La WT dice...

«No constituye una forma de persecución religiosa el que una persona diga y muestre que otra religión es falsa [tampoco] el que una persona informada [la] exponga públicamente como falsa... Ciertamente el desenmascararla públicamente es de más valor que exponer la falsedad de un despacho noticioso; es un servicio público más bien que persecución religiosa y tiene que ver con la vida y felicidad eterna del público. No obstante, deja al público libre para escogerLa Atalaya, 15 de mayo de 1964, pág. 304.

"¿Están SUS enseñanzas en completa armonía con la Palabra de Dios, o están basadas en las tradiciones de los hombres? SI SOMOS AMANTES DE LA VERDAD, NO HAY NADA QUE TEMER DE TAL EXAMEN" (La vedad que lleva a la vida eterna - 1968, pagina 13.)

viernes, 3 de julio de 2015

Apocalipsis 3:12 y los subterfugios anti trinitarios



subterfugio

(Del lat. subterfugium).

1. m. Efugio, escapatoria, excusa artificiosa1.

 A medida que se les acaban los argumentos a los anti trinitarios, éstos han tenido que buscar otros versículos para tratar de demostrar que la Trinidad es supuestamente falsa aunque esto implique el sacar un verso de contexto para lograr su cometido. Uno de los textos que desafortunadamente ha sido objeto de esto ha sido Apocalipsis (Revelación) 3:12 al cual algunos con mucha fanfarria le llaman “un texto anti trinitario” y otros le llaman “el terror de los trinitarios”.

 Afortunadamente para los que conocemos bien la doctrina de la Trinidad como la establece la Escritura, Apocalipsis 3:12 no es ninguna de las dos cosas que los anti trinitarios pretenden que sea. Vamos a demostrar el por qué el versículo en cuestión es tan solo un subterfugio para los que quieren hacer uso de este para menoscabar la doctrina trinitaria.

“Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo”. Apocalipsis 3:12.

El principal argumento que esgrimen los anti trinitarios es que Jesús no puede ser Dios porque Él mismo dice en cuatro ocasiones en el mismo verso que tiene un Dios sobre sí.

 Sin embargo, este argumento no toma en cuenta dos puntos principales a saber:

 1. El hecho de que Cristo tenga un Dios no niega la doctrina trinitaria.

 Lo primero que hay que destacar es que este texto no se escribió para confirmar ni negar la doctrina trinitaria. Aquí, El Señor está hablando del galardón que recibirán los creyentes de la iglesia de Filadelfia a los que han guardado la Palabra de Dios. Cristo está utilizando la metáfora de una guerra. Cuando un ejército ganaba una guerra y conquistaba un lugar se levantaba allí un monumento que consistía en una columna en cuyo capitel se tallaba una imagen que recordaba el suceso.

No nos debería sorprender el hecho de que Jesús le llame “mi Dios” a su padre pues una de las cosas que hizo Cristo cuando estuvo en esta tierra fue orar al Padre (Juan cap. 17). Él no hubiese hecho eso si no hubiera creído que su Padre es su Dios. Aún en la actualidad Cristo intercede por nosotros al Padre (1 Timoteo 2:5).

El primer error está en creer que porque Cristo está subordinado al Padre no puede ser igual que Él. Muchos ejemplos se han dado que explican cómo alguien puede estar subordinado a otra persona sin que uno sea mejor que el otro. En este caso la Biblia demuestra que aún cuando Jesús está subordinado a su Padre, el uno es igual de Dios que el otro (Juan 5:18, Filipenses 2: 5-8)2.

 El segundo error lo tienen los maestros de los cuales los anti trinitarios han aprendido por enseñarles que los trinitarios creemos que el Padre, Hijo y Espíritu Santo son la misma persona. Lo antes dicho no es trinitarismo, es UNITARISMO. Los versículos bíblicos que los anti trinitarios utilizan no refutan la trinidad, mas bien, podrían ser útiles para refutar la tesis unitaria. La correcta doctrina de la Trinidad enseña que los tres son personas diferentes y separadas que componen a UN SOLO Dios por medio de su esencia (naturaleza o sustancia), la cual es una y la misma3. 

 2. Los que niegan la Trinidad están pasando por alto una importante regla para la correcta interpretación de los textos bíblicos.

En un intento fútil de negar la Divinidad de Cristo los anti trinitarios extirpan a Apocalipsis 3:12 de su contexto inmediato. Esta es precisamente una de las reglas más importantes a la hora de interpretar correctamente un texto y es precisamente la que se está violando.

Comencemos por recordar que el mismo Señor enseñó que solo se adora al Padre:

 Respondiendo, Jesús le dijo: “Está escrito: ‘Es a Jehová tu Dios a quien tienes que adorar, y es solo a él a quien tienes que rendir servicio sagrado”. Lucas 4:8 TNM

Pedro y Cornelio:

 Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró. Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre”. Hechos 10:25-26

 El ángel y Juan:

 Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas. Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios”. Apocalipsis 22:8-9.

 Cuando uno observa el contexto del libro de Apocalipsis vemos que el mismo que dice en 3:12 que su padre es su Dios es el mismo que dos capítulos adelante recibe la misma adoración que su Padre.

5:11  Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones,

5:12  que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.

5:13  Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.

 5:14  Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos.

 Como cuestión de hecho, podemos notar en 5:13 que se está separando a “todo lo creado” como una categoría diferente a la del “que está sentado en el trono y al Cordero”, y esto solo significa dos cosas: 1. El Cordero no es criatura y 2. El cordero está en la misma posición de preeminencia que el Padre porque se les está adorando.

 Recordemos que Apocalipsis fue escrito por la misma persona que también escribió lo siguiente:

 “Pero a pesar de que había hecho tantas señales delante de ellos, no creían en él;
para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías, que dijo:
Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio?
¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor?
Por esto no podían creer, porque también dijo Isaías:
Cegó los ojos de ellos, y endureció su corazón;
Para que no vean con los ojos, y entiendan con el corazón,
Y se conviertan, y yo los sane.
Isaías dijo esto cuando vio su gloria, y habló acerca de él.
Juan 12:37-41.

 

Además, el primer capítulo de Apocalipsis da evidencia de que Jesús se denomina a sí mismo como Todopoderoso:

1:1 La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan,

2  que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.

3  Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.

4  Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;

5  y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,

6  y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.

7  He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.

8  Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

No hay que ser muy erudito para darse cuenta que el contexto de los primeros ocho versos de apocalipsis nos dice que el personaje principal es Jesucristo. Una lectura cuidadosa nos revelará que del verso dos al cuatro se habla del Padre. Desde el verso cinco Juan cambia la atención hacia Jesucristo y hace una detallada descripción de Él diciendo que: 1- es el testigo fiel, 2- el primogénito de los muertos, 3- el soberano de toda la tierra 4- el que nos amó y lavó nuestros pecados con su sangre, 5- nos hizo reyes y sacerdotes, 6- viene con las nubes y todo ojo le verá, 7- fue traspasado.

Luego, ese que es descrito en los versos cinco al siete, en el verso ocho dice que Él es el Señor y el TODOPODEROSO. El contexto de los versos anteriores y los que le siguen indican que este no es otro que Jesucristo. Si no fuera así, entonces se hubiese hecho una distinción para que pudiésemos entender que no es Jesús quien habla en el verso ocho. Una forma clara de hacerlo era colocar lo que dice en el verso ocho después del verso cuatro, pero no es así.
Algo similar ocurre en el último capítulo de Apocalipsis:

He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo para recompensar a cada uno según sea su obra.
Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.
Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.
Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira.
Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la ma
Apocalipsis 22:12-164

El contexto de todo el capitulo veintidós establece claramente que de quien se habla aquí es de Jesucristo. No hay forma de negar esto; claro si no ignoramos el contexto en el que los versos fueron escritos. Lamentablemente, esto es lo que hacen los anti trinitarios; extirpar los textos de su contexto para esconderse en un subterfugio que solo es satisfactorio para ellos mismos.

 Nótese que en el verso dieciséis es Jesús quien envía su ángel, sin embargo, el verso seis indica que fue Dios quien lo envió.

 De esta manera podemos decir con toda confianza que Apocalipsis 3:12 es lo que los anti trinitarios dicen solo si se saca el texto fuera de contexto. Solo así es válido el argumento que han levantado alrededor de esto. Solo así cuenta un subterfugio.

 
_______________________________________________

Notas

1. Diccionario de la Real Academia Española (DRAE).

2. Vea la Exegesis deFilipenses 2:5-8. Sería bueno que algún anti trinitario intentara dar una respuesta satisfactoria a esto.

3. Vea la serie titulada “La Trinidad Explicada”.

 
 
 

No hay comentarios.:

Créditos

Todos los estudios de éste blog son de libre uso para todos siempre y cuando no se saque de contexto ni al autor ni los temas tocados y que se le dé crédito al autor y al origen de los mismos (verdadpalabra.blogspor.com/).