña diferente a petra, roca grande.

On this rock ( ἐπὶ ταύτῃ τῇ πέρᾳ )
The word is feminine, and means a rock, as distinguished from a stone or a fragment of rock ( πέτρος , above). Used of a ledge of rocks or a rocky peak. In Homer (“Odyssey,” ix., 243), the rock ( πέτρην ) which Polyphemus places at the door of his cavern, is a mass which two-and-twenty wagons could not remove; and the rock which he hurled at the retreating ships of Ulysses, created by its fall a wave in the sea which drove the ships back toward the land (“Odyssey,” ix., 484).

Aquí también concordamos perfectamente con este comentarista. Claramente dice que petra significa roca y se distingue de una piedra o fragmento de roca como lo es petros. Sin embargo este comentario se hace en base a los autores griegos únicamente y no hace una investigación de petros en la Biblia lo cual, como cuestión de hecho, no cambiaría su interpretación, más bien la reforzaría. Lo importante es que como resultado de su investigación, el hermano Marvin no puede negar la diferencia entre petros y petra como dos palabras diferentes. ¿Ven cuán importante es y lo que resulta de un análisis objetivo del significado de las palabras en la Biblia? Lamentablemente, muy pocas veces usted encontrará eso en las palabras de los académicos enlistados aquí.

The word refers neither to Christ as a rock, distinguished from Simon, a stone, nor to Peter’s confession, but to Peter himself, in a sense defined by his previous confession, and as enlightened by the “Father in Heaven.”The reference of πέτρα to Christ is forced and unnatural. The obvious reference of the word is to Peter. The emphatic this naturally refers to the nearest antecedent; and besides, the metaphor is thus weakened, since Christ appears here, not as the foundation, but as the architect: “On this rock will I build.”

Otro comentarista que copia y pega lo que dicen otros. Esa es la manera en que los disparates y la gramática forzada y torcida se esparcen y luego se convierten en “interpretación ortodoxa”. Por eso es que no se puede creer y repetir lo que dicen otros sin antes analizar bien las cosas. El “enfático” que este autor menciona, y conforme a la manera en que se construye el aclamado tautee tee nunca se refiere al antecedente más cercano. Siempre se refiere a la persona, objeto o adjetivo que se encuentra inmediatamente después. No hay un solo caso en todo el Nuevo Testamento donde ταύτῃ τῇ (tautee tee) haga referencia al nombre, objeto o adjetivo que se acaba de mencionar antes. Vea Mat 12:45, 26:34, Mar 8:38, Luc 12:20, 17:34, Hch 10:30, 16:12, 2Co 1:15, 8:7, 19-20, 11:17.

Así es como se demuestra lo que se dice; con textos bíblicos donde se aplica la regla correcta de tautee tee.

Again, Christ is the great foundation, the “chief corner-stone,” but the New Testament writers recognize no impropriety in applying to the members of Christ’s church certain terms which are applied to him. For instance, Peter himself (1 Peter 2:4), calls Christ a living stone, and, in 1 Peter 2:5, addresses the church as living stones. In Revelation 21:14, the names of the twelve apostles appear in the twelve foundation-stones of the heavenly city; and in Ephesians 2:20, it is said, “Ye are built upon the foundation of the apostles and prophets (i.e., laid by the apostles and prophets), Jesus Christ himself being the chief corner-stone.”

En este comentario hay tres cosas en las que hay que profundizar un poco más. Primero, cuando Pedro llama a Cristo piedra viva está utilizando la palara griega “lithos”. Los textos del AT que el apóstol está citando utilizan lithos y petra como palabras equivalentes (vea Isaías 8:14, 28:16). Esto solo se hace en el caso de Cristo. Cuando se habla de nosotros como piedras (lithos) vivas se hace fuera del uso figurativo como que se aplica a Cristo.

Es importante tener todo eso en mente porque esto es lo que hace la diferencia entre Cristo como la principal piedra viva y nosotros como piedras vivas. Cristo sería entonces la piedra de fundamento y angular y nosotros las piedras que Cristo utiliza en la construcción del edificio llamado iglesia. También cabe mencionar que cuando lithos se usa literalmente es sinónimo de petros, piedra pequeña. Todo esto lo discuto en el estudio que está en el enlace al principio de este análisis.

Lo segundo a clarificar es lo relacionado a los doce cimientos de la ciudad celestial de Apoc. 21:14. Y es que el fundamento aquí está representado por los doce apóstoles y no por uno solo. Además, aquí no se habla de la construcción ni del fundamento de la iglesia sino de la ciudad celestial que aparecerá al final de todas las cosas. Utilizar estos versos para tratar de justificar presuposiciones es torcer el significado de éstos.

Lo mismo ocurre con el argumento de Efesios 2:20. El texto que este académico cita dice claramente que el fundamento no son los apóstoles mismos. Con el uso de la frase “fundamento de los apóstoles”, se nos da a entender que éstos TIENEN un fundamento y que este fundamento ha sido puesto por ellos. No hay nada que diga que ellos SON el fundamento. Y aún si ese fuese el caso, no sería uno solo sino los doce juntamente.

Equally untenable is the explanation which refers πέτρα to Simon’s confession. Both the play upon the words and the natural reading of the passage are against it, and besides, it does not conform to the fact, since the church is built, not on confessions, but on confessors – living men.

Esto, en lugar de quitarnos la razón, nos la da con más fuerza. Ya sea que la iglesia esté edificada no sobre confesiones sino sobre confesantes, la confesión es parte fundamental en el asunto. Y la confesión es que Cristo es la roca de fundamento de la iglesia. Todo apunta a esto como o correcto conforme a lo establecido en la Biblia. Todo está en demostrarlo y no solo decirlo como si lo que se dijera tuviera que ser tomado como verdad.

“The word πέτρα ,” says Edersheim, “was used in the same sense in Rabbinic language. According to the Rabbins, when God was about to build his world, he could not rear it on the generation of Enos, nor on that of the flood, who brought destruction upon the world; but when he beheld that Abraham would arise in the future, he said’ ‘Behold, I have found a rock to build on it, and to found the world,’ whence, also, Abraham is called a rock, as it is said’ ‘Look unto the rock whence ye are hewn.’ The parallel between Abraham and Peter might be carried even further. If, from a misunderstanding of the Lord’s promise to Peter, later Christian legend represented the apostle as sitting at the gate of heaven, Jewish legend represents Abraham as sitting at the gate of Gehenna, so as to prevent all who had the seal of circumcision from falling into its abyss” (“Life and Times of Jesus”).

Lo primero que salta a la vista en este párrafo es que las palabras de este protestante no son suyas. Son copiadas de otra persona. Lo segundo es que aquí el hermano Marvin utiliza el mismo argumento católico que dice que puesto a que Abraham es llamado roca (Petra) en Isaías 51:1-2, esto serviría de precedente al caso de Pedro en Mateo 16:18. Lamentablemente para ellos, ese pasaje también ha sido torcido aquí. En Isaías 51:1-2 Petra proviene del hebreo Tsur, las cuales se utilizan para referirse a Dios y a Cristo y no a hombre alguno en ninguna parte en la Biblia. Entonces, ¿por qué de repente aquí Abraham tiene que ser esa roca? Los que arguyen así lo hacen sin ninguna base en la Escritura.

Entonces, cuando se menciona la piedra en Isaías 51:1 se refiere a Dios como la Roca y en el verso 2 Abraham es descrito como padre de muchedumbre de gentes. Eso es lo que su nombre significa (Génesis 17:5). Con esto queda más que probado que estos títulos se divinizan cuando se les aplica a Dios y a Cristo de manera figurada.

Acerca de la “leyenda cristiana” que representa a Pedro sentado en la puerta del cielo y la “leyenda judía” que presenta a Abraham sentado en la puerta del Gehena tenemos que preguntarnos lo siguiente: ¿Qué parte de estas LEYENDAS tengo que tomar como doctrina que debe ser creída? Porque las leyendas son leyendas nada más.

Por cierto, eso también es tomado de otra fuente y no del propio intelecto de Marvin.

The reference to Simon himself is confirmed by the actual relation of Peter to the early church, to the Jewish portion of which he was a foundation-stone. See Acts, Acts 1:15; Acts 2:14, Acts 2:37; Acts 3:12; Acts 4:8; Acts 5:15, Acts 5:29; Acts 9:34, Acts 9:40; Acts 10:25, Acts 10:26; Galatians 1:15.
[“Commentary on Matthew 16:18”. “Vincent’s Word Studies in the New Testament”.]

Ahora aquí el hermano Marvin aclara que Pedro sería la piedra de fundamento de la parte judía de la iglesia primitiva. Claro, esto no tiene fundamento bíblico y los textos que cita no prueban nada de eso. Lo que la Biblia dice es que el apostolado de Pedro era para los judíos (Gálatas 2:8). De ahí no se sigue que el apóstol fuese piedra de fundamento de estos.

De aquí en adelante romperé el orden de esta lista y traeré algunos comentaristas que hacen interesantes aportaciones. Luego entonces, prosigo con los demás. Veamos:

21. Oscar Cullman. Doctor a los 28 años. Célebre y famoso teólogo Luterano. Fue profesor de la Facultad de Teología de la Universidad de Basilea (Suiza), y de la Sorbona de París.

El siguiente comentario de Cullman no puede ser contado en esta lista. Compare lo que leerá a continuación con el número 1 de esta lista (Kittel) y verá que es exactamente el mismo. Y a esto ya se le dio puntual respuesta.

“The obvious pun which has made its way into the Gk. text as well suggests a material identity between petra and petros, the more so as it is impossible to differentiate strictly between the meanings of the two words. On the other hand, only the fairly assured Aramaic original of the saying enables us to assert with confidence the formal and material identity between petra and petros: petra = Kepha = petros…. Since Peter, the rock of the Church, is thus given by Christ Himself, the master of the house (Is. 22:22; Rev. 3:7), the keys of the kingdom of heaven, he is the human mediator of the resurrection, and he has the task of admitting the people of God into the kingdom of the resurrection…The idea of the Reformers that He is referring to the faith of Peter is quite inconceivable in view of the probably different setting of the story…For there is no reference here to the faith of Peter. Rather, the parallelism of ‘thou art Rock’ and ‘on this rock I will build’ shows that the second rock can only be the same as the first. It is thus evident that Jesus is referring to Peter, to whom He has given the name Rock. He appoints Peter, the impulsive, enthusiastic, but not persevering man in the circle, to be the foundation of His ecclesia. To this extent Roman Catholic exegesis is right and all Protestant attempts to evade this interpretation are to be rejected.” (Cullmann, article on “Rock” (petros, petra) trans. and ed. by Geoffrey W. Bromiley, Theological Dictionary of the New Testament [Eerdmans Publishing, 1968], volume 6, page 98, 107, 108)

Por lo tanto, no serían 45 académicos sino 44. Este copia – pega no debe contar en la lista.

32. Juan Calvino.

I grant that in Greek Peter (Petros) and stone (petra ) mean the same thing, save that the first word is Attic [from the ancient classical Greek dialect of the Attica region], the second from the common tongue.” –John Calvin,Calvin’s New Testament Commentaries: The Harmony of the Gospels Matthew, Mark, and Luke, vol. 2, trans. T. H. L. Parker, ed. David W. Torrance and Thomas F. Torrance, (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1972), 188.

Este comentario se ha demostrado errado desde el inicio. Las dos palabras se han utilizado tanto en el griego ático (antiguo) como en el común con significados diferentes. No se sabe de dónde Calvino obtiene la información y peor aún, no lo dice. De hecho, con la expresión “I grant”, deja claro que esta es una opinión personal suya.

41. George SALMON (Protestant ANGLICAN). Influyente teólogo anglicano. Se ordenó como ministro en la Iglesia de Irlanda (Anglicana)

“It is undoubtedly the doctrine of Scripture that Christ is the only foundation [of the Church]: ‘other foundation can no man lay than that is laid, which is Jesus Christ’ (1 Cor 3:11). Yet we must remember that the same metaphor may be used to illustrate different truths, and so, according to circumstances, may have different significations. The same Paul who has called Christ the only foundation, tells his Ephesian converts (2:20):—’Ye are built upon the foundation of the Apostles and Prophets, Jesus Christ himself being the chief corner-stone.’ And in like manner we read (Rev 21:14):—’The wall of the city had twelve foundations, and on them the names of the twelve Apostles of the Lamb.’ How is it that there can be no other foundation but Christ, and yet that the Apostles are spoken of as foundations? Plainly because the metaphor is used with different applications. Christ alone is that foundation, from being joined to which the whole building of the Church derives its unity and stability, and gains strength to defy all the assaults of hell. But, in the same manner as any human institution is said to be founded by those men to whom it owes its origin, so we may call those men the foundation of the Church whom God honoured by using them as His instruments in the establishment of it; who were themselves laid as the first living stones in that holy temple, and on whom the other stones of that temple were laid; for it was on their testimony that others received the truth, so that our faith rests on theirs…”

“…and (humanly speaking) it is because they believed that we believe. So, again, in like manner, we are forbidden to call anyone on earth our Father, ‘for one is our Father which is in heaven.’ And yet, in another sense, Paul did not scruple to call himself the spiritual father of those whom he had begotten in the Gospel. You see, then, that the fact that Christ is called the rock, and that on Him the Church is built, is no hindrance to Peter’s also being, in a different sense, called rock, and being said to be the foundation of the Church; so that I consider there is no ground for the fear entertained by some, in ancient and in modern times, that, by applying the words personally to Peter, we should infringe on the honour due to Christ alone” (George Salmon, The Infallibility of the Church (London: John Murray, 1914), 338–339, emphasis mine).

Una lectura cuidadosa de estas líneas nos hace recordar la argumentación de José Miguel Arráiz que, para negar el significado claro que tienen las enseñanzas de 1 Cor. 3:11, Efe. 2:20 y Apo. 21:14 apela a las diferencias en metáforas. Es cierto que las metáforas en estos casos traen enseñanzas diferentes pero los significados se mantienen siendo los mismos. Lo único que cambia son las circunstancias. Todo esto también tiene su respuesta puntual en los estudios que se mencionan al principio de este artículo.

Bien, habiendo dicho lo anterior los dejaré con el resto de la lista. Aunque lo que leerán a continuación es más de lo mismo, aun así la incluiré intacta para que luego no se me acuse de haber
cortado algo a conveniencia. A falta de argumentos se puede decir lo que sea. Total, como dije, todo esto es más de lo mismo. Luego, terminaré con un resumen del análisis.

6. J. Knox Chamblin. Teólogo reformado y Profesor de Nuevo Testamento en el Seminario Teológico Reformado. Miembro de la Iglesia Presbiteriana, llega a la siguiente conclusión luego de analizar el texto Griego.





7. Henry Alford. Decano Anglicano de la Catedral de Canterbury, autor de “The Greek Testament. With a critically revised text; a digest of various readings; marginal references to verbal and idiomatic usage; prolegonema; and a critical and exegetical commmentary.” 4 Volúmenes, 3500 páginas.

The application of the promise to St. Peter has been elaborately impugned by Wordsw., whose note see. His zeal to appropriate πέτρα to Christ has somewhat overshot itself. In arguing that the term can apply to none but God, he will find it difficult surely to deny all reference to a rock in the name πέτρος. To me, it is equally difficult, nay impossible, to deny all reference, in ἐπὶ ταύτῃ τῇ πέτρᾳ, to the preceding πέτρος. Let us keep to the plain straightforward sense of Scripture, however that sense may have been misused by Rome. In this as in so many other cases we may well say, ‘Non tali auxilio, nec efensoribus istis.’

No obstante, en el mismo comentario, Alford deja en claro su punto de vista que, aunque Petra se refiere a Pedro (Petros), ello no implica avalar todas las pretensiones de la Iglesia de Roma con relación a sus sucesores.
Fuente: [Alford, Henry. Greek Testament Critical Exegetical Commentary.]

8. Craig Blomberg. Bautista. Ph.D. de University of Aberdeen. Académico y profesor distinguido de Nuevo Testamento en el Seminario de Denver.





9. William Hendriksen. Th. D. Princeton, renombrado Teólogo protestante reformado, profesor de Literatura del Nuevo Testamento en el Seminario Calvino.

“Jesus, then, is promising Peter that he is going to build his church on him! I accept this view.” –William Hendriksen, New Testament Commentary: Exposition of the Gospel According to Matthew, (Grand Rapids, MI: Baker, 1973), 647.

“The meaning is, ‘You are Peter, that is Rock, and upon this rock, that is, on you, Peter, I will build my church.’ Our Lord, speaking Aramaic, probably said, ‘And I say to you, you are Kepha, and on this kepha I will build my church.’” –William Hendriksen, New Testament Commentary: Exposition on the Gospel According to Matthew, (Grand Rapids, MI: Baker, 1973), 647.

10. Edwin W. Rice, D.D. “Commentary on the Gospel According to Matthew”, giving Critical and Exegetical Notes, 1909






11. M. Eugene Boring. Denominación de los Discípulos de Cristo y profesor en la Universidad Cristiana de Texas, escribiendo una publicación para Arbingdon Press de la Iglesia Metodista Unida.

“16:18, Peter as Rock. Peter is the foundation rock on which Jesus builds the new community. The name ‘Peter’ means ‘stone’ or ‘rock’ (Aramaic Kepha Cepha; Greek petros)…. There are no documented instances of anyone’s ever being named ‘rock’ in Aramaic or Greek prior to Simon. Thus English translations should render the word ‘stone’ or ‘rock,’ not ‘Peter,’ which gives the false impression that the word represented a common name and causes the contemporary reader to miss the word play of the passage: ‘You are Rock, and on this rock I will build my church.’ Peter is here pictured as the foundation of the church….

12. Albert Barnes. Teólogo presbiteriano conservador.



13. A.H. Strong. Ministro y teólogo Bautista. Conocido por su obra “Systematic Theology”. En la página 909 de dicha obra podemos encontrar.





14. A. T. Robertson. Reconocido académico Bautista del Sur, especializado en Nuevo Testamento y Griego Koine. En su trabajo “Word Pictures In The New Testament Volume 1 Matthew-Mark – A.T. Robertson” podemos encontrar lo siguiente:







15. Suzanne de Dietrich. Téologa Presbiteriana.




16. Davies y Allison. Reconocidos eruditos protestantes autores del trabajo “A Critical and Exegetical Commentary on the Gospel according to Saint Matthew”, Vol 11.



17. Herman Ridderbos. Profesor de Nuevo Testamento en el Seminario Teológico Reformado de las Iglesias Reformadas de Holanda, nos dice lo siguiente luego de analizar puramente el texto griego.





18. R.T. France. Teólogo Anglicano y erudito del Nuevo Testamento. Fue director del Wycliffe Hall Oxford.

“It is sometimes suggested that because the word for ‘rock’ (petra) differs from the name Petros, the ‘rock’ referred to is not Peter himself but the confession he has just made of Jesus as Messiah. In Aramaic, however, the same term kefa would appear in both places; the change in Greek is due to the fact that petra, the normal word for rock, is feminine in gender, and therefore not suitable as a name for Simon! The echo of Peter’s name remains obvious, even in Greek; he is the rock, in the sense outlined above.” (France, New Bible Commentary with consulting editors Carson, France, Motyer, Wenham [Intervarsity Press, 1994], page 925, 926)

19. Donald A. Hagner. Seminario Teológico Fuller.



20. D.A. Carson. Erudito y Teólogo Reformado Evangélico, Ph.D. (1975) en Nuevo Testamento del Emmanuel College, Cambridge. Profesor de Nuevo Testamento en el Trinity Evangelical Divinity School.

“Although it is true that petros and petra can mean ‘stone’ and ‘rock’ respectively in earlier Greek, the distinction is largely confined to poetry. Moreover, the underlying Aramaic is in this case unquestionable; and most probably kephawas used in both clauses (‘you are kepha’ and ‘on this kepha’), since the word was used both for a name and for a ‘rock.’ The Peshitta (written in Syriac, a language cognate with Aramaic) makes no distinction between the words in the two clauses. The Greek makes the distinction between petros and petra simply because it is trying to preserve the pun, and in Greek the feminine petra could not very well serve as a masculine name.” (Carson, The Expositor’s Bible Commentary [Zondervan, 1984], volume 8, page 368, as cited in Butler/Dahlgren/Hess, page 17-18)

“The word Peter petros, meaning ‘rock,’ (Gk 4377) is masculine, and in Jesus’ follow-up statement he uses the feminine word petra (Gk 4376). On the basis of this change, many have attempted to avoid identifying Peter as the rock on which Jesus builds his church yet if it were not for Protestant reactions against extremes of Roman Catholic interpretations, it is doubtful whether many would have taken ‘rock’ to be anything or anyone other than Peter.” (D.A. Carson, Zondervan NIV Bible Commentary [Zondervan, 1994], volume 2, page 78, as cited in Butler/Dahlgren/Hess, page 18)

22. William F. Albright and C.S. Mann (from The Anchor Bible series). Albright fue un destacado orientalista estadounidense, pionero de la arqueología, lingüista y experto en cerámica. Desde principios del siglo XX hasta su muerte fue el decano de los arqueólogos y el padre mundial de la Arqueología bíblica. Su más destacado pupilo, George Ernest Wright, siguió sus pasos como líder de tal movimiento. Entre otros de sus pupilos notables se encuentran Frank Cross, Raymond Edward Brown y David Noel Freedman, que llegaron a ser especialistas internacionalmente reconocidos en el estudio de la Biblia, en Arqueología bíblica o del antiguo Cercano Oriente, incluyendo epigrafía noroccidental semítica y paleografía.

“Rock (Aram. Kepha). This is not a name, but an appellation and a play on words. There is no evidence of Peter or Kephas as a name before Christian times. On building on a rock, or from a rock, cf. Isa 51:1ff; Matt 7:24f. Peter as Rock will be the foundation of the future community (cf. I will build). Jesus, not quoting the OT, here uses Aramaic, not Hebrew, and so uses the only Aramaic word which would serve his purpose. In view of the background of vs. 19 (see below), one must dismiss as confessional interpretation any attempt to see this rock as meaning the faith, or the Messianic confession, of Peter. To deny the pre-eminent position of Peter among the disciples or in the early Christian community is a denial of the evidence. Cf. in this gospel 10:2; 14:28-31; 15:15. The interest in Peter’s failures and vacillations does not detract from this pre-eminence; rather, it emphasizes it. Had Peter been a lesser figure his behavior would have been of far less consequence (cf. Gal 2:11ff).” (Albright/Mann, The Anchor Bible: Matthew [Doubleday, 1971], page 195)

23. Craig S. Keener (Protestant Evangelical). Craig S. Keener es un académico norteamericano y profesor de Nuevo Testamento en Asbury Theological Seminary. Keener recibió su Ph.D. en Estudios de Nuevo Testamento y raíces Cristianas de Duke University.

“‘You are Peter,’ Jesus says (16:18), paralleling Peter’s ‘You are the Christ’ (16:16). He then plays on Simon’s nickname, ‘Peter,’ which is roughly the English ‘Rocky’: Peter is ‘rocky,’ and on this rock Jesus would build his church (16:18)….Protestants…have sometimes argued that Peter’s name in Greek (petros) differs from the Greek term for rock used here (petra)….But by Jesus’ day the terms were usually interchangeable, and the original Aramaic form of Peter’s nickname that Jesus probably used (kephas) means simply ‘rock.’ Further, Jesus does not say, ‘You are Peter, but on this rock I will build my church’….the copulative kai almost always means ‘and’…. Jesus’ teaching is the ultimate foundation for disciples (7:24-27; cf. 1 Cor 3:11), but here Peter functions as the foundation rock as the apostles and prophets do in Ephesians 2:20-21….Jesus does not simply assign this role arbitrarily to Peter, however; Peter is the ‘rock’because he is the one who confessed Jesus as the Christ in this context (16:15-16)….” (Keener, A Commentary on the Gospel of Matthew [Eerdmans, 1999], page 426-427)

“In Aramaic ‘Peter’ and Rock are the same word; in Greek (here), they are cognate terms that were used interchangeably by this period.” –Craig S. Keener, The IVP Bible Background Commentary New Testament, (Downer’s Grove, IL: Intervarsity Press, 1993), 90.

24. Francis Wright Beare (Presbyterian/Reformed)

“The play on words — ‘Peter’, this ‘rock’ — requires a change in Greek from petros (properly, ‘stone’) to petra. In Aramaic, the two words would be identical — Kepha the name given to Peter, transliterated into Greek as Kephas (Gal. 2:9), and kepha, ‘rock’. The symbol itself is Hebraic: Abraham is the ‘rock’ from which Israel was hewn, and in a rabbinic midrash, God finds in him a rock on which he can base and build the world…” (Beare, The Gospel According to Matthew[Harper and Row, 1981], page 355)

25. F.F. Bruce. Reconocido académico bíblico.

It is well known that “You are Peter, and on this rock I will build my church” involves a play on words. In Greek “Peter” is petros and “rock” is petra (the difference being simply that between the masculine termination -os, necessary in a man’s name, and the feminine termination -a). In the Aramaic which Jesus probably spoke, there was not even such a minor grammatical distinction between the two forms: “You are kepha,” he said, “and on this kepha I will build my church.” The form kepha, as applied to Peter, appears in many New Testament versions as Cephas (for example, in Jn 1:42; 1 Cor 1:12), an alternative form of his name. As a common noun, the Aramaic kepha means “rock”; the Hebrew equivalent keph is used in this sense in Job 30:6 and Jeremiah 4:29. In some modern languages the play on words can be exactly reproduced: thus in most editions of the French New Testament Jesus says to Peter, “Tu es Pierre, et sur cette pierre je batirai mon eglise.” But this cannot be done in English; if the play on words is to be brought out, a rendering like that of the NEB has to be adopted: “You are Peter, the Rock; and on this rock I will build my church.” Now that someone has been found who is prepared to confess Jesus as what he really is, and not try to fit him into some inherited framework, a start can be made with forming the community of true disciples who will carry on Jesus’ mission after his departure.
Fuente: [F.F. Bruce, Hard Sayings of Jesus. Inter-Varsity, 1983.]

26. Eduard Schweizer (Presbyterian/Reformed). Académico suizo de Nuevo Testamento. Ganó la medalla Burkitt de Estudios Bíblicos en 1996.

“The ‘rock’ is Peter himself, not his confession. Only on this interpretation does the pun make sense.” (Schweizer, The Good News According to Matthew [John Knox Press, 1975], page 341)

27. Ivor H. Jones (Methodist)

“…in 16.18 Peter is the rock on which the new community could be built, as Abraham was described in rabbinic writings as the rock on which God could erect a new world to replace the old….The arguments have raged across the centuries over the phrase ‘on this rock’ : does it mean on Peter, or on Peter’s confession? But the text is clear: Peter was divinely inspired and this was the reason for his new function and the basis of his authorization. His function was to provide for Jesus Christ the beginnings of a stronghold, a people of God, to stand against all the powers of evil and death…They are God’s people, the church…as the church they represent God’s sovereign power over evil (18.18b) and rely upon a new kind of divine authorization…This authorization is given to Peter; so Peter is not only a stronghold against evil; he also is responsible for giving the community shape and direction.” (Jones, The Gospel of Matthew [London: Epworth Press, 1994], page 99)

28. Thomas G. Long (Presbyterian/Reformed) Ph.D. de Princeton Theological Seminary

“Since, in the original Greek, Petros and petra both mean ‘rock,’ it is easy to spot this statement as a pun, a play on words: ‘Your name is “Rock,” and on this “rock” I will build my church.’ Jesus’ meaning is plain: Peter is the rock, the foundation, upon which he is going to erect his church…Jesus spoke Aramaic, however, not Greek. In Aramaic, the words for ‘Peter’ and ‘rock’ are the same (Kepha)…the most plausible interpretation of the passage is that Jesus is, indeed, pointing to Peter as the foundation stone, the principal leader, of this new people of God…there is much evidence that he also played a primary leadership role in the early Christian church….For the church, the new people of God, Peter was, indeed, the ‘rock,’ corresponding to Abraham of old, who was ‘the rock from which you were hewn’ (Isa. 51:1).” (Long, Matthew [Westminster John Knox Press, 1997], page 185, 186)

29. Richard B. Gardner (Brethren/Mennonite). Académico bíblico. Recibió el grado de D.Theol. degree summa cum laude in 1973

“The key question here is whether the rock foundation of the church is Peter himself, or something to be distinguished from Peter. If the latter, Jesus could be speaking of Peter’s faith, or of the revelation Peter received. It is more likely, however, that the rock on which Jesus promises to build the church is in fact Peter himself, Peter the first disciple (cf. 4:18; 10:2), who represents the whole group of disciples from which the church will be formed. At least four considerations support this view….” (Gardner, Believers Church Bible Commentary: Matthew [Herald Press, 1991], 247)

30. Frank E. Gaebelein. Autor, editor y educador evangélico americano. Conocido por ser el editor general de la obra de 12 volúmenes “Expositor’s Bible Commentary”.

“Although it is true that petros and petra can mean ’stone’ and ‘rock’ respectively in earlier Greek, the distinction is largely confined to poetry.” –Frank E. Gaebelein, ed., The Expositor’s Bible Commentary: Volume 8 (Matthew, Mark, Luke), (Grand Rapids, MI: Zondervan, 1984), 368.
Francis Wright Beare (Presbyterian/Reformed)

“The play on words — ‘Peter’, this ‘rock’ — requires a change in Greek from petros (properly, ‘stone’) to petra. In Aramaic, the two words would be identical — Kepha the name given to Peter, transliterated into Greek as Kephas (Gal. 2:9), and kepha, ‘rock’. The symbol itself is Hebraic: Abraham is the ‘rock’ from which Israel was hewn, and in a rabbinic midrash, God finds in him a rock on which he can base and build the world…” (Beare, The Gospel According to Matthew [Harper and Row, 1981], page 355)

“The Greek makes the distinction between petros and petra simply because it is trying to preserve the pun, and in Greek the feminine petra could not very well serve as a masculine name.” –Frank E. Gaebelein, ed., The Expositor’s Bible Commentary: Volume 8 (Matthew, Mark, and Luke), (Grand Rapids, MI: Zondervan, 1984), 368.

“The underlying Aramaic is in this case unquestionable; and most probably kepha was used in both clauses (’you are kepha’ and ‘on this kepha’), since the word was used both for a name and for a ‘rock.’ The Peshitta (written in Syriac, a language cognate with Aramaic) makes no distinction between the words in the two clauses.” –Frank E. Gaebelein, ed., The Expositor’s Bible Commentary: Volume 8 (Matthew, Mark, Luke), (Grand Rapids, MI: Zondervan, 1984), 368.

31. Gerhard Friedrich. Académico en Biblia. Autor del “Theological Dictionary of the New Testament”.

“The obvious pun which has made its way into the Gk. text as well suggests a material identity between petra and Petros, the more so as it is impossible to differentiate strictly between the meanings of the two words.” –Gerhard Friedrich, ed., and Geoffrey W. Bromley, trans. and ed., Theological Dictionary of the New Testament, vol. VI, (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1968), 98-99.

“. . . If, then, Mt. 16:18 forces us to assume a formal and material identity between petra and Petros, this shows how fully the apostolate, and in it to a special degree the position of Peter, belongs to and is essentially enclosed within, the revelation of Christ. Petros himself is this petra, not just his faith or his confession.” –Gerhard Friedrich, ed., and Geoffrey W. Bromley, trans. and ed., Theological Dictionary of the New Testament, vol. VI, (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1968), 98-99.

“On the other hand, only the fairly assured Aramaic original of the saying enables us to assert with confidence the formal and material identity between petra and Petros: petra = kepha = Petros.” –Gerhard Friedrich, ed., and Geoffrey W. Bromley, trans. and ed., Theological Dictionary of the New Testament, vol. 6, (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1968), 98-99.

33. James B. Shelton.

“When using both the masculine and feminine forms of the word, however, Matthew is not trying to distance Peter, Petros, from ‘this rock,’ petra . Rather, the evangelist changes the genders simply because Simon, a male, is given a masculine form of the feminine noun for his new name.” –James B. Shelton, letter to the authors, 21 October 1994, 1, in Scott Butler, Norman Dehlgren, and Rev. Mr. David Hess, Jesus Peter and the Keys: A Scriptural Handbook on the Papacy, (Goleta, CA: Queenship, 1996), 23.

“Furthermore, the whole passage contains semitic structures. In Aramaic the word for both Peter’s name and the rock would be identical, Kepha’ . . . kepha’.” –James B. Shelton, letter to the authors, 21 October 1994, 1, in Scott Butler, Norman Dahlgren, and Rev. Mr. David Hess, Jesus, Peter, and the Keys: A Scriptural Handbook on the Papacy, (Goleta, CA: Queenship, 1996), 21.

34.Gerhard Maier. Reconocido teólogo Alemán y Jurista.

“Nowadays a broad consensus has emerged which–in accordance with the words of the text–applies the promise to Peter as a person. On this point liberal (H. J. Holtzmann, E. Schweiger) and conservative (Cullmann, Flew) theologians agree, as well as representatives of Roman Catholic Exegesis.” –Gerhard Maier, “The Church in the Gospel of Matthew: hermeneutical Analysis of the Current Debate,” trans. Harold H. P. Dressler, in D. A. Carson, ed., Biblical Interpretation and Church Text and Context, (Flemington Markets, NSW: Paternoster Press, 1984), 58.

35. Allen C. Myers. Autor del “The Eerdmans Bible Dictionary”.

“PETER (Gr. Petros). Simon Peter, the most prominent of Jesus’ twelve disciples. Peter’s original name was Simon (Aram. sim’on, represented in Greek by Simon and Symeon). Jesus gave him the Aramaic name kepha “rock” (Matt. 16:18); Luke 6:14 par.; John 1:42), which is in Greek both transliterated (Kephas; Eng. Cephas) and translated (Petros).” –Allen C. Myers, ed., The Eerdmans Bible Dictionary, (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1987), 818.

36. William E. McCumber.

“The foundation of the messianic community will be Peter, the rock, who is recipient of the revelation and maker of the confession (cf. Eph 2:20). The significant leadership role of Peter is a matter of sober history . . . . [T]he plain sense of the whole statement of Jesus would seem to accord best with the view that the rock on which Jesus builds His Church is Peter.” –William E. McCumber, “Matthew,” in William M. Greathouse and Willard H. Taylor, eds., Beacon Bible Expositions, vol. 1, (Kansas City, MO: Beacon Hill, 1975), 125.

37. Robert Jamieson, Andrew Robert Fausset, and David Brown. Populares comentaristas protestantes.

“‘And upon this rock’–As ‘Peter’ and ‘rock’ are one word in the dialect familiarly spoken by our Lord–the Aramaic or Syro-Chaldaic, which was the mother tongue of the country–this exalted play upon the word can be fully seen only in languages which have one word for both. Even in the Greek it is imperfectly represented. in French, as Webster and Wilkinson remark, it is perfect, Pierre-pierre. I will build my church – not on the man Simon Bar-jona; but on him as the heaven-taught confessor of such a faith.” –Robert Jamieson, Andrew Robert Fausset, and David Brown, One Volume Commentary, (Grand Rapids, MI: Associated Publishers, n.d. [197?]), 47-48.

38. Phillip Schaff. Reconocido historiador y erudito protestante.





Fuente “History of the Apostolic Church (1851), Vol II, Capítulo IV, numerales del 89 al 94.

Si hay algo bueno en el amigo católico que compuso esta lista es que tiene algo de objetividad. Eso se nota en el siguiente comentario que hace sobre la interpretación de Schaff.

No obstante, en su libro “Schaff’s Popular Commentary on the New Testament” de 1879, si bien Shaff sigue manteniendo que la Roca en la segunda cláusula se refiere a San Pedro, ahora lo matiza diciendo que es así siempre y cuando sea San Pedro como confesor de Cristo. Luego, a diferencia de su libro de 185, procede a criticar de manera más agresiva a la posición Católica sobre Mateo 16:18.

39. John Peter Lange. Teólogo Calvinista.

“The Saviour, no doubt, used in both clauses the Aramaic word kepha (hence the Greek Kephas applied to Simon, John 1:42; comp. 1 Cor 1:12; 3:22; 9:5; Gal 2:9), which means rock and is used both as a proper and a common noun. Hence the old Syriac translation of the N.T. renders the passage in question thus: ‘Anath-her Kipha, v’ all hode Kipha.’ The Arabic translation has alsachra in both cases. The proper translation then would be: ‘Thou art Rock, and upon this rock,’ etc.” John Peter Lange, trans. Philip Schaff, Lange’s Commentary on the Holy Scriptures: The Gospel According to Matthew, vol. 8, (Grand Rapids, MI: Zondervan, 1976), 293.

40. JOHN LOWE (Protestant Anglican). Vice canciller de la Universidad de Oxford.

John Lowe, an Anglican writes, ‘The statement ‘Thou art Peter (Kepha) and upon this rock (kepha) I will build my church’ must certainly be taken to refer to Peter personally. However true it may be that ultimately Christ himself is the rock, a truth proclaimed in Matthew 21:42 and in 1 Corinthians 8:11, that is not said here. Nor is it at all natural to explain that the rock is the faith of Peter in virtue of which he has confessed that Jesus is Messiah. No doubt it is a legitimate homiletic application to make the point that the Lord’s Messiahship and the faith represented in Peter’s confession are both basic, but from the point of view of pure exegesis it is, I feel, impossible to claim that this meaning can he extracted from these words. Here the word-play does surely necessitate the identification of the rock with the man Peter. Reluctance to admit this, and there is a long history of such reluctance, has been due, consciously or unconsciously, to the supposed requirements of confessional [Protestant] controversy, to the fear that such an admission is to concede the claims of Rome. The authority of Luther, who in most of his thinking virtually equates Peter and Pope, has dominated the reformed tradition, and in the interests of the doctrine of justification by faith alone it has become almost a point of honour to explain away the reference to Peter in this passage—either that or to cut the knot by denying its authenticity. Thus has the critical and exegetical question been beclouded by polemical considerations. If we resolutely cut ourselves loose from the confusing influence of later controversies and look at the words themselves, we must, I think, agree that it is Peter himself personally who is here said to be the rock upon which the Church is to be built’ (John Lowe, Saint Peter (New York: Oxford Univ. Press, 1956),
55–56).”

42. Johann Albrecht Bengel. Académico y clérigo Luterano, y erudito en Griego. Es conocido por su edición del nuevo testamento en Griego.

Matthew 16:18. σὺ εἶ πέτρος, thou art Peter) This corresponds with great beauty to the words, Thou art the Christ.(740)— πέτρος, πέτρα, Peter—rock) πέτρος elsewhere signifies a stone; but in the case of Simon, a rock. It was not fitting that such a man should be called πέτρα, with a feminine termination; on the other hand, St Matthew would gladly have written ἐπὶ τούτῳ τῷ πέτρῳ, if the idiom would have allowed it; wherefore these two, πέτρα and πέτρος, stand for one name and thing, as both words are expressed in Syriac by the one noun, Kepha. Peter is here used as a proper name; for it is not said, Thou shalt be, but, Thou art; and yet the appellative is at the same time openly declared to denote a rock. The Church of Christ is certainly(741) (Revelation 21:14) built on the apostles, inasmuch as they were the first believers, and the rest have been added through their labours; in which matter a certain especial prerogative was conspicuous in the case of Peter, without damage to the equality of apostolic authority; for he first converted many Jews (Acts 2), he first admitted the Gentiles to the Gospel (Acts 10.(742)) He moreover was especially commanded to strengthen his brethren, and to feed the sheep and lambs of the Lord. Nor can we imagine that this illustrious surname, elsewhere commonly attributed to Christ Himself, who is also called the Rock, could without the most important meaning have been bestowed on Peter, who in the list of the apostles is called first, and always put in the first place; see Matthew 10:2; see also 1 Peter 2:4-7. Fuente: [Johann Albrecht Bengel’s Gnomon of the New Testament]

43.Karl P. Donfried (Union Tehological Seminary, 1965; Harvard Divinity School, 1963; University of Heidelberg, 1968), Ordenado en la Iglesia Luterana de América en 1963.), y Rev. Dr. John H. P. Reumann (ministro Luterano ordenado, profesor emérito de Nuevo Testamento y Griego en el Seminario Teológico Luterano en Filadelfia, con una carrera de 45 años.)

“On that level, precisely because of the Aramaic identity of Kepha/kepha, there can be no doubt that the rock on which the Church was to be built was Peter” [Karl P. Donfried, Rev. Dr. John H. P. Reumann y Raymond Brown; Peter in the New Testament, Minneapolis (MN): Augsburg; New York: Paulist: 1973, 72]

44. Beacon Hill Press. Publicación de la denominación protestante Iglesia del Nazareno.




45. David Hill. Escribiendo como ministro Presbiteriano y Profesor Senior del Departamento de Estudios Bíblicos de la Universidad de Sheffield.




Como han podido apreciar, todos estos académicos basan su interpretación de Mateo 16:18 en base a los siguientes enunciados:

1. Dicen que Pedro es la roca puesto a que Jesús y sus discípulos hablaban arameo y en arameo no hay distinción en palabras porque se utiliza una sola palabra (kefas). Esto incluye a los que ven distinción entre petros y petra. Y si se dan cuenta, la inmensa mayoría basan su tesis en un entendimiento anacrónico e incompleto sobre la palabra aramea al igual que casi todos los apologetas católicos hoy día. También repiten la torcedura que hacen al famoso “tautee tee”, que se ha probado se trata de un soberano disparate gramatical.

2. Algunos, para resolver el problema que resulta de los significados de petros y petra en la literatura griega antigua, dicen que petros significa piedra pequeña y sinónimo de lithos en prosa pero literalmente no hay distinción o todo depende de las circunstancias. Sin embargo en la Biblia petros es utilizado no en prosa sino en sentido literal y allí el significado es piedra pequeña que se podía recoger para lanzar, lo mismo que en prosa. Pero esta es la parte que ninguno de estos académicos discuten.

3. Otros acuden a “leyendas” rabínicas donde Abaraham aparece sentado en la puerta del Gehena y hacen lo mismo con Pedro a quien ponen en la puerta del cielo y usan como pretexto el texto de Isaías 51:1-2. Pero aparte de ser solo “leyendas”, el texto de Isaías ha sido torcido y por ende mal interpretado.

4. Otros simplemente “dicen” y “opinan” lo que para ellos significa el pasaje de Mateo en discusión como si lo que ellos dijeran tuviese que tomarse como verdad absoluta que tiene que ser creída aun cuando lo que dicen es un claro y contundente disparate como el caso del #32 Juan Calvino.

Todos estos argumentos repetidos una y otra vez han sido respondidos puntualmente en los estudios que he puesto al principio de este análisis y en otros que se encuentran en este sitio. Lamentablemente ninguno de estos argumentos resulta convincente por el simple hecho de que en todo esto se ha puesto a la Biblia a un lado y por eso no vemos una exégesis completa y profunda que pueda darles la razón a estos académicos.

Por lo tanto, refugiarse en las citas patrísticas y en comentarios de protestantes sin tomar en cuenta la Biblia es un extremo que se debe evitar para no caer en la negación en la que se encuentran muchos que buscan algo que los apoye donde las Escrituras claramente no lo hacen.


-------------------------------------------------------------------------

[1] Valla a la lista de "Temas para Católicos" en el panel derecho de esta página.











Mateo 28:18 – Respuesta a objeciones acerca de la Toda Potestad de Jesús.


Les presento respuestas bíblicas a las objeciones que se hacen a la igualdad de Cristo y su Padre. Estas objeciones son basadas en un entendimiento distorsionado de lo que entendemos por la igualdad entre ellos. Pero el texto bíblico es muy claro en cuanto a esto por más esfuerzo que se ponga para torcer su significado. Las objeciones están en color morado y las respuestas negras.

Algunos han interpretado mal esta Escritura usando el término "toda" como si fuera todo incluido y que significa que no había absolutamente ninguna autoridad (o poder) mayor que la que Jesús tiene ahora y que por tanto él es Dios el todopoderoso. Debe ser obvio que este punto de vista no es correcto, ya que en repetidas ocasiones la Biblia muestra que Jesús es menor que Dios Todopoderoso, incluso después de haber recibido "toda autoridad" (Mateo 20:23, Juan 20:17, Mc 13:32; Corintios 15: 27,28, Ap 3: 2,12).

Este argumento muestra lo errada de la comprensión que tienen algunos acerca de la doctrina de la igualdad entre el Padre y el Hijo. No pueden ver la distinción entre lo que es subordinación e inferioridad. Note que como parte del argumento se dice que Mateo 28:18 es interpretado por nosotros como que no hay autoridad superior a la de Jesús y que por eso él es el Dios Todopoderoso. A la luz de lo que la Biblia testifica eso es un disparate.

En este sitio hemos explicado una y otra vez que aunque Jesús NO ES EL PADRE sino una persona DISTINTA, posee la misma autoridad y poder que Él. Y acerca de eso hemos dado ejemplos claros y racionales. Uno de estos claros ejemplos es el caso de José el soñador quien luego se convertiría en gobernante de Egipto:

Este es un ejemplo claro de igualdad en la subordinación:

Génesis 41:38  y dijo Faraón a sus siervos: ¿Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios?
39  Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay entendido ni sabio como tú.
40  Tú estarás sobre mi casa,  y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré yo mayor que tú.
41  Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto.
42  Entonces Faraón quitó su anillo de su mano, y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo, y puso un collar de oro en su cuello;
43  y lo hizo subir en su segundo carro, y pregonaron delante de él: ¡Doblad la rodilla!; y lo puso sobre toda la tierra de Egipto.
44  Y dijo Faraón a José: Yo soy Faraón; y sin ti ninguno alzará su mano ni su pie en toda la tierra de Egipto.
45  Y llamó Faraón el nombre de José, Zafnat-panea; y le dio por mujer a Asenat, hija de Potifera sacerdote de On. Y salió José por toda la tierra de Egipto.   

En este pasaje se ve claramente cómo el Faraón entregó a José TODO su poder para gobernar a Egipto de la misma forma que él. Es decir, lo hizo su igual. El Faraón es superior a José SOLO EN POSICION, pero en cuanto a poder era igual. Esto ni siquiera insinúa que José es el Faraón porque es una persona distinta a él, pero con el mismo poder ilimitado para gobernar toda la nación sin irse por encima de su jefe.

Es de esa misma forma que Jesús, estando sometido al Padre le fue dada la MISMA potestad que tiene el padre del mismo modo que con José.

La palabra griega para "toda" que aparece en Mt 28:18 (πᾶσα - Adj: Nom Sing Fem, una forma declinada de πᾶς)es muchas veces usada de manera relativa o absoluta. Hay muchos ejemplos, pero uno muy interesante para demostrar esto es 1 Corintios 15:24 que dice que Cristo "pondra fin a todo(
πᾶσαν) dominio, autoridad y poder." ¿pondra fin también a  el Reino de Dios o la autoridad y poder de Dios? No, por eso varias traducciones han agregado "otro" para expresar el sentido relativo (Phillips; Wey.; AT; Twentieth Century; Williams; Becks; Kleist y Lilly).

Así dice el texto de 1 Corintios 15:24 en la TNM:

En seguida, el fin, cuando él entrega el reino a su Dios y Padre, cuando haya reducido a nada todo gobierno y toda autoridad y poder.

Este texto leído con el sentido común nos dice que Cristo reducirá a nada todo reino TERRENAL.  En el verso se puede ver claramente la distinción (aunque, como vemos, siempre hay alguien que no tiene capacidad de verla) entre lo terrenal y lo celestial donde está Dios. Sería un completo disparate concluir que el mensaje incluye también al reino celestial debido a que Jesús entregará todo al Padre. La pregunta que leemos en el argumento se hace bajo el supuesto de que Cristo puede tener más autoridad que el Padre. Pero cuando se tiene un concepto correcto de lo que es la igualdad en la subordinación, esa pregunta pierde toda validez.

Jesús está sujeto al Padre solo en rango. Por eso entrega todo al Padre. Él nunca actuaría por encima del Padre. Por eso es su Hijo. Cristo no mintió cuando dijo que TODA POTESTAD le fue dada bajo sujeción a Dios. Hasta aquí los argumentos que se hacen en contra de la toda potestad del Hijo no demuestran nada en contra de esta. Lo único que demuestran es sujeción o subordinación. Y eso en nada afecta el que el Hijo sea igual al Padre.

Otro es Heb 2: 8-9 donde dice primero que "Todo(πάντα)  lo sujetaste bajo sus pies. Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas."

Primero leamos el texto completo:

Hebreos 2:8  Todas las cosas las sujetaste debajo de sus pies”. Porque al sujetar todas las cosas a él, no dejó [Dios] nada que no esté sujeto a él. Ahora, sin embargo, no vemos todavía todas las cosas sujetas a él;
9  PERO contemplamos a Jesús, que había sido hecho un poco inferior a los ángeles, coronado de gloria y honra por haber sufrido la muerte, para que por la bondad inmerecida de Dios gustase la muerte por todo [hombre].

Este pasaje es una cita del Salmo 8: 4 y tanto allí como en Hebreos 2:8 se habla del hombre en general, no de Jesús (vea Job 7:17-18, Sal. 144:2-4). Y como se puede notar claramente, es en el verso 9 que el escritor cambia su enfoque al Cristo con el uso de “pero”. Entonces, el autor de hebreos toma los versos 5 y siguientes para hacer una tipología de Cristo quién fue “hecho un poco inferior a los ángeles, coronado de gloria y honra por haber sufrido la muerte, para que por la bondad inmerecida de Dios gustase la muerte por todo [hombre]”.

Así que, Hebreos 2:8 no se refiere a Cristo sino al hombre en general, lo que invalida totalmente la objeción planteada.

Obviamente, la palabra "todos" puede usarse de manera relativa. Esto es muy claro cuando Pablo declaró 1Co 15:27 que aunque "todas(
πάντα) las cosas las sujetó debajo de sus pies. [ de Cristo] Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él,[ de Cristo] claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas." (ASI que "todo" excluye al Padre)

Si en Hebreos 2:8 se hablara de Jesús, entonces la Biblia se contradiría porque mientras uno dice que “sin embargo, no vemos todavía todas las cosas sujetas a él”, el otro dice que todas las cosas  han sido (ya hecho) sujetas a él.  Por esa razón es que ese verso no se refiere a Cristo sino al hombre común. Es lo que sucede cuando se tuerce un texto para obtener una interpretación a capricho.

En cuanto a  1 Corintios 15:27, éste, en lugar de refutar nuestra posición, la CONFIRMA. El texto dice claramente que el Padre sujetó TODAS las cosas bajo Cristo. La exclusión del Padre significa lo que siempre hemos estado diciendo demostrando la subordinación y no la inferioridad del Hijo. El Padre le ha dado TODA POTESTAD en igualdad y no más ni menos que el Padre. Y como hemos repetido y seguiremos repitiendo, se puede estar subordinado a las órdenes de alguien pero aun así ser igual a ese alguien. Es decir, se puede ser LO mismo sin ser EL mismo.

Jn. 5:26 dice que el Padre tuvo que "dar" o "conceder" a Jesús el poder de dar vida (NKJV, NRSV, NIV).

Veamos el verso completo para ver lo que Jesús realmente dice:

Juan 5:26  Porque así como el Padre tiene vida en sí mismo, así ha concedido también al Hijo el tener vida en sí mismo; (Traducción del Nuevo Mundo)

Lo que este verso dice muy claro es que el Padre hizo al Hijo IGUAL a Él porque así como el Padre tiene vida EN SÍ MISMO, al hijo se le concedió LO MISMO, igualito que el Padre. El hecho de que el Padre le haya dado el tener vida EN SÍ MISMO lo que muestra es la sujeción del Hijo ya que en cuanto a tener vida son iguales. Otra vez igualdad y no inferioridad. Y más adelante explicamos por qué el Padre tuvo que DAR al Hijo humano todo el poder.

El Hijo no posee naturalmente la capacidad de salvar o dar vida dentro de sí mismo. Cristo no tenía el poder ni la autoridad para "salvarse" a sí mismo (Jn 12: 26-27, Hebreos 5: 7-10).

Leamos Juan 12:26-27:
Juan 12:26  Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.
27  Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré? ¿Padre, sálvame de esta hora? Mas para esto he llegado a esta hora.

El pasaje, leído correctamente ni siquiera insinúa que Cristo no tenía poder ni para salvarse a sí mismo. De hecho, la Biblia dice que una persona que hace la voluntad de Dios puede salvarse a sí mismo. Pablo dijo a Timoteo:

1Ti 4:16  Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. 

No sería nada coherente decir que una persona común tenía forma de salvarse a sí mismo pero Cristo no. El pasaje de Juan narra lo cerca que estaba Jesús de enfrentar el martirio. Por eso Él dice que su alma está turbada. Pero aun así logró sobreponer la voluntad del Padre antes que su sentir. Mire cómo Jesús se expresa ante el Padre en cuanto a eso:

Lucas 22:42  diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.

Esta parte de la oración de Jesús muestra lo angustiado que estaba justo antes de su arresto. Por eso hasta le pide al Padre que omita la senda dolorosa por la que tenía que pasar si quería. Y aquí surge la pregunta: ¿Por qué Cristo tiene que subrayar el que no se haga su voluntad sino la del Padre? Si Jesús no hubiese tenido autoridad no se hubiese molestado en decir eso.

Y era precisamente en eso que el Padre estaba probando a Jesús; a ver si dejaba que se cumpliera la voluntad del Padre o se salvaba del sufrimiento (Mateo 26:51-56). Otra vez esto muestra sujeción y no inferioridad. El uso del pasaje de Juan 12:26-27 para plantear alguna inferioridad del Hijo es tratar de comunicar algo que el texto en realidad no dice. Eso se llama eiségesis.

Vamos ahora sobre Hebreos 5:7-10:

Hebreos 5:7  Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente.
8  Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;
9  y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;
10  y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.

Como muestra el contexto, el escritor de este pasaje especifica que Cristo pasó estos procesos EN LOS DÍAS DE SU CARNE, es decir, en su humanidad. Todos sabemos que para que el sacrificio de Cristo pudiera ser validado, él tenía que nacer, crecer, aprender, sufrir de todas las formas imaginadas y finalmente morir. Ya que el pecado entró por un hombre, tenía que ser removido por un hombre. Adán era perfecto hasta que pecó, así que Jesús tenía que ser perfecto, por lo que nunca pecó. Decir que él no era del todo perfecto en un principio es contradecir incluso lo que la organización tJ enseña1. De hecho, la palabra griega que se traduce a “perfeccionado” más bien comunica la idea de “cumplido” o  “consumado”. Es casi la misma que se utiliza cuando Jesús dice “consumado es” en Juan 19:30. Por lo que aquí esa palabra se refiere al cumplimiento del término de su vida en la tierra, lo cual se evidencia en el verso 9.

Esto conduce a la siguiente pregunta: ¿Por qué Pablo subraya que estas cosas fueron en los días de su carne (de Jesús)? Sencillo. Antes de su encarnación, Cristo tenía una posición de gloria (Juan 17:5) pero para venir a esta tierra tenía que despojarse de esa gloria y rebajarse (Filipenses 2:7, Hebreos 2:7) a los límites que impone esta humanidad.

Pero cuando el Hijo cumplió la voluntad del Padre aquí en la tierra le fue devuelta esa gloria que tenía antes de venir a la Tierra (Filipenses 2:9, Apocalipsis 5:12-13). Esto le da más fuerza al hecho de que Cristo es solo menor al Padre en cuanto a rango.

DIOS nos dio vida y le concedió a su hijo ser el "agente" o "príncipe" por quien ganamos la salvación. La capacidad de ser "salvador" era una posición en la que Jesús debía ser EXALTADO por Dios "COMO PRÍNCIPE", no como el Todopoderoso (Hechos 5:31, Juan 17: 2 (príncipe: Heb 2:10). Si Jesús era todopoderoso, ¿por qué tendría que ser "exaltado" a la posición de salvador?

En este argumento se puede ver la confusión que hay en la mente de quien lo plantea. Peor aún, se mezcla todo como si una cosa fuera la otra. El hecho de que Jesús sea príncipe y el que haya sido exaltado de cualquier forma no afecta en nada el que tenga toda potestad. Tenemos que recordar que al momento de la encarnación Jesús se rebajó2 en su condición de Dios. Y si se rebajó es porque antes de la encarnación él ya tenía una posición superior. Esto quiere decir que cuando fue exaltado se le devolvió la posición de Príncipe y Rey de reyes (Revelación 17:143) que ya tenía antes.

En Hechos 5.31, vemos que Jesús se convirtió en el "Príncipe" de Dios (ἀρχηγόν) a la diestra de Dios, ¡ y no en Dios mismo! Así que sí, por el propio testimonio de Cristo y la enseñanza explícita de las Escrituras, el poder de Cristo es limitado.

¿Ven la insistencia en negar las verdades partiendo de una premisa equivocada? Otra vez se levanta un argumento en base a que el Padre y el Hijo son la misma persona y por todos lados se ha explicado que eso es un disparate. Además se nos deja ver la confusión que hay entre el rango subordinado de Jesús con el poder que él pueda tener. Una cosa no depende de la otra. Y más adelante traeré más evidencia de la igualdad entre el Padre y el Hijo aun cuando el Padre le haya concedido poder y posición de autoridad.

 Jehová Dios le ha dado "toda autoridad" que será necesaria para llevar a cabo el juicio de Dios sobre la maldad, en el cielo y en la tierra. Pero la autoridad y el poder de Cristo es SIEMPRE menos que el de Dios Todopoderoso. Todo lo que hace se hace sólo porque su Dios y Padre le permite hacerlas. Nadie tiene que (o puede) dar al Todopoderoso tal poder o autoridad.

Esta es una introducción a un puñado de textos que se utilizarán para resaltar más su confusión. Noten que primero repite que la autoridad y el poder de Cristo es siempre menos que la del Padre, que Él se las permite hacer y que nadie puede dar al Todopoderoso tal poder y autoridad. A continuación trae una serie de textos que parecen probar su punto. Pero en realidad los textos que se usan presentan un panorama incompleto acerca de la persona de Jesús. Vean los argumentos y los textos en los cuales se basa y luego presentaremos la puntual respuesta.

Las Escrituras explícitas muestran que Jesús era menor que Dios Todopoderoso en cada punto de su existencia (Jn 14:28, 20:17, Marcos 13:32, 1 Corintios 15: 27, 28, Ap 3: 2,12). En la posición más alta que  alcanzó Jesús está todavía "sujeto" a Dios de la misma manera que nosotros estamos "sujetos" a él. Jesús no puede ser Dios Todopoderoso.

Cristo siempre enseñó que se le había concedido autoridad (poder, KJV) por su Dios Jehová (Mt 28:18, 11:27, Jn 5:22, 17: 2, 3:35, 2 Pt. 1:17). Jesús dijo: "No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, "Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar." (Jn 5: 19; 12:49).

Hay docenas de Escrituras que muestran explícitamente que Jesús tuvo que recibir el poder y la autoridad de Dios, incluso después de que él volvió al cielo: (Dan 7: 13,14, Mateo 22: 42-44, 28:18, Hechos 2: 34-36, 1 Corintios 15: 27,28, Efesios 1:17, 19-22, Hebreos 1:13, 2: 5,8, Apocalipsis 2: 26-27, 5:12). Dios también tuvo que someter todas las cosas bajo los pies de Jesús, incluso después de haber sido elevado al cielo. Esto solo demuestra que Jesús no puede ser Dios Todopoderoso ya que el Todopoderoso nunca tendría que recibir nada.

Así que Jesús recibe órdenes y obedece a Dios (Jn 12:49, 14:31, 15:10, 12:49, 10:18). Cristo reconoció que él sólo hizo su trabajo porque le fue dada autoridad por su Dios Jehová (Mt 28:18, 11:27, Jn 5:22, 17: 2, 3:35, 2 Pt. 1:17).

El poder y la autoridad de Jesús no son suyos sino que él vino "en el nombre del Padre" (Jn 5:43), así como un ángel recibió poder y autoridad similar (Éxodo 23:20, 21).

"Jesús no es Dios sino el representante de Dios y, como tal, actúa tan completamente y totalmente en favor de Dios, que está en el lugar de Dios ante el mundo ... El evangelio claramente indica que Dios y Jesús no deben ser entendidos como Personas idénticas, como dice en Jn 14:28, 'el Padre es mayor que yo' "- 
Jacob Jervell, Jesus in the Gospel of John, 1984, p. 21

Lo primero que notamos en todas estas líneas es la repetición una y otra vez de los mismos textos bíblicos. Note que cada color con que se han marcado los textos representa cómo se repiten vez tras vez. Esto reduce significativamente los textos que pueden usar como pretexto. Sin embargo, ninguno de los textos que se utilizan aquí prueban que el poder de Jesús haya sido o sea menor que el del Padre. La evidencia bíblica que mostramos a continuación mostrará el panorama completo acerca de la completa igualdad del Hijo con el Padre.

Los argumentos presentados en estas objeciones solo demuestran la subordinación de Jesús hacia el Padre. Pero los textos que presentamos ahora demuestran que aunque existe una sujeción del Hijo hacia el Padre, éstos son iguales en todo lo que hacen:

Juan 14:7  Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.
8  Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.
9  Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?

Aquí Jesús no dice que él es el Padre. Eso se evidencia en los versículos que le siguen. Pero se muestra como su equivalente. Cristo nunca hubiese dicho esto si no fuese igual a su padre.

Juan 5:17  Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo.
18  Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.

Este es uno de los textos más contundentes que hablan acerca de la igualdad de Cristo y su Padre. Es uno de los textos más difíciles de digerir para los que buscan objetar esta igualdad. Juan, interpretando las palabras de Jesús bajo inspiración divina dice simple y llanamente que Cristo se hacía IGUAL a Dios. La palabra griega que Juan usa es “isos4” que se usa solo con un significado; cuando dos o más cosas son iguales en todo sentido. Por eso los judíos procuraban matarlo con más fuerza. Rechazar esta verdad es deshonestidad y prejuicio teológico.

Una vez alguien intentó objetar a esto con el verso 19:

Jua 5:19  Por eso, en respuesta, Jesús pasó a decirles: “Muy verdaderamente les digo: El Hijo no puede hacer ni una sola cosa por su propia iniciativa, sino únicamente lo que ve hacer al Padre. (Traducción Nuevo Mundo)

Pero este texto no puede ser tomado como evidencia de inferioridad sino sujeción porque Jesús dice inmediatamente en el mismo verso que:

Porque cualesquiera cosas que Aquel hace, estas cosas también las hace el Hijo de igual manera. (Traducción Nuevo Mundo)

Aquí está Jesús reclamando su igualdad con el Padre.

Juan 5:20  Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.
21  Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida.

Noten que Cristo no dependía del Padre todo el tiempo para hacer las mismas cosas que él hace. Él tenía prerrogativas e iniciativa propia.

22  Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,
23  para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.

Una vez más vemos a Cristo alegando su igualdad con Dios. Estas palabras de Jesús debían tomarse como blasfemia si no fuese igual al Padre.

El siguiente pasaje por sí solo debe ser suficiente para que todo lector sincero de las Escrituras se convenza de que Cristo era y es igual al Padre:

Apocalipsis 5:12  que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.
13  Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.

Primero, noten que El Cordero recibe gloria y alabanza dos veces en el pasaje, mientras que el Padre la recibe una vez. Esto no significa que el Hijo es más que el Padre. Esto lo que hace es demostrar fuera de toda duda que el Hijo es IGUAL al Padre.

Si ambos reciben la misma gloria y el mismo poder (kratos en griego) obviamente es porque ambos son iguales. Y si se les honra como iguales en poder, kratos,  significa que uno es tan PANTOKTATOS como el otro. Todos los intentos por contradecir esto se basan en puro prejuicio teológico. Ni siguiera Apocalipsis 3:12 es prueba de inferioridad ante un verso tan claro como este. Apocalipsis 3:12 solo prueba subordinación o sujeción y no inferioridad. De otra manera la Biblia se contradiría, pero ese no es el caso. No hay texto más literal y contundente que pruebe la igualdad del Hijo y el Padre.

A esto se refería Jesús cuando dijo:

Mateo 28:18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

Para leer más respuestas entre aquí: La Trinidad Explicada 5: La igualdad entre el Hijo y el Padre.    


___________________________________
Notas:

1. ¿Qué enseña realmente la Biblia, WTTS 2005, pág. 50.

2. En Filipenses 2:7 se utiliza la palabra “ekenosen” que significa “vaciarse”, mientras que en Hebreos 2:7 se utiliza la palabra ἐλαττόω elattóo; de G1640; disminuir (en rango o influencia):-hacer (menos), menguar.

3. Es curioso que mientras Apocalipsis 17:14 dice que el Cordero (Cristo) es Rey de reyes y Señor de señores, 1 Timoteo 6:15-16 dice que el Rey de reyes y Señor de señores es el Padre. Por eso el hecho de que ambos se describen con los mismos títulos singulares es evidencia de la igualdad entre ellos.


4. isa (isos - G2470) “Equal, in quantity or quality – Igual en cantidad y calidad” (Thayer)






Créditos

Todos los estudios de éste blog son de libre uso para todos siempre y cuando no se saque de contexto ni al autor ni los temas tocados y que se le dé crédito al autor y al origen de los mismos (verdadpalabra.blogspor.com/).