La WT dice...

«No constituye una forma de persecución religiosa el que una persona diga y muestre que otra religión es falsa [tampoco] el que una persona informada [la] exponga públicamente como falsa... Ciertamente el desenmascararla públicamente es de más valor que exponer la falsedad de un despacho noticioso; es un servicio público más bien que persecución religiosa y tiene que ver con la vida y felicidad eterna del público. No obstante, deja al público libre para escogerLa Atalaya, 15 de mayo de 1964, pág. 304.

viernes, 8 de junio de 2012

¿Es Jesús Dios?: Conversaciones con un testigo de Jehová

“¿Tiene usted alguna duda sobre un tema bíblico? ¿ Le llama la atención determinada práctica o creencia de los Testigos? Si así es, ¿por qué no les plantea el asunto la próxima vez que los vea? A ellos les encantará conversar con usted.

Cualquiera que lea estas palabras de la revista La Atalaya pensará que los TJ tienen la respuesta a TODAS las preguntas que cuanta persona allá afuera tenga. Ahora, no es lo mismo tener una respuesta aparentemente lógica, a tener una respuesta correcta a cualquier pregunta que se formule.

En este análisis se demostrará precisamente que los argumentos esgrimidos por la testigo Carmen, aunque aparentan ser muy lógicos, no necesariamente son correctos.

Su interlocutora lo es Susana, otro caso de deficiencia en profundidad bíblica y espiritual que está a punto de ser víctima del error.  Estas son la clase de personas con las que a los TJ les encanta conversar. Es aquí donde hago intervenciones poniendo mis comentarios para aclarar los argumentos de la WT.

La conversación se encuentra en La atalaya del 1 de abril de 2012 y comienza con una breve introducción de las damas ya mencionadas, y luego se plantea el tema de discusión que dice como sigue:

Carmen- Muchas religiones enseñan que Jesús es Dios. Quizás eso es lo que le han enseñado a usted.

Susana- Sí, mi pastor dice que Dios y Jesús son el mismo.

Carmen- ¿Y no le parece que la mejor manera de aprender la verdad sobre Jesús es examinar lo que él dijo sobre sí mismo?

Susana- Sí, eso sería lo lógico.

Comentario- He aquí el problema principal de nuestra híper crédula amiga Susana. Ella escucha de su pastor que Dios y Jesús son el mismo, ella se creyó la historia y ahí quedó todo. No se le ocurrió sentarse con su pastor para que él le aclarara y profundizara sobre el tema. Mucho menos se le ocurrió sentarse y tomar tiempo para investigar más sobre el tema y formarse en la cristología correcta.

 Sin embargo, ella está dispuesta a escuchar el primer cuento que le trae una completa extraña que está a punto de echar por el suelo sus pobres convicciones.

Carmen- Analicemos un versículo bíblico que aclara un poco el asunto. Note, por favor, lo que leemos en Juan 6:38. Jesús dijo: “He bajado del cielo para hacer, no la voluntad mía, sino la voluntad del que me ha enviado.” Esa declaración sería un tanto extraña si Jesús fuera Dios.

Susana- ¿Qué quiere decir?

Carmen- Bueno, fíjese que Jesús dijo que él no había bajado del cielo para hacer su propia voluntad.

Susana- Tiene razón, dijo que había bajado para hacer la voluntad del que lo había enviado.

Carmen- Pero si Jesús fuera Dios, ¿quién lo envió del cielo? ¿Y por qué tenía que obedecerlo y hacer su voluntad?

Susana- Ya veo por donde va. Pero no estoy segura de que este versículo pruebe que Jesús no es Dios.

Carmen- Sería bueno tener en cuenta lo que Jesús afirmó en otra ocasión. Encontramos una frase parecida en el capítulo 7 de Juan. ¿Le gustaría leer el versículo 16?

Susana- Por supuesto. “Jesús, a su vez, les contestó y dijo: Lo que yo enseño no es mío, sino que pertenece al que me ha enviado.”

Carmen- Gracias. De acuerdo con este versículo, ¿enseñó Jesús sus propias ideas?

Susana- No, dijo que sus enseñanzas pertenecían al que lo había enviado.

Carmen- Cierto. Entonces, ¿quién envió a Jesús? ¿Y quién le comunicó las verdades que enseñaba? ¿No sería alguien más importante que Jesús? Después de todo, el que envía es superior al enviado.

Susana- ¡Qué interesante! Nunca había leído ese pasaje.

Carmen- Piense también en estas palabras de Jesús en Juan 14:28: “Oyeron que les dije: Me voy y vengo [otra vez] a ustedes. Si me amaran, se regocijarían de que sigo mi camino al Padre, porque el Padre es mayor que yo.” Según este versículo, ¿cómo cree que se veía Jesús a sí mismo en relación con el Padre?

Susana- Bueno, aseguró que el Padre es mayor que él. Pienso que veía a Dios como su superior.

Comentario-  Nótese que la TJ argumenta que Jesús no puede ser Dios porque no actúa por su propia voluntad, ni porque no trajo sus propias ideas, ni porque fue enviado por el Padre, ni porque poseía un menor rango que Dios. Yo siendo Susana le hubiese preguntado cuál de los textos que ella utilizó demuestran que Jesús es inferior a Dios en cuanto a su naturaleza.

Un análisis de Juan 6:38 y 7:16 lo que demuestra es que Jesús estaba sometido a Dios en cuanto a posición. Un ejemplo clásico es el empleado de equis compañía cuyo jefe o superior lo envía a entregar un mensaje a equis persona. El empleado obedece y entrega el mensaje ya que está subordinado a su jefe, pero en cuanto a su naturaleza son iguales. ¿O acaso existen seres humanos que sean mejores que otros?

Otro ejemplo lo tenemos en el matrimonio. A las esposas se les enseña a someterse a la autoridad amorosa de sus esposos (Efesios 5:22). Aun así, esposos y esposas, son iguales en naturaleza (Génesis 1:26-28, Gálatas 3:28). Hay una igualdad de personas pero un sometimiento en posición. Así es como Jesús pudo estar sometido a Dios en su posición pero siendo igual a Dios en su persona, naturaleza y esencia. 

De hecho, Carmen utiliza Juan 14:28 para argumentar acerca de la superioridad del Padre sobre Jesús cuando dice “el Padre mayor es que yo”. Si ella supiera que en realidad éste versículo revierte en contra de su propio argumento…

Si estudiamos la palabra griega que se traduce “mayor” en las Escrituras descubriremos que Jesús utiliza “meizon” (μείζων G3187), que denota una posición mayor. Si Jesús hubiese querido decir que el padre posee una naturaleza mejor que Él, hubiera utilizado la palabra “kreitton” (κρείττων G2909).

Cito al folleto “¡Sí, usted deberá creer en la Trinidad!, que dice:

La diferencia entre estas dos palabras se puede ver en Juan 14:12, donde leemos que los creyentes harán “mayores” (meizon) obras que Jesús. Dado que sabemos que este versículo no está tratando de decir que haremos “mejores” obras que Jesús, está claro del contexto que Jesús usó la misma palabra para demostrar la grandeza de la posición del Padre (estando en el cielo) en contraste a la posición de Jesús (estando aquí en la tierra)”. (PDF) www.4witness.org. WITNESSES FOR JESUS, INC. PO BOX 50911 COLORADO SPRINGS, CO 80949 USA.

A su vez, esto mete en un gran problema hermenéutico a la WT y por ende a Carmen, ya que existe un buen ejemplo del uso de la palabra “kreitton” en el muy conocido Hebreos 1:4:

“De modo que ha llegado a ser mejor que los ángeles, al grado que ha heredado un nombre más admirable que el de ellos.” TNMSE

Entonces, si Jesús posee mejor naturaleza que la de los ángeles, obviamente no puede ser un ángel ni mucho menos Miguel. Y si no puede ser el ángel Miguel porque es de naturaleza superior, entonces, ¿quien será?

Esto deja muy claro lo que Jesús quiso decir en cuanto a su relación con el Padre. Pero una lectura superficial saltando de versículo en versículo manipulando y forzando el significado de éstos no nos va a revelar esos detalles.

Evidente y lamentablemente, la pobre de Carmen no conoce nada de esto y por eso el apabullamiento continúa:

Carmen- Exactamente. Leamos también Mateo 28:18. En este versículo Jesús dice a sus discípulos: “Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y sobre la tierra” ¿Declaró que siempre hubiera tenido toda la autoridad?

Susana- No, dijo que le había sido dada.

Carmen- Pero si Jesús fuera Dios, ¿cómo podía haber recibido más autoridad? ¿Y quién se la había dado?

Susana- Eso tendré que pensarlo.

Comentario- La respuesta a esta engañosa pregunta no hay que pensarla tanto, amiguita Susana. Carmen ha sacado este texto de todo el contexto para inventar un pretexto. ¿Cuándo Jesús dijo estas palabras? Si leemos el capítulo completo vemos que Jesús dijo esto después de resucitar de los muertos de forma glorificada. Sus atributos en ese momento serían mayores aún que cuando tuvo un cuerpo meramente humano.

Más bien, la pregunta que Susana debió formularle a Carmen es, ¿cuándo Jesús recibió esa autoridad? Por todo el evangelio (los cuatro juntos) vemos a Jesús con autoridad de sanar enfermos, perdonar pecados, echar fuera demonios, resucitar los muertos, transformar agua en vino y aún la naturaleza le obedeció. Todo esto antes de la resurrección. ¡¿Podría alguien decirme algo sobre lo que Jesús no hubiera tenido autoridad?!

Una vez más, el hecho de que Jesús haya recibido la autoridad de Dios cuando recibió un cuerpo humano no demuestra que no sea Dios. Lo que esto demuestra es la superioridad de Jesús sobre la humanidad aún siendo él mismo humano, para demostrarle precisamente al hombre su calidad como Mesías y Salvador.

Dicho de otra forma, si Jesús deseaba que creyeran su declaración de ser el Mesías, tenía que presentar prueba de ello ¿no? Para eso, Él debía tener toda autoridad desde el principio.

Otra cosa que ni la WT ni Carmen entienden es la doctrina de la doble naturaleza de Cristo, que podríamos explicar por la “kenosis”, la cual discutimos más adelante en la conversación.

Carmen- Hay otra cosa que resultaría muy sorprendente si Jesús fuera Dios.

Susana- ¿De qué se trata?

Carmen- Del relato bíblico sobre el bautismo de Jesús. Busquemos Lucas 3:21, 22. ¿Le gustaría leerlo?

Susana- “Ahora bien, cuando todo el pueblo se bautizó, Jesús también fue bautizado y, mientras oraba, el cielo se abrió y el espíritu santo bajó sobre él en forma corporal como una paloma, y salió una voz diciendo: Tú eres mi hijo, el amado; yo te he aprobado.

Carmen- ¿Notó lo que Jesús estaba haciendo cuando se bautizó?

Susana- Estaba orando.

Carmen- Así es. Entonces, si Jesús era Dios, ¿a quién le estaba orando?

Susana- Esa es una buena pregunta. Tendré que hacérsela a mi pastor.

Carmen- Otro detalle que conviene tener en cuenta es que, después de que Jesús salió del agua, alguien habló desde el cielo. ¿Se fijó en lo que dijo esa voz?

Susana- Que Jesús era su Hijo, que lo amaba y que lo aprobaba.

Carmen- Muy bien. Pero si Jesús fuera Dios, ¿quién estaba diciendo esas cosas desde el cielo?

Susana- Nunca había pensado en eso.

Comentario- Susana, hay preguntas que merecen ser llamadas buenas, y las hay que se fundamentan en la confusión.

Primero, Carmen utiliza el texto de Lucas 3:21-22 para argumentar que porque Jesús le oró al Padre y Éste habló desde el cielo, entonces no puede ser Dios ya que es una persona distinta a Dios. La confusión radica en que la WT mantiene en oscuridad a sus adeptos en cuanto a la doctrina correcta de lo que es la tri-unidad (trinidad) de Dios.

Para tener una mejor comprensión de esta doctrina tenemos que retroceder en la historia hacia los primeros siglos de la iglesia cristiana. Tomemos tiempo para discutir las dos principales corrientes de pensamiento  sobre la tri-unidad de Dios que surgieron en aquellos tiempos:

Tan temprano como en el año 150 d. C., Tertuliano bautizó a cierto grupo de herejes como los “Monarquistas”, que a su vez se dividían en dos grupos:

I. Racionalistas- este grupo, que a su vez se sub dividía en algunos grupos principales (teodosianos, artemistas, Pablo de Samosata, etc.), enseñaba que Jesús era un mero hombre con facultades divinas estilo Elías y Moisés, pero que no tenía esencia divina en sí mismo. Las enseñanzas de éste grupo variaban un poco dependiendo de la ramificación que se estudie.

Carballosa nos dice más:

En resumen, esta primera clase de monarquismo puede clasificarse como ebionista, es decir, esa especie de cristianismo judaizado que pretendía hacer que la salvación dependiese de la observancia de la ley y además consideraba a Jesús como el Mesías prometido, pero como un mero hombre producto de la unión de José y María. Carballosa, E. L. (1982). La deidad de Cristo (20). Grand Rapids, Michigan: Editorial Portavoz.

II. Modalistas- Dentro de esta corriente se distingue Práxeas, quien acusaba a los trinitarios de ser triteístas (él creía que Jesús y el Padre eran la misma persona), utilizando por ejemplo textos como Juan 10:30 para apoyar sus argumentos. A Práxeas se le conocen dos de sus discípulos; Neto de Esmirna y Calixto, quienes argumentaban que Cristo era una manifestación del Padre.

Si, como dicen los TJ, la controversia con la Trinidad comenzó en el siglo cuarto, entonces, ¿porqué Práxeas, mucho antes del siglo IV, acusaba a los cristianos de ser tritesístas?

Pero a donde quiero llegar es al momento donde entra en escena un individuo llamado Sabelio. Veamos lo que Carballosa nos dice sobre él:

Por el año 200 d.C., un hombre llamado Sabelio comenzó a enseñar que Dios se auto-revela en tres modos diferentes: 1) Como Padre creó todas las cosas y dio la ley a Israel, 2) como Hijo tomó la tarea de la redención, y 3) como Espíritu Santo, después de haber completado la obra redentora. Cada una de estas formas de manifestación, según Sabelio, se efectúa cuando la otra termina.‍‍ Es decir, Sabelio afirmaba que la Deidad era unipersonal. Rotundamente negaba que Dios fuese Padre, Hijo y Espíritu Santo al mismo tiempo.‍

En resumen, los adeptos del monarquismo querían proteger la unidad de Dios, pero al hacerlo cayeron en el error del unitarianismo. Pablo de Samosata, Praxeas, Sabelio y todos sus seguidores han errado al no ser capaces de armonizar adecuadamente las enseñanzas de la Biblia. Trinitarianismo no es lo mismo que triteísmo. La esencia divina es una, las personalidades que componen esa esencia son tres.Carballosa, Evis L.: La Deidad De Cristo. Grand Rapids, Michigan : Editorial Portavoz, 1982, S. 21

Lamentablemente, el modalismo sabelianista ha llegado hasta nuestros días y muchos cristianos trinitarios todavía hoy creen en un Dios al estilo modalista sin siquiera saberlo. De hecho, muchos hoy utilizan el pasaje de Juan 10:30 y el espurio 1 Juan 5:7 para argumentar igual que Práxeas y Sabelio.

Esta es la confusión en la que la WT tiene a los TJ. A ellos se les ha enseñado que nosotros los cristianos creemos en una Trinidad modalista sabelianista o en un triteísmo  barato y eso es totalmente falso. Como planteó Carballosa, nosotros creemos en UN SOLO Dios compuesto de tres personas DIFERENTES, “una sola esencia, tres personas”.

Tan temprano como cuando Moisés escribió el Pentateuco (Génesis-Deuteronomio), él ya tenía una clara idea de lo antes dicho. Cuando Moisés quería expresar la idea de una unidad plural utilizaba la palabra hebrea אֶחַד echad. Ejemplos de esto se pueden ver en Génesis 1:5 donde se dice que la mañana y la tarde son el mismo día.

También en Génesis 2:24 se utiliza echad para expresar que el hombre y la mujer, al unirse en matrimonio se hacen una sola carne. En Génesis 11:1 se utiliza la misma palabra hebrea para expresar que un colectivo de personas tenían lo mismo en el corazón y en la mente. Y también, cuando se relata el momento en que José interpreta los dos sueños al Faraón, se utiliza la palabra echad como se demuestra a continuación:

“Las siete vacas hermosas siete años son;  y las espigas hermosas son siete años:  el sueño es uno mismo.” Génesis 41:26 TNMSE

Lo que todo esto nos dice es que podemos tener varios elementos separados que pueden ser la misma cosa al mismo tiempo. Entonces, cuando estudiamos el “Shemá” de Deuteronomio 6:3 y siguientes, notamos en el versículo cuatro que se utiliza la palabra echad de la siguiente forma:

“Oye,  Israel:  Jehová nuestro Dios,  Jehová uno es.” Deuteronomio 6:4

Aquí, Moisés esta haciendo una declaración doble. YHVH es uno solo, pero esa unidad se compone de una pluralidad de seres. Esto es lo que se conoce como unidad plural o pluralidad unificada. Y esto no afectaba para nada el monoteísmo que el pueblo de Dios profesaba. El que no entienda esto con lo claro que está tiene problemas…

Para una explicación bíblica de la Trinidad, vaya al siguiente enlace:

Así es como se explica que por el hecho de que Jesús sea una persona distinta al padre, con todo, esto no afecta en nada la doctrina de la trinidad. Pero como la pobre ignorante de Susana ni su pastor al parecer saben nada sobre esto, Carmen continúa su bien ensayado sermón.

Carmen- Hay algo más. Hemos leído que Jesús se refirió a Dios como su Padre celestial. Y cuando Jesús fue bautizado, una voz del cielo lo llamó su Hijo. De hecho, el propio Jesús dijo que era el hijo de Dios. Ahora bien, si usted me pudiera explicar que dos personas son iguales, ¿qué relación de parentesco utilizaría?

Susana- La de dos hermanos.

Carmen- Exactamente, quizás dos gemelos idénticos. Pero Jesús se refirió a Dios como el Padre y a sí mismo como el Hijo. Entonces, ¿que cree usted que estaba tratando de decir Jesús?

Susana- Ya la entiendo. Jesús esta hablando de una persona que tiene mas edad y autoridad que la otra.

Carmen- Exactamente. Es curioso que usted pensara que un buen ejemplo de igualdad es el de dos hermanos o quizás dos gemelos. Pues bien, si el Gran Maestro Jesús quisiera explicar que él y Dios son iguales, ¿no emplearía el mismo ejemplo, o incluso uno mejor?

Susana- Me imagino que sí.

Carmen- Pero en vez de eso utilizó los términos Padre e Hijo para describir su relación con Dios.

Susana- Ese argumento es interesante.

Comentario- Sin saberlo, Susana acaba de ser objeto de burla por parte de Carmen … y con razón. Y la culpa de todo la tiene Susana por su ignorancia, pues solo un ignorante puede utilizar la analogía de dos hermanos para explicar la relación más que evidente entre el Padre y el Hijo. Dicho de otra forma, a Susana le han dicho ignorante en su propia cara. Claro, en este caso es como un muerto diciéndole cadáver a otro…

De hecho, Jesús utilizó un buen ejemplo donde se habla de su relación de igualdad con el Padre. Vean lo que dice el propio Juan 5:17-23:

“Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo. Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.”

Fíjese en esta primera parte donde dice que los judíos procuraban matar a Jesús ya que Él se hacía igual a Dios. Ese era el mejor momento para Jesús corregir a los judíos si es que ellos hubiesen entendido mal sus palabras. De hecho, los judíos tomaron las palabras de Jesús como blasfemia porque Él decía que hacía las mismas cosas que hace Dios “haciéndose igual a Dios”, en detrimento de los textos del A.T. como, por ejemplo:

Deuteronomio 32:39: ‍Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo; Yo hago
morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano.

Isaías 45:22: “Mirad a mí,  y sed salvos,  todos los términos de la tierra,  porque yo soy Dios,  y no hay más.”

Cuando Jesús notó la amenaza por parte de los judíos no se apresuró a corregir el supuesto malentendido, más bien, reclamó con mucha más fuerza su igualdad con el Padre:

“Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmentePorque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida. Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.”  Juan 5:19

Un detalle que hay que destacar es que cuando Juan dijo que Jesús se hacía igual a Dios en 5:18, utilizó una palabra griega que el diccionario de palabras griegas de Vine nos define como sigue:

isos (ἴσος G2470) el mismo en tamaño, cantidad, calidad, etc. Se traduce «igual/es» en Mat 20:12; Juan 5:18; Fil 2:6; Rev 21:16.”

También, el diccionario de Thayer lo define de la siguiente manera:
isos
Thayer Definition:
1) equal, in quantity or quality

Swanson también agrega:
2698 lσος (isos), η (ē), ον (on) adj; º ‍Strong 2470; ‍TDN‍ 3.343‍L 58.33 igual, lo mismo que (Mt 20:12; Mr 14:56, 59; Lc 6:34; Jn 5:18; Hch 11:17; Fil 2:6; Ap 21:16‍‍) Swanson, James: Diccionario De Idiomas Bı́blicos  : Griego (Nuevo Testamento). Edición electrónica. Bellingham, WA : Logos Research Systems, Inc., 1997, S. GGK2698

Lo que esto nos dice es que Juan, bajo inspiración divina, dijo que Jesús es igual a Dios en todo el sentido de la palabra. Pero como ya he dicho, una lectura así nada más sin profundizar en el texto se puede mal interpretar, ¡y de qué manera!

Antes de continuar con la conversación repito que el hecho de que el Padre sea mayor en edad y en rango que el Jesús humano no quita para nada el hecho de que sean iguales. Bien se ha demostrado que para el apóstol Juan, Jesús es totalmente igual a Dios y para el apóstol Pablo también, como se demostrará en breve.

Carmen- Antes de marcharme, me gustaría ver otro aspecto de este tema con usted, si tiene un momento.

Susana- Sí, tengo unos minutos.

Carmen- Si Jesús fuera Dios, ¿no se esperaría que sus discípulos lo hubieran dicho claramente?

Susana- Eso me parece razonable.

Carmen- Y sin embargo, en ningún lugar en las Escrituras leemos que ellos hayan enseñado eso. Al contrario, fijémonos en lo que escribió el apóstol Pablo, uno de los primeros seguidores de Jesús. En Filipenses 2:9 explica lo que Dios hizo tras la muerte y resurrección de Jesús: “Por esta misma razón, también, Dios lo ensalzó a un puesto superior y bondadosamente le dio el nombre que está por encima de todo [otro] nombre, ”. De acuerdo con este versículo, ¿qué hizo Dios con Jesús?

Susana- Dice que lo ensalzó a un puesto superior.

Carmen- Así es. Pero si Jesús hubiera sido igual a Dios antes de morir y Dios le hubiera concedido un puesto superior posteriormente, ¿no pondría eso a Jesús por encima de Dios? ¿Puede ser alguien superior a Dios?

Susana- No. Eso es imposible.

Comentario- Sobre Filipenses 2:9, la interpretación de Carmen (la de la WT) no toma en consideración el contexto del pasaje. La línea de pensamiento completo de lo que Pablo está diciendo sobre Jesús comienza desde el versículo cinco y seis:

5‍Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,‍ 6‍el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

Como hemos discutido en el comentario anterior, aquí la palabra griega que Pablo utilizó traducida “igual” también es “isos” que expresa la idea de igualdad en todo sentido de la palabra, o dicho de otra forma, igual a Dios en todo. Lo que Pablo dice entonces es que Jesús, estando en forma de Dios no consideró mantener sus privilegios de plena divinidad al momento de “rebajarse” (como traduce la NVI) a la forma humana.

Otra forma de decirlo es que al momento de Jesús adquirir un cuerpo humano no perdió su identidad como el Dios Todopoderoso, sino que renunció temporalmente a dichos privilegios. Esto se explica por la “kenosis”, termino que Pablo utiliza en el versículo siguiente:

‍sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;‍

La palabra griega que Pablo utilizó aquí es explicada por Vine:

kenoo (κενόω G2758) vaciar. Se traduce «despojó» en Filip. 2:7: Las cláusulas que siguen al verbo dan la exégesis de su significado, especialmente las frases «forma de siervo», y «semejante a los hombres». Cristo no se vació a sí mismo de su deidad. No dejó de ser lo que era esencial y eternamente. La Versión Autorizada Inglesa, aunque no da una traducción exacta (traduce «se hizo carente de gloria»), expresa muy bien lo que hizo el Señor (véase Gifford sobre la encarnación).”

Ahora bien, McArthur enumera por lo menos cinco aspectos plenamente divinos a los que Jesús renunció de forma temporal:

1- la gloria celestial, porque mientras estuvo en la tierra renunció a la gloria de su relación cara a cara con el Padre y el despliegue y disfrute continuo de esa gloria.

2- autoridad independiente, porque durante su encarnación Cristo se sometió por completo a la voluntad de su padre.

3- ciertas prerrogativas divinas, porque puso a un lado el despliegue voluntario de sus atributos divinos y se sometió a la dirección del Espíritu.

4- las riquezas eternas, pues mientras estuvo en la tierra Cristo fue pobre y poseyó muy pocos bienes.

5- una relación favorable con Dios, porque tuvo que sentir la ira plena del Padre hacia el pecado humano mientras estuvo en la cruz.
Para ver el comentario completo vea La Biblia de Estudio McArthur, pag. 1674.

Entonces, lo que Pablo estaba diciendo en el versículo nueve es simplemente que el Jesús humano ahora tendría los mismos privilegios divinos que tuvo antes de su encarnación pero ahora con un cuerpo glorificado, que es físico pero con los atributos divinos que siempre tuvo, y que como ya hemos dicho, son iguales a los del Padre en todo sentido.

Esto, combinado con lo expuesto en anteriores comentarios, explica en cierta medida nuestra creencia sobre la doble naturaleza de Cristo; la divina, que siempre tuvo como Dios, y la humana, es decir, la que le fue añadida en la encarnación pero sin perder la divina, solo que se “vació” de ciertos privilegios de ella de forma temporal y sin perder su total igualdad con el Padre. ¿De qué otro modo desea que lo expliquemos?

Carmen- Pues bien, basándonos en todas estas pruebas, ¿diría usted que la Biblia enseña que Jesús es Dios?

Susana- No, no lo parece. Más bien, dice que es el Hijo de Dios.

Carmen- En efecto. Pero eso no quiere decir que los testigos de Jehová no tengamos en alta estima a Jesús. Creemos que su muerte como el Mesías prometido abrió el camino para la salvación de los seres humanos fieles.

Susana-  Yo creo lo mismo.

Comentario- Basándonos en la evidencia de una exégesis sana y objetiva podemos decir con seguridad que Jesús es Dios. Repasemos brevemente los puntos que se han discutido en este análisis.

I. El hecho de que Jesús, mientras estuvo en esta tierra, estuvo subordinado al Padre, y el hecho de que se le dio autoridad sobre todo no prueba que no sea de la misma esencia que Dios ni aún cuando dijo “el Padre mayor es que yo“. 

II. La WT ha llevado a algunos TJ a creer que nosotros somos triteístas (tres dioses) y a otros TJ a creer que seguimos una trinidad al estilo modalista sabelianista (un solo ser manifestándose en tres diferentes personas o formas). Aquí se demostró que tan temprano como en el segundo siglo a estas líneas de pensamiento ya se les consideraba como herejías.

De hecho, los TJ creen en Jehová como el Dios Todopoderoso y en Jesús como un dios inferior. Curiosamente, esto tiene un sorprendente parecido a las mitologías romanas y griegas donde, según ellos, existe un Dios creador y muchos dioses de menor rango. ¿No crea esto algo de suspicacia?

También se explicó cómo, Jesús siendo una persona distinta al Padre, aún así, es de la misma esencia del Padre. Es decir, una sola esencia, tres personas (contando al Espíritu Santo). Esto no trastoca para nada la doctrina de la Trinidad en lo absoluto. Moisés lo enseñó así en el “Shemá” del capitulo sexto de Deuteronomio.

III. Explorando las palabras griegas “isos” utilizada por Juan y Pablo, y la “kenosis” en Filipenses, tenemos un panorama más claro sobre la igualdad del Hijo con el Padre en todo sentido, y sobre la doble naturaleza de Jesús que siendo igual a Dios, le fue añadida una naturaleza adicional, es decir, la humana. Es por eso que decimos que Jesús es cien por ciento hombre y cien por ciento Dios.

La moraleja- Como ya hemos dicho, mucha gente, al ver a un grupo de TJ acercarse, reaccionan de una de dos formas: 1- corren a esconderse bajo la cama ó 2- se arrojan al vacío de una discusión que los frustrará, no tanto por culpa del TJ, sino por culpa del cristiano mismo por no ponerse a profundizar en oración, en las Escrituras y en su fe .

Pero como vimos, todo es apariencia. La WT les ha enseñado a sus seguidores un libreto que ellos se memorizan sin investigar a profundidad a ver si es veraz o si es falaz (algunos lo hacen, pero aún viendo los hechos les importa un bledo).

Ese es el motivo de nuestro trabajo: demostrar que los argumentos aparentemente lógicos no demuestran ninguna verdad, y que arrancando el texto de la línea de pensamiento y contexto se puede hacer que la Biblia diga lo que a cualquiera se le ocurra. 

Es por eso que exhortamos a los hermanos a estudiar, prepararse y formarse en la Biblia; para que cuando un representante de cualquier secta llegue a su puerta no pueda pisotear tu fe y no te arrastre al error como Carmen lo hizo con la pobre incauta de Susana.
_________________________
¿Deseas leer más sobre el tema de Cristo?

Explicación de la trinidad en el AT:

La Trinidad en el segundo siglo:

El Espíritu Santo:


_________________________________________
Nota: Para ver la conversación original en su totalidad vea
La Atalaya 1 de Abril de 2012, pagina 20-22, que curiosamente en su
portada dice: “La verdad acerca de Jesucristo”.

Todo énfasis hecho en las citas de las fuentes de referencia han sido
añadidas por el autor de éste estudio.