La WT dice...

«No constituye una forma de persecución religiosa el que una persona diga y muestre que otra religión es falsa [tampoco] el que una persona informada [la] exponga públicamente como falsa... Ciertamente el desenmascararla públicamente es de más valor que exponer la falsedad de un despacho noticioso; es un servicio público más bien que persecución religiosa y tiene que ver con la vida y felicidad eterna del público. No obstante, deja al público libre para escogerLa Atalaya, 15 de mayo de 1964, pág. 304.

"¿Están SUS enseñanzas en completa armonía con la Palabra de Dios, o están basadas en las tradiciones de los hombres? SI SOMOS AMANTES DE LA VERDAD, NO HAY NADA QUE TEMER DE TAL EXAMEN" (La vedad que lleva a la vida eterna - 1968, pagina 13.)

domingo, 30 de octubre de 2016

RESPUESTA A LA ULTIMA VERSIÓN DE ...Y SOBRE ESTA PIEDRA




Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

1Timoteo 1:17  


Celebrando el día de la reforma protestante
(31 de octubre de 1517)




RESPUESTA A 

...Y SOBRE ESTA PIEDRA

VERSIÓN 2 

Una investigación a los planteamientos del apologista católico
J.R. Getsemaní Fernández Rangel.


¿Es Pedro la Petra de Mateo 16:18?

¿Cuál es la verdad detrás de la palabra Kefá en la Biblia?

Ultima actualización: 

viernes 30 de junio de 2017





Los Temas:

1. Introducción   

2. El alegado cambio de nombres                   

3. El caso del arameo                                      

4. Las dificultades del arameo 

5. El vocablo arameo-hebreo כּף kêph                                                                             

6. Petros en la literatura griega clásica (antigua)                                     

7. Petra en la literatura griega clásica 

8. Petros en la Biblia  

9. Lithos en 1 Pedro 2 y 1 Corintios 3:11 

10. El fundamento y la construcción de la iglesia

11. Petra en la Biblia  

12. סֶּלַע (séla) también es Dios                                                                   

13. Otros textos  

14. Conclusión

15. Apéndice: En cuanto a “ταυτη τη (taute te)”                                                

16. Notas                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

1. Introducción


Acerca de esta entrega:

El 11 de febrero de 2016 publiqué “Respuesta a …y sobre esta Piedra”, una respuesta a la tesis católica llamada …et super hanc petram Y sobre esta Piedra…,  edición del 2008-2009 escrita por el apologista y amigo J.R. Getsemaní Fernández Rangel. Pero al notar que el mencionado apologista católico fue actualizando su obra con correcciones y adiciones hasta la actual publicada este mismo año (2016), decidí hacer lo propio con mis respuestas aclarando que respondo a la versión PDF la cual descargué desde un enlace del blog del apologista. Esto tuvo como resultado un análisis más completo y abarcador que la primera entrega, incluyendo más fuentes que las que se utilizaron anteriormente.

Entre ellas podemos mencionar los manuscritos de la Septuaginta del profesor Henry Barclay Swete, y otra según el códice Vaticano. También utilizo la Biblioteca en línea Perseus1, herramienta genial para los que gustan estudiar las obras literarias del griego antiguo en ese preciso idioma, y otros recursos también en línea para el estudio de la Septuaginta como Kata Biblon2 y Kata Pi3. Además utilizo manuscritos para los libros deutero canónicos del Antiguo Testamento y otros programas como e-sword4 y Davar edición 4.35, entre otras.

Los motivos:

En años recientes hemos visto cómo muchos antes llamados protestantes han decidido abrazar la fe católica mediante un “estudio profundo” de las sagradas escrituras. La mayoría de ellos están muy bien preparados académicamente. Poseen doctorados, diplomas, seminarios, institutos, etc. Pero ni las personas más intelectualmente capaces se escapan de caer en errores como los que se denuncian en el análisis que leerán en breve.

Este precisamente es el motivo principal por el que escribo estas respuestas. Aparte de responderle a GFR, en esta ocasión me voy mas allá y apelo a todos aquellos que están ponderando la idea de someterse a la obediencia al papa de Roma y a los que ya lo han hecho para que sepan que Mateo 16:18 como lo enseña la doctrina católica no tiene fundamento ninguno en la Escritura. A través de este estudio demuestro el porqué de lo que acabo de decir.

Para mí esto tiene trascendental importancia porque lo que la iglesia católica es depende en gran manera de la enseñanza de que Pedro fue el primer líder “supremo” de la iglesia. Esta es una de las columnas principales del catolicismo. Entonces, cuando se logra demostrar que Mateo 16:18 no dice lo que el catolicismo enseña, luego, la autoridad de dicha institución es nula porque la Biblia es la que juzga a los intérpretes y a la historia y no al revés.

Aquí en la isla de Puerto Rico tenemos un ejemplo notorio de un converso al catolicismo en la persona de Fernando Casanova. Las veces que lo escuché hablar sobre el tema de Pedro me di cuenta de que lo que decía era lo mismo que dicen todos cuando defienden el alegado papado y el primado “supremo”. Nada nuevo. Lo mismo puedo decir de los alegados conversos norteamericanos Scott Hahn, Carl Keating, Marcus Grody, Jimmy Akin, entre otros.

Todavía hoy cuando entro a diferentes foros, blogs y paginas de algunos de estos “conversos” e investigo sus argumentos me encuentro con lo mismo en todos ellos. Parece como si se copiaran y pegaran la información unos a otros. Uno repite lo que dice otro y así sucesivamente sigue la cadena.  Estoy casi cien por ciento seguro que ninguno de ellos, incluidos los apologistas católicos que hablan nuestro idioma, ha considerado los detalles que comparto en esta entrega.

Ahora bien, se ha debatido por mucho tiempo sobre si en el pasaje de Mateo 16:18 el apóstol Pedro es la Petra (roca) sobre la cual se edifica la iglesia. Los proponentes católicos se atrincheran en el idioma arameo para argüir que puesto a que en dicho idioma se utiliza la palabra kefá en ambas ocasiones, entonces cuando Mateo “traduce” su evangelio al griego utiliza petros y petra, y que estas palabras, según ellos, son la misma pero con diferente genero ya que en el griego no se asignan nombres femeninos a personas masculinas.

Pero, ¿cuán cierta es esta alegación? Realmente, ¿son petros y petra la misma palabra solo con diferente genero? ¿Es entonces Pedro la Petra (Roca) de Mateo 16:18? En este análisis contestamos estas preguntas por medio del estudio profundo de cada una de las palabras y su uso a través del tiempo desde el griego clásico o antiguo hasta el griego bíblico. También analizamos los términos a discutir en el hebreo y su traducción en el texto griego de los Setenta (LXX) también conocido como la Septuaginta.

Y como dije en la primera entrega, este análisis tiene como único fin glorificar al Señor Dios Trino y Todopoderoso por medio de la enseñanza de la verdad detrás de los textos bíblicos que discutiremos. No pretendo faltar el respeto a nadie ni que nadie se sienta atacado por lo que leerán a continuación. Cuando llamo al autor de la obra a la cual respondo “apologista”, no lo hago en el sentido negativo ni sarcástico de la palabra pues él ha hecho una inmensa labor con su libro aunque yo publique las razones por las cuales difiero de sus planteamientos. Espero que él y todos los católicos que lean este estudio tomen muy en serio lo que aquí se dice e inicien las correspondientes investigaciones. La Biblia nos da completo derecho a ello (Hechos 17: 10-12).

Por último, aclaro que solo voy al grano con el tema de las palabras a discutir en Mateo 16:18 y su uso a través de los tiempos y no me desvío a temas secundarios tocados en el libro al cual contesto pues estos se sostienen sobre el que ya se mencionó el cual es el fundamento de todos. Y cuando el fundamento se rompe…

Sin nada más, pasemos entonces al estudio. Espero sea de edificación a todo el que lea. 

La Gloria sea para YHVH, el único Dios verdadero. 



2. El alegado cambio de nombres


En la página 35 el apologista comenta:


“Un nombre, una vocación

Pedro, de nacimiento llamado Simón, fue conducido hasta Jesús por su hermano Andrés, quien le dijo: “¡hemos encontrado al mesías!” (Jn 1,41). En ese momento Jesús lo llamó Cefas, término arameo que significa Piedra, o Petra, en la traducción griega; esta es la razón por la cual su sobrenombre es Pedro.

El cambio de nombre de Simón a Pedro, como sucede frecuentemente en las Sagradas Escrituras, designó su misión y vocación.”

Este argumento intenta probar que a Simón se le cambió el nombre. Se procede a comparar la asignación de su  nombre con otros casos que tuvieron lugar en el Antiguo Testamento.

Génesis 17:5  Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. Gén

Génesis 17:15  Dijo también Dios a Abraham: A Sarai tu mujer no la llamarás Sarai, mas Sara será su nombre.

Génesis 32:28  Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

Este planteamiento se hace para dar más fuerza al argumento del primado “superior” de Pedro sobre los discípulos y la iglesia.

Ahora bien, si miramos con detenimiento los pasajes del AT que se utilizan vemos que en todos sin excepción de ninguno Dios le dice a quien le cambia el nombre que no se llamará mas con su nombre original.

Por otro lado, en el caso de Pedro esto no ocurre. Cuando Jesús le dice que se llamará Cefas nunca le dice “no te llamarás más Simón”, como ocurre en los ejemplos antes mencionados. El Nuevo Testamento no registra cambios de nombre. Por el contrario lo que testifica es que se asignaban sobrenombres:

Mateo 10:3  Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo,

Marcos 3:16  a Simón, a quien puso por sobrenombre Pedro;

Lucas 22:3  Y entró Satanás en Judas, por sobrenombre Iscariote, el cual era uno del número de los doce;

Hechos 1:23  Y señalaron a dos: a José, llamado Barsabás, que tenía por sobrenombre Justo, y a Matías.

En la Biblia un cambio es una sustitución. Un sobrenombre es un nombre adicional que se añade al nombre original y que no elimina el primero como en el AT. Alguno podrá argumentar que a Israel se le continuó llamando Jacob después del cambio pero esto no niega el hecho de que el cambio se efectuó con las palabras de Dios cuando le dijo “no se dirá más tu nombre Jacob”. El uso de su primer nombre después del cambio entonces es referencia al igual que otros casos que se dan en el AT.  

Otro detalle que habla en contra del cambio de nombre es que en los momentos más íntimos en los que Jesús le habla a Pedro no lo hace llamándolo como tal:

Marcos 14:37  Vino luego y los halló durmiendo; y dijo a Pedro: Simón, ¿duermes? ¿No has podido velar una hora?

Lucas 22:31  Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32  pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.

Juan 21:15  Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. El le dijo: Apacienta mis corderos.

16  Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas.

17  Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.

Es interesante ver en el pasaje de Juan 21:15-17 que mientras Cristo le delega a Simón el oficio de pastor y cuidador de las ovejas no le está llamando Pedro sino que le llama por su nombre original tres veces seguidas. Esto demuestra que en Mateo 16:18 Jesús no le cambia el nombre a Simón sino que le llama por el apodo que se le había asignado anteriormente.

Cabe aclarar, para que no haya malos entendidos, que esto no atenta contra el significado claro que tiene el nombre Pedro ni ningún otro. Él no es la piedra sobre la cual se edifica pero sí lo es por su confesión. Pero lo del cambio no es correcto. Como hemos visto el argumento del cambio se utiliza para darle más fuerza al primado de Pedro pero como hemos observado esto nunca ocurrió. Ese es el detalle que hay que resaltar. Si el apodo de Simón fuera tan importante, ¿por qué Jesús, en los momentos de más cercanía con Pedro, le llamó casi exclusivamente por su nombre original Simón?



3. El caso del arameo.


Todos los apologistas católicos engrandecen de manera excesiva el argumento del arameo en el evangelio de Mateo. Lo utilizan en Mateo 16:18 como punta de lanza para sus planteamientos posteriores.

Inclusive, en el caso del apologista en cuestión, él pone en su trabajo fotos del manuscrito DuTillet, donde se muestra el nombre arameo de Pedro, y del Códice Sinaítico, donde presenta la traducción de Kefá a Petros en Juan 1:42.

Además de esto, se arguye que puesto a que en el arameo se utiliza la palabra Kefá donde se traduce en griego petros y luego Petra en Mateo 16:18, luego ambas son la misma palabra pero con diferente género ya que alguien de género masculino debe llevar nombre masculino.

“Ciertamente, no se le puede llamar “Pedra” a “Pedro”, por cuestiones de género. Esta es, pues, la verdadera razón por la cual el Mateo griego lo nombra Πέτρος, y no por su tamaño.” (pág. 62).

Luego, en la página 45 dice:

“Gracias a la crítica textual se ha logrado esclarecer un dato decisivo: Jesús no nombró πετρος a Simón, sino Kefas (כיפא), en arameo. De tal manera que, al indagar en el manuscrito arameo más antiguo que se tiene hoy, se da testimonio de las palabras originales en las que, sin embargo, no hay ninguna diferencia en los términos. Por lo tanto, es imposible hacer una exégesis confiable si se utilizan términos traducidos, ya sea al español o, como en este caso, al griego.”

En la página 49 el apologista dice que el hecho de que petros y Petra son palabras diferentes como planteamos los evangélicos es una especulación protestante.

También, en la página 55 se comenta:

“Es necesario recomendar que, para hacer una interpretación fiel del texto bíblico en cuestión, se considere su origen arameo con rigor académico, de lo contrario se puede caer en el error de construir un sistema teológico a partir de una falacia.”

Antes de responder los argumentos anteriores acerca de petros y Petra, analizaremos las dificultades principales que tiene el argumento del arameo:


4. Las dificultades del arameo


1. No se rechaza el hecho de que haya existido un evangelio de Mateo en arameo anterior al griego aunque no se ha podido probar como un hecho, es decir, permanece aún en el ámbito de la teoría. No se ha podido probar la existencia de dicho evangelio aunque algunos cristianos primitivos aseguran que existió y más aún, que lo vieron6.

De hecho, como dato interesante, cuando revisamos los escritos de los cristianos primitivos que hablan acerca de Mateo 16: 18, ninguno de ellos defiende su posición utilizando el argumento del alegado manuscrito arameo. Este argumento comenzó a surgir posterior al descubrimiento de DuTillet.

El apologista admite en una nota al pie de la página 50 que los documentos que sobreviven están en griego:

“2 Los manuscritos griegos son los que han llegado a los días presentes en cerca de 5 mil códices, con variantes, sí, pero no sustanciales.”

La versión DuTillet, como lo admite el apologista en la página 53, data del siglo XVI (16). Eso es lo más cercano que se tiene actualmente.

2. Algunos han planteado que el idioma arameo era usado por los hebreos tanto como el griego, es decir, con la misma frecuencia, pero cuando echamos un vistazo a la Escritura nos damos cuenta de que ese no es el caso. Tomemos por ejemplo el evento de la crucifixión que registra el capitulo veintisiete de Mateo. El pasaje registra lo siguiente:

Mateo 27:46  Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

En este pasaje vemos que Mateo traduce correctamente la frase aramea Elí, Elí, ¿lama sabactani?, pero todos los presentes pensaron que Jesús llamaba a Elías para que lo auxiliara. Sucede que entre los hebreos había una tradición que decía que se podía invocar al profeta para auxilio en momentos de dificultad.

Vean la reacción de los presentes cuando Cristo dijo estas palabras:

27:47  Algunos de los que estaban allí decían, al oírlo: A Elías llama éste.
27:49  Pero los otros decían: Deja, veamos si viene Elías a librarle.

Ahora bien, si el arameo se hablaba tanto como algunos suponen seguramente estos hebreos que estuvieron en la escena de la cruz hubieran entendido perfectamente el clamor de Cristo, pero no fue así. Los hebreos de aquel tiempo estaban tan helenizados que sus idiomas naturales quedaron en segundo plano.

Desde Alejandro Magno fue tanta la penetración del griego en todo lugar que inclusive la carta de Pablo a los Romanos se escribió, no en el latín de ellos, sino en el griego de todos. También, la carta a los Hebreos fue escrita para judíos de Palestina que como dice su título eran hebreos, sin embargo fue escrita en griego y los pasajes del AT que se citan en dicha epístola son de la Septuaginta casi en su totalidad.

3. Pero la controversia que nos compete en este análisis es sobre Mateo 16:18. Se alega que en arameo dice “tú eres Simon Kefá y sobre esta kefá edificaré mi iglesia”. Y la pregunta que debiéramos hacernos es:


¿Significa kefá lo mismo en ambas ocasiones? Cuando se traduce al griego Petros y Petra, ¿será lo mismo con diferente género? La respuesta a esta pregunta la obtendremos después de un análisis etimológico de estas palabras y la manera en que los escritores bíblicos y no bíblicos las definieron y las utilizaron. Esto es lo que mostramos a continuación.



5. El vocablo arameo-hebreo כּף kêph


Ya discutimos anteriormente acerca del énfasis superlativo que los apologetas católicos dan al evangelio de Mateo arameo, de donde obtienen el argumento de kefá en Mateo 16:18 (…tu eres Kefas y sobre esta kefá…). No obstante, en el texto hebreo del AT encontramos la fuente de donde proviene el sobrenombre de Simón la cual es aún mucho más antigua que cualquier alegado evangelio arameo que se pudo haber escrito. El léxico hebreo-inglés de Brown-Driver-Briggs discute la palabra hebrea en cuestión:
[כֵּף] noun [masculine] rock (Assyrian kâpu DlHWB 346; Aramaic כֵּיפָא,

perhaps Aramaic loan-word in Hebrew; √ dubious); — only plural כֵּפִים Jeremiah 4:29 as place of refuge; Job 30:6 as dwelling-place.


La información que nos proporciona este léxico es interesante por dos razones principales. La primera es que nos dice que la palabra hebrea keph corresponde al arameo כֵּיפָא, y nos enseña que posiblemente es una palabra prestada al hebreo, aunque nosotros creemos que es una transliteración de la palabra aramea.
La segunda es que esta palabra de origen arameo es utilizada dos veces en el AT: Job 30:6 y Jeremías 4:29.


Job 30:6  cuyas casas de ellos, eran cavernas de piedras. (Junemann)

[HINT] Job 30:6   בערוץ נחלים לשׁכן חרי עפר, וכפים׃ H3710 

 Aquí, como ven, se utiliza la palabra “kephim”, cuya raíz es כּף kêphH3710, de donde proviene kephas (Cefas). Veamos cómo se traduce en la Septuaginta:

[lxx+] Job 30:6 ων οι οικοι  αυτων  ησαν τρωγλαι  πετρωνG4074 

Como bien Juan lo dice en su evangelio, aquí el vocablo arameo-hebreo keph, que viene siendo el sobrenombre dado a Simón (Kefas), es petros en la Septuaginta. Pero interesantemente en Jeremías 4:29, keph se traduce a otra palabra griega:

Jeremías 4:29  Ante voz de cabalgador y tendido arco retrocedió toda región; metiéronse en las cavernas, y en las selvas se ocultaron; y a las peñas ascendieron; toda ciudad fue abandonada; no habitaba en ellas hombre. (Junemann).


[HINT] Jeremiah 4:29מקול פרשׁ ורמה; קשׁת; ברחת כל העיר באו בעבים, ובכפים H3710: עלו כל העיר עזובה, ואין יושׁב בהן. אישׁ׃  

[lxx+] Jeremiah 4:29 απο φωνης ιππεως και εντεταμενου τοξου ανεχωρησεν πασα χωρα εισεδυσαν εις τα σπηλαια και εις τα αλση εκρυβησαν και επι τας πετραςG4073 ανεβησαν πασα πολις εγκατελειφθη ου κατοικει εν αυταις ανθρωπος

Vemos cómo keph (kephim) en este verso se traduce a petras. Y es aquí donde alguien podría argumentar que puesto a que keph se traduce a petros y petra en la Septuaginta entonces estas son la misma palabra con diferente genero. Sin embargo esa sería una conclusión demasiado apresurada, pues la evidencia bíblica apunta a todo lo contrario demostrando que las palabras griegas no son la misma, sino que la palabra aramea keph tiene doble significado como lo demostramos a continuación.


No perdamos de perspectiva que Juan 1:42 dice que Cefas quiere decir Petros


6. Petros en la literatura griega clásica (antigua)


En la pag. 59, el apologista plantea que kefas no existe en la literatura griega clásica:

“Respecto al arameo Κηφᾶς (Cefas), escrito en letras griegas, se observa que también es nombre propio, equivalente a Πέτρος que en griego significa piedra (Tuggy, 1996) y, como señalamiento importante, en el griego clásico no existe cf. (Pabón, 1967).”

Más aún, en la página 62 dice lo mismo sobre petros:

Pero Πέτρα sí es un femenino que es imposible usar como nombre propio para un varón, por eso se ha traducido como Πέτρος, un término que no existía tal cual en el griego antiguo.

Kefas en verdad no existe en la literatura clásica o antigua porque naturalmente no es una palabra griega, pero petros sí. Por tanto, haremos una investigación de la palabra griega en dicha literatura para ver qué significado tenía para los escritores de los clásicos más conocidos.  

Tomemos por ejemplo una de las más famosas obras literarias escritas en griego clásico, La Iliada de Homero, compuesta alrededor del siglo sexto al octavo antes de Cristo. Allí, petros aparece un total de cuatro veces. La siguiente es una gráfica tomada de la Librería Digital Perseus:      




Este programa en línea reporta que la palabra petros aparece en el libro 7- (línea) 244, libro 16-394, libro 16-726 y también en el libro 20-394. Veamos el caso del libro 7-244:




Ayante entonces, tomando una piedra mucho mayor, la despidió haciéndola voltear con una fuerza inmensa.



Aquí se habla de una piedra grande que se tomó para ser lanzada. Esta fue una respuesta a Héctor, contra quien Ayante peleaba y quien le había lanzado una piedra anteriormente. Para la piedra que Héctor lanzó primero, se utiliza la palabra lithos. Ambas piedras pudieron tomarse para lanzarse. ¿No le parece esto interesante?

Veamos el libro 16-735:

“Héctor dejó entonces a los demás dánaos, sin que intentara matarlos, y enderezó a Patroclo los caballos de duros cascos. Patroclo, a su vez, saltó del carro a tierra con la lanza en la izquierda; cogió con la diestra una piedra blanca y erizada de puntas que le llenaba la mano; y estribando en el suelo, la arrojó hiriendo en seguida a un combatiente, pues el tiro no resultó vano”





Aquí,  se utiliza petros para referirse a una piedra pequeña que se podía tomar y lanzar con una sola mano.

En el libro 6-394 también se habla de una piedra que se podía levantar con las manos. Allí se utiliza petros:

“Después hirió de una pedrada en medio de la cabeza a Erilao, que a acometerle venía, y se la partió en dos dentro del fuerte casco”

Pero eso no es todo. Según el análisis que arroja Perseus, son más de noventa las obras clásicas griegas que emplean petros para referirse a una piedra pequeña. Aquí nos limitaremos a citar de A Greek-English Lexicon7, un diccionario especializado en el griego clásico que está incluido en  la mencionada librería, donde se citan algunos casos:

πέτρος ,  (in later Poets AP7.274 (Honest.), 479 (Theodorid.)),
2. prov., πάντα κινῆσαι πέτρον 'leave no stone unturned',E.Heracl.1002, cf. Pl.Lg.843a; of imperturbability, “καὶ γὰρἂν πέτρου φύσιν σύ γ᾽ ὀργάνειας” S.OT334, cf. E.Med.28.
II. a kind of reed, Peripl.M.Rubr.65.—The usual Prose word is λίθος.

Lo primero que este diccionario dice es que petros es una piedra distinta a Petra, palabra que también se usa en esta literatura. Luego cita algunos lugares en otras obras clásicas donde podemos ver la clara diferencia de tamaño en comparación a Petra.

En segundo lugar, el léxico cita la línea 1002 de “Euripides Heracletos”, otra obra famosa del griego clásico donde dice “no dejaran piedra sin remover.  Allí como ven, se utiliza petros para referirse a una piedra lo suficientemente pequeña como para que se pueda mover.

Un último detalle al final de la definición del diccionario es el que dice que la palabra usual en la prosa clásica griega es lithos, que es otra forma de decir que petros en esta literatura es sinónimo de lithos.



7. Petra en la literatura griega clásica


Analicemos la palabra Petra en el diccionario que utilizamos anteriormente:

πέτρα , Ion. and Ep. πέτρη , ,
A. Rock; freq. of cliffs, ledges, etc. by the sea, “λισσὴ αἰπεῖά τε εἰς ἅλαπέτρη Od.3.293, cf. 4.501, etc.; χῶρος λεῖος πετράων free from rocks, of a beach, 5.443 ; “π. ἠλίβατος . . ἁλὸς ἐγγὺς ἐοῦσα Il.15.618, etc.; χοιρὰς π.Pi.P.10.52; also, rocky peak or ridge, αἰγίλιψ π. Il.9.15, etc.; “ἠλίβατος16.35, etc.; λιττὰς π. Corinn.Supp.1.30, cf.A.Supp.796 (lyr.); π. Λενκάς, ?ωλενίη, etc., Od.24.11, Il.11.757, etc.; π. σύνδρομοι, Συμπληγάδες,Pi.P.4.209, E.Med.1264(lyr.); πρὸς πέτραις ὑψηλοκρήμνοις, of Caucasus,A.Pr.4, cf. 31, 56, al.; π. Δελφίς, π. δίλοφος, of Parnassus, S.OT464(lyr.),Ant.1126(lyr.); “π. Κωρυκίς A.Eu.22; π. Κεκροπία, of the Acropolis,E.Ion936.

2. π. γλαφυρή a hollow rock, i.e. a cave, Il.2.88, cf.4.107; σπέος κοιλῇ ὑπὸ π. Hes. Th.301; δίστομος π. cave in the rock with a double entrance, S.Ph.16, cf. 937; κατηρεφεῖςαὐτῇ τῇ π. Pl.Criti.116b; “π. ἀντρώδης X.An.4.3.11; “τόποςκύκλῳ πέτραις περιεχόμενος IG42(1).122.21 (Epid.); ἕως τῆςπ. down to virgin rock, PCair.Zen.172.14 (iii B.C.), OGI672(Egypt, i A. D.), cf. Ev.Matt.16.18.


4. stone as material, π. λαρτία, Τηΐα, SIG581.97 (Crete, iii/ii B. C.), 996.13 (Smyrna, i A.
D.): distd. from πέτρος (q. v.), which is v.l. in X.l.c.; πέτρᾳ shd. be read in S.Ph.272 ; the distn. is minimized by Gal.12.194.

II. prov., οὐκ ἀπὸ δρυὸς οὐδ᾽ ἀπὸ πέτρης, etc. (v. δρῦς); as a symbol of firmness, “ δ᾽ ἐστάθη ἠΰτε π. ἔμπεδον Od.17.463; of hard-heartedness, “ἐκ πέτρας εἰργασμένος A.Pr.244; “ἁλίαν π.  κῦμαλιταῖς ὢς ἱκετεύων E.Andr. 537 (anap.); cf. “πέτρος” 1.2 . (Written πε-τε-ρα in a text with musical accompaniment, Pae.Delph.5.)


Veamos a continuación un ejemplo de la diferencia entre lithos y Petra en el libro 3, línea 293 de “La Odisea” de Homero:




 “Hay en el obscuro ponto una peña escarpada y alta que sale al mar cerca de Gortina en el tenebroso ponto: allí el Noto lanza grandes olas contra el promontorio de la izquierda, contra Festo, y una roca pequeña rompe la grande oleada”. 

Aquí, para referirse a la peña escarpada y alta se usa Petra, mientras que para la roca pequeña es lithos. Recuerde que en la literatura clásica griega lithos y petros son usados de forma sinónima.

Un último ejemplo de que Petra es una roca grande se encuentra en Iliada 9-15 donde dice:




Levantóse Agamemnón, llorando, como fuente profunda que desde altísimo peñasco deja caer sus aguas sombrías; y despidiendo hondos suspiros, habló a los argivos:”

Aquí Petra, que se traduce a peñasco, también puede traducirse como acantilado.
Por lo tanto, en la literatura griega antigua la palabra petros existe y es ampliamente utilizada como sinónimo de lithos, no de Petra, la cual es diferente. Petros, piedra pequeña y movible, Petra roca grande e inconmovible.



8. Petros en la Biblia


El apologista hace muchas declaraciones acerca del origen de petros en la escritura. Citaré las más importantes para efectos de este análisis. En la página 40 dice:

“La tesis consiste en afirmar que Jesús dijo en griego “tú eres Petro, y sobre esta Petra edificaré mi Iglesia”, arguyendo que Petro es una piedrita y Petra es una roca. Por lo tanto,
Pedro es la piedrita y Jesús es la Roca.

Sin embargo el argumento se descompone porque está basado en una falacia. En griego las palabras petra y petro significan lo mismo, sólo cambia el género. De hecho, petro no existía como nombre propio hasta que Jesús lo emplea aquí. No hay, por lo tanto, una distinción de tamaño.”

Este comentario resume en gran manera el pensamiento del apologista y de la inmensa mayoría de los católicos en general. Y si es cierto que petros no se utilizó como nombre de persona hasta que Cristo lo hace con Simón, también es cierto que la mencionada palabra griega ya existía y se utilizó en la Septuaginta.

Recordemos que la Septuaginta o “Traducción de los Setenta (LXX)”, traducción del Antiguo Testamento hebreo-arameo al griego, era la que se utilizaba en tiempos de Cristo y sus discípulos y además esta traducción contenía los libros llamados “deutero canónicos”. Dentro de los deutero canónicos están dos libros llamados 1 y 2 Macabeos, aunque algunos manuscritos de LXX lo tienen dividido en cuatro libros.
Allí se utiliza petros con un significado claro. Veamos el primer ejemplo en 2 Macabeos 1:168:

2 Macabeos 1:16  Abrieron la puerta secreta del techo y a pedradas aplastaron al jefe; le descuartizaron, y cortándole la cabeza, la arrojaron a los que estaban fuera.





En este verso se habla de unas piedras que se podían levantar y lanzar. Y como pueden apreciar, es petrous (forma plural) la palabra utilizada.

Vamos a 2 Macabeos 4:41:

2 Macabeos 4:41  Cuando se dieron cuenta del ataque de Lisímaco, unos se armaron de piedras, otros de estacas y otros, tomando a puñadas ceniza que allí había, lo arrojaban todo junto contra las tropas de Lisímaco.








  Otra vez se utiliza petrous para referirse a una piedra pequeña que se podía recoger y lanzar.

Ahora bien, comparemos esto con 1 Macabeos 2:36:

1 Macabeos 2:36  no replicaron ni arrojando piedras ni atrincherando sus cuevas. Dijeron:





Interesantemente, la palabra que se utiliza aquí para hablar de una piedra que se puede lanzar es lithos. Esta es otra evidencia, al igual que el uso que se le da a petros en la literatura griega clásica, de que petros es sinónimo de lithos y no de Petra.

Pero esto no se limita solo a los libros de Macabeos. También en los libros llamados “proto canónicos” o pertenecientes al canon regular como los protestantes los conocemos, se utiliza petros de manera compuesta. Veamos un ejemplo y su explicación:

Job 41:20  No le ahuyentan los disparos del arco, cual polvillo le llegan las piedras de la honda.



Aquí se habla de un instrumento para arrojar una piedra, en este caso una honda, y se emplea la palabra compuesta petrobolon (petros, piedra y balo (βάλλωG906) arrojar, tirar9 .

Volvamos a 1 Macabeos. En el capítulo 6 verso 51 vemos algo interesante:

1 Macabeos 6:51  Sitió el Templo durante largos días con sus torres y sus máquinas de asalto, con sus máquinas para lanzar fuego y rocas, y con las más pequeñas para las flechas y las piedras. (Biblia Latinoamericana).




                                                                                                                                     Otra vez se menciona una máquina para lanzar fuego y piedras. Como pueden apreciar se utiliza lithobola la cual evidentemente es sinónimo de petrobolos.

Y si todavía quedan dudas de que petros es sinónimo de lithos considere el siguiente versículo donde se combinan ambas palabras construyendo una frase para referirse a una lluvia de piedras de granizo.

Ezequiel 13:11  di a los recubridores con lodo suelto, que caerá; vendrá lluvia torrencial, y enviaré piedras de granizo que la hagan caer, y viento tempestuoso la romperá.  









Veámoslo en la Septuaginta Analítica10:


[lxx+] Ezekiel 13:11 ειπον προς τους) αλειφοντας πεσειται και εσται υετος κατακλυζων και δωσω λιθους G3037 πετροβολους εις τους ενδεσμους αυτων και πεσουνται και πνευμα εξαιρον και ραγησεται

Esto nos debe hacer meditar en el hecho de que no sería coherente utilizar dos palabras diferentes para crear una construcción que se refiera a una sola cosa. Es decir, las piedras (lithous) componen, o dicho de otro modo, son el granizo (petrobolos).

Desde la pagina 30 hasta la 60 el apologista defiende el supuesto de que petros y Petra son la misma palabra con diferente genero convencido de que la evidencia que utiliza es suficiente, pero lo que hemos visto hasta ahora es lo opuesto. Los principales exponentes católicos muestran solo un lado de las cosas pero aquí se muestran ambas caras de la moneda. Y todavía queda evidencia de que en la Biblia hay más de lo que mucha gente piensa.


 El texto bíblico es claro. Es imposible que petros sea lo mismo que Petra. La evidencia de que la primera es una piedra pequeña y la segunda una roca grande es innegable. Pero esto no termina aquí. La evidencia en el caso de la palabra Petra en la Biblia también hará aún más clara la diferencia. 




9. Lithos en 1 Pedro 2 y 1 Corintios 3:11


En este caso el apologista alude a pasajes de 1 Pedro y 1 Corintios para intentar desvincular a Jesús del hecho de que Él es la piedra de fundamento de la iglesia. El primer pasaje es 1 Pedro 2: 4-9:

«Al acercarse a él, piedra (lithos, λίθος) viva desechada por los hombres, pero elegida y digna de honor a los ojos de Dios, también ustedes, como piedras (lithos) vivas, van entrando en la construcción del templo espiritual, formando un sacerdocio santo, destinado a ofrecer sacrificios espirituales que acepta Dios por Jesús Mesías. Por eso está escrito: "Yo coloco en Sión una piedra (lithos) angular, elegida y digna de honor: quien crea en ella no quedará defraudado”. El honor es para ustedes los creyentes; para los incrédulos, en cambio, es la "piedra (lithos) que habían desechado los constructores la que se ha convertido en piedra angular (κεφαλή γωνία, kefalé gonía)"; más, en piedra (lithos) para tropezar y en roca (πετρα Petra) para estrellarse”. Ellos tropiezan por ser rebeldes al mensaje: ése es su destino. Ustedes, en cambio, son linaje elegido, sacerdocio real, nación consagrada, pueblo adquirido por Dios, para publicar las hazañas del que los llamó de las tinieblas a su maravillosa luz» (Nueva Biblia Española).

A esto, en la pagina 64-65 el apologista comenta:

“Como se puede observar, sin embargo, el pasaje no dice que Jesús es la Petra, antes bien, se refiere a él como Lithos, palabra griega que sí representa una Piedrita. Cuando se aplica
Petra a Jesús, es para llamarle Roca de Escándalo o Roca para Estrellarse (NBE). No tiene relación alguna con la Piedra de Mt 16,18 y ni siquiera es un título divino (para referirse a Dios) pues, si Jesús fuera la Petra, no tendría por qué llamarlo Lithos ahí.”

Esta argumentación parte del supuesto de que en el verso en cuestión lithos, cuando se aplica a Cristo, tiene el mismo significado de piedrita que en su uso normal o literal. Sin embargo, cuando rastreamos la fuente de donde Pedro toma la cita veremos un detalle interesante. El apóstol está tomando la cita de Isaías 8:14 donde se le da a lithos un significado más trascendental de lo que la palabra normalmente sugiere. De hecho, el profeta hace un paralelismo sinónimo entre dos frases:


[HINT] Isaiah 8:14 והיה למקדשׁ; ולאבן H68 נגף H5063 ולצור H6697 מכשׁול H4383 לשׁני בתי ישׂראל, לפח ולמוקשׁ ליושׁב ירושׁלם׃


Entonces él será por santuario; pero a las dos casas de Israel, por piedra para tropezar, y por tropezadero para caer, y por lazo y por red al morador de Jerusalén. 


La frase marcada en amarillo es “eben néguef”, piedra de tropiezo, y la frase en azul es “tsur mikshól”. Interesantemente, mikshól es comúnmente utilizado como sinónimo de néguef  (Lev 19:14, Eze 3:20, Eze 7:19, Eze 14:3-4, Eze 14:7, Jer 6:21). A esto tenemos que añadir que en la literatura hebrea se utiliza el paralelismo para repetir el mismo sentido con diferentes palabras. Podemos tomar el ejemplo los salmos donde el paralelismo es inherente a ellos:

Salmo 1:1  Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,
Ni estuvo en camino de pecadores,
Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

Este ejemplo de paralelismo sinónimo expresa que para las tres frases que se mencionan hay solo un significado. Bienaventurado es aquel que no anduvo en caminos de pecados y maldad.

Otro ejemplo está en Génesis 4:23:

Y dijo Lamec a sus mujeres:
Ada y Zila,  oíd mi voz;
Mujeres de Lamec,  escuchad mi dicho:
Que un varón mataré por mi herida,
Y un joven por mi golpe.

La segunda y tercera línea dicen la misma cosa con diferentes palabras, igual que la tercera y la cuarta. A esto se le llama paralelismo sinónimo en la poesía y es una herramienta hermenéutica para interpretar principalmente los textos escritos en el mencionado género literario. 

En otras palabras, en Isaías 8:14 se hace un paralelo entre eben , traducido lithos en LXX y Tsur ,traducido Petra en LXX, haciéndolas así equivalentes:

[lxx+] Isaiah 8:14 και εαν επ αυτω πεποιθως εσται σοι εις αγιασμα και ουχ ως λιθου(N2 GSM) G3037 προσκομματι(N3M DSN) G4348 συναντησεσθε αυτω ουδε ως πετρας G4073 πτωματι(N3M DSN) G4430 ο δε οικος ιακωβ εν παγιδι και εν κοιλασματι εγκαθημενοι εν ιερουσαλημ

Otra evidencia de que lithos aplicada a Jesús toma una connotación más trascendental la tenemos en Isaías 28: 16:

Isaías 28:16  Por eso, así dice el Señor Yahveh: «He aquí que yo pongo por fundamento en Sión una piedra elegida, angular, preciosa y fundamental: quien tuviere fe en ella no vacilará. (Jerusalén 1976)

[lxx+] Isaiah 28:16 δια  τουτο  ουτως  λεγει  κυριος  ιδου  εγω  εμβαλω  εις  τα σιων  λιθονG3037 πολυτελη  εκλεκτον  ακρογωνιαιονG204  εντιμον  εις τα θεμελια αυτης  και  ο  πιστευων  επ  αυτω  ου  μη  καταισχυνθη

Como ven, aquí se utiliza lithos para referirse a una piedra de fundamento, por lo tanto, lo suficientemente grande para poder armar un edificio sobre ella. Este edificio es la iglesia. El profeta nos dice en este pasaje que Jesucristo es tanto la piedra de fundamento como la piedra angular (akrogoniaion). Si lithos significara piedra pequeña aquí, entonces el escritor hubiese incurrido en una incoherencia, pues una piedrita no sirve de fundamento para construir nada.

Así, cuando Pedro escribe el pasaje en discusión lo está haciendo desde los pasajes del Antiguo Testamento que acabamos de analizar. Por lo tanto, al decir así nada más que lithos significa piedrita aún cuando se aplica a Cristo es reflejo de superficialidad y simplismo de interpretación del pensamiento de Pedro.

Entonces, podemos observar que lo primero que Pedro hace cuando comienza a escribir el pasaje de 1 Pedro 2: 4-9, estando al tanto de el uso que se le da a las palabras en el AT, es establecer el contraste entre Cristo como LA piedra viva y nosotros como piedritas vivas. Del saque, nadie en su juicio cabal discutiría el hecho de que nosotros como piedritas de construcción estamos al mismo nivel de Cristo, La Piedra de fundamento-ángulo.

 Cuando el apóstol aplica lithos a Cristo lo hace en base a los textos de Isaías donde claramente se establece que Él es la piedra de fundamento y angular, y toma más significado cuando en la profecía de 8:14 se usa eben (lithos) y Tsur (Petra) paralelamente, refiriéndose a la misma persona. Esto no se hace con nadie en la Biblia sino solo con Jesús.

Cuando se aplica lithos al resto de la iglesia se hace partiendo del hecho de que es el material de construcción que se pone sobre el fundamento Jesús, quien es Dios, a diferencia de nosotros que somos sus siervos humanos.

Como hemos visto, la cuestión del vocablo griego lithos es más profunda de lo que muchos creen. Y no necesariamente aludo con estas palabras al apologista a quien respondo en esta entrega porque son muchos los que entonan el mismo coro.


10. El fundamento y la construcción de la iglesia




En la página 69 el apologista cita 1Corintios 3:4-14:

Cuando dice uno "Yo soy de Pablo", y otro"Yo soy de Apolo", ¿no procedéis al modo humano? ¿Qué es, pues, Apolo? ¿Qué es Pablo?... ¡Servidores, por medio de los cuales habéis creído!, y cada uno según el don del Señor. Yo planté, Apolo regó; mas fue Dios quien hizo crecer. De modo que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios que hace crecer. Y el que planta y el que riega son una misma cosa; si bien cada cual recibirá el salario según su propio trabajo, ya que somos colaboradores de Dios y vosotros, campo de Dios, edificación de Dios. Conforme a la gracia de Dios que me fue dada, yo, como buen arquitecto, puse el cimiento, y otro construye encima. ¡Mire cada cual cómo construye! Pues nadie puede poner otro cimiento que el ya puesto, Jesucristo. Y si uno construye sobre este cimiento con oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, paja, la obrade cada cual quedará al descubierto; la
manifestará el Día, que aparecerá con fuego. Y la calidad de la obra de cada cual, la probará el fuego. Aquél, cuya obra, construida sobre el cimiento, resista, recibirá la recompensa.

A este pasaje el apologista comenta (pág. 70):

“Es importante observar el contexto, porque San Pablo está reprendiendo la división entre los cristianos de Corinto, pues se han separado entre ellos siguiendo a sus maestros antes
que a Cristo. Es así como llega a hablar de dos hechos distintos: el fundamento de la predicación que él puso, Cristo, y la catequización que hace otro: Apolo, quien, desde luego, no puede poner otro fundamento en su anuncio del evangelio ni en su enseñanza, que Cristo; así, las obras que hace una persona en Cristo serán recompensadas al pasar por el fuego.

Sin embargo, esto no tiene, hasta aquí, ninguna relación con el fundamento apostólico de la Iglesia.”

Otro pasaje donde se utiliza la figura de una construcción es Efesios 2:20 (pág. 70):

Edificados sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, siendo la piedra angular Cristo mismo.

A lo que comenta:

“De forma que, cuando San Pablo dice a los Corintios: “Nadie puede poner otro cimiento que Jesucristo”, no se refiere a la piedra sobre la cual se edifica la Iglesia, pues él mismo escribe que la Iglesia esta cimentada en los Apóstoles, siendo Jesucristo la piedra angular, como se puede observar en la cita bíblica anterior.”


En estos comentarios del apologista encontramos ciertas debilidades que hay que aclarar. Primero, si fuese cierto que la iglesia está cimentada sobre una sola persona, el pasaje en cuestión se hubiese escrito de manera que se entendiera de esa manera, pero no es así. El pasaje habla de LOS apóstoles, no DEL apóstol.

Segundo, el texto dice claramente, aún en la traducción que el apologista utiliza, que la iglesia está edificada sobre el cimiento DE los apóstoles, no EN los apóstoles como él dice en el comentario suyo que acabamos de citar. Y dado a que NADIE puede poner OTRO fundamento que el que YA ESTÁ PUESTO, el cual es JESUCRISTO, entonces el fundamento DE los apóstoles es Cristo mismo. La función de los apóstoles es plantar ese fundamento.

Tercero, el apologista al igual que los principales exponentes católicos de la red no toman en consideración que cuando se utiliza la regla hermenéutica que dice que debemos poner en paralelo y confrontar aquellos textos que traten un mismo asunto, en este caso la figura de la construcción de la iglesia, vemos que Cristo es tanto el único fundamento (1 Cor. 3:11), como la piedra angular (Efe. 2:20) en cumplimiento de la profecía de Isaías 28:16 donde se establece que Cristo es la piedra de fundamento, angular, fundamental y que será cimiento para la iglesia:

Isaías 28:16  Por eso, así dice el Señor Yahveh: «He aquí que yo pongo por fundamento en Sión una piedra elegida, angular, preciosa y fundamental, de cimiento estable: quien tuviere fe en ella no vacilará.

Más aún, si consideramos otro texto que hace uso de la figura de la construcción de la iglesia veremos el panorama más claro:

Gálatas 2:9  y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión.

Aquí, Pablo nos enseña que los tres discípulos más cercanos al Maestro eran columnas en la iglesia y el segundo en mencionarse es Simón Kefá, Pedro. La siguiente es una grafica que demuestra cómo los textos discutidos armonizan perfectamente con lo establecido desde la Escritura.     
























En esta grafica se incluye otro texto que es importante discutir porque en él se utiliza otra palabra griega de interés:

Efesios 5:23  porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

Efesios 5:23  ὅτι ἀνήρ ἐστιν κεφαλὴ τῆσ γυναικὸσ ὡσ καὶ ὁ Χριστὸσ κεφαλὴ τῆσ ἐκκλησίασ, αὐτὸσ σωτὴρ τοῦ σώματοσ.
Como se observa en el versículo, en griego se utiliza la palabra kefaléG2776, aplicada solo a Cristo como única cabeza de la iglesia.

Colosenses 1:18  y él es la cabeza (kefalé) del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;



11. Petra en la Biblia


En la página 71 el apologista comienza de lleno su análisis sobre la palabra Petra citando 1 Corintios 10: 1-4:

No quiero que ignoréis, hermanos, que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube y todos atravesaron el mar; y todos fueron bautizados en relación con Moisés, en la nube y en el mar; y todos comieron el mismo alimento espiritual; y todos bebieron la misma bebida espiritual, pues bebían de la roca (Petra)espiritual que les seguía; y la roca (Petra) era Cristo (1 Corintios 10,1-4).

El comentario que sigue resume en cierta manera la interpretación del apologista en cuanto al significado del texto citado y su interpretación de lo que significa la palabra Petra:

“Sucede que 1 Cor 10 está citando el antiguo testamento griego, la Septuaginta; y en este caso, ¡está hablando de Dios! Si se observa el texto hebreo que San Pablo está citando desde la Septuaginta, es genial encontrarse con el término Tsur, que, como se ha mencionado en el análisis literario (2.4) es la palabra usada para referirse a Dios como una Roca. Por lo tanto, en este pasaje no se trata de cualquier roca (séla), ¡es Dios! (Tsur).

“He aquí estoy allí delante de ti sobre la peña (petra) de Horeb; y herirás la peña (petra) y saldrá de ella agua, y beberá mi pueblo». E hizo Moisés así delante de los hijos de Israel.” (Ex 17,6)”

Hagamos el ejercicio que el apologista propone en su comentario. Veamos el texto hebreo y su traducción a la Septuaginta:

He aquí estoy allí delante de ti sobre la peña (petra) de Horeb; y herirás la peña (petra) y saldrá de ella agua, y beberá mi pueblo». E hizo Moisés así delante de los hijos de Israel.” (Ex 17,6)



[HINT] Exodus 17:6 הנני עמד לפניך שׁם על הצור H6697 the rock בחרב; והכית בצור H6697 the rock, ויצאו ממנו מים ושׁתה. העם ויעשׂ כן משׁה לעיני זקני ישׂראל׃.

[lxx+] Exodus 17:6 οδε  εγω  εστηκα  προ  του σε  εκει  επι  της  πετραςG4073 εν  χωρηβ και  παταξεις  την  πετρανG4073 και εξελευσεται εξ  αυτης  υδωρ  και  πιεται  ο  λαος  μου  εποιησεν  δε  μωυσης ουτως  εναντιον  των  υιων  ισραηλ

Tenemos que tener en cuenta que el apologista arguye que el hebreo Tsur solo se traduce en la Septuaginta a Teos (Dios) y nunca a Petra, pero en este texto se hace una excepción, como él lo reconoce en una nota al pie de la pagina 86, debido al hecho de que en el pasaje que acabamos de ver se hace mención del agua que sale de la peña. Es decir, según el apologista, en ese sentido se hace referencia a Cristo como Dios y no como la Petra de fundamento.

Veamos los comentarios más importantes que el apologista hace sobre Tsur – Petra en la Biblia y su análisis correspondiente:

“Al estudiar detenidamente los escritos sagrados, se observa el hecho de que los términos semíticos séla, kefá, y Tsur, aparecen en la Biblia con sentidos diferentes. De hecho, en el texto hebreo del Antiguo Testamento, el término Tsur se utiliza para referirse a Dios como Roca. Tal como se ha mencionado, esta es la razón fundamental por la cual, en el Antiguo Testamento griego de los LXX, no se traduce Tsur como Petra (roca), antes bien, optaron por emplear la palabra Theos (Dios) ; en cambio, séla se utiliza para nombrar cualquier piedra, una roca común.” (Pág. 80-81)

Más adelante el apologista arguye que la palabra Petra, aparece cuando se habla de cualesquier tipo de piedra y a continuación trae unos cuantos textos que al parecer apoyan su tesis.

En la página 82 comienza con el texto de Números 24:21 y en la página 83 declara:

“Como se pude observar en los diferentes idiomas, la peña o roca mencionada en el versículo, está escrita como סֶּלַע (séla) en el hebreo, y πέτρᾳ en el griego.
De este caso, se puede afirmar que Petra no es un título de Dios, por lo tanto, al menos para este pasaje, el enunciado protestante es falso.”

Luego el apologista hace lo propio con Deuteronomio 32:15 utilizando el hebreo del manuscrito Leningrado y el griego de la traducción Junemann para demostrar que Tsur en la Septuaginta se traduce a Teos y no a Petra.

En la página 84 el apologista procede a analizar el Salmo 62: 2-3 y lo presenta  como otra de sus evidencias de que la palabra roca en hebreo es Tsur y se traduce en la Septuaginta a Teos solamente.

En la página 85 hace lo mismo con Deuteronomio 32:4, en la 86 lo hace con 2 Samuel 23: 3 ó 22: 3. Lo importante se utiliza el pasaje para demostrar que Sela se traduce a Petra y no Tsur.

En la página 88 se analiza 1 Samuel 23: 28 donde Sela se traduce a Petra. En la 90 se hace con el Salmo 18: 2 con su conclusión en la 90-91 que dice:

“Es evidente en los textos sagrados, que el griego no tradujo como “petra” ninguno de los dos términos hebreos de “roca”. En la primera, séla סַֽלְעִ֥י es traducido por στερέωμά, que significa firmamento o sostén. Y en la segunda, “Tsur”, el título divino, es, en esta ocasión, omitido en el griego, debido a que ya está hablando de Dios (Theos) en el hebero (El, de Elohim) אֵלִ֣י . En este pasaje, la LXX no usa otro término para la palabra roca, sino que simplifica las dos palabras hebreas (El Tsur) en un solo texto griego: “Theos”.

Lo anterior deja en claro que los traductores de la Septuaginta tenían una gran claridad respecto al uso exclusivo del término “Roca”, “Tsur” para referirse a Dios.”

Antes de responder a todo lo anterior hay que destacar que la genuinidad del esfuerzo que hizo el apologista en el análisis de los textos que acabamos de ver es incuestionable y digna de admiración. De hecho, he visto en la red otros apologistas católicos utilizar sus argumentos en sus aportaciones. Sin embargo, estos argumentos tienen serias debilidades las cuales enumeramos a continuación.

Comencemos con la figura de la peña de la cual brota agua. Aquí tenemos que preguntarnos: ¿En verdad se hace una excepción a la regla en Éxodo 17: 6 cuando se traduce Tsur a Petra? Recordemos que el argumento del apologista se basa en que Tsur en circunstancias normales se traduce siempre a Teos y no a Petra la cual proviene, según el apologista, de sela.

Pues bien, la respuesta es no. El problema aquí es que no se toman en cuenta otros pasajes en el Antiguo Testamento que hablan de la misma figura de la peña de donde brota el agua.

Comparemos Éxodo 17:6 con Números 20:8:

Éxodo 17:6  He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb; y golpearás la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel.

[HINT] Exodus 17:6 הנני עמד לפניך שׁם על הצור H6697 בחרב; והכית בצור H6697, ויצאו ממנו מים ושׁתה. העם ויעשׂ כן משׁה לעיני זקני ישׂראל׃.
  
[lxx+] Exodus 17:6 οδε  εγω  εστηκα  προ του  σε  εκει  επι  της πετρας  G4073 εν  χωρηβ και  παταξεις  την  πετραν  G4073 και  εξελευσεται εξ  αυτης  υδωρ  και  πιεται  ο  λαος  μου  εποιησεν  δε  μωυσης ουτως  εναντιον  των  υιων  ισραηλ


Ahora veamos Números 20:8. Tenga presente que este verso fue escrito por la misma persona (Moisés) que escribió el pasaje de Éxodo que acabamos de ver: 

Números 20:8  Toma la vara, y reúne la congregación, tú y Aarón tu hermano, y hablad a la peña a vista de ellos; y ella dará su agua, y les sacarás aguas de la peña, y darás de beber a la congregación y a sus bestias.

[HINT] Numbers 20:8 קח את המטה, והקהל אתעדה אתה, ואהרן אחיך, ודברתם אל הסלע H5553 לעיניהם; ונתן מימיו, והוצאת להם מים  מן הסלע H5553: והשׁקית. את  העדהאת  בעירם׃

[lxx+] Numbers 20:8 λαβε  την  ραβδον και  εκκλησιασον την  συναγωγην  συ  και  ααρων  ο  αδελφος  σου  και  λαλησατε  προς  την  πετρανG4073 εναντι  αυτων  και  δωσει τα  υδατα  αυτης   και  εξοισετε  αυτοις  υδωρ  εκ  της  πετραςG4073 και  ποτιειτε  την συναγωγην  και  τα  κτηνη  αυτων

En ambos pasajes Moisés está hablando de la misma figura y sin embargo, en Éxodo utiliza Tsur traducido a Petra y en Números utiliza Sela y que interesantemente en la Septuaginta también se traduce a Petra.

Ahora, analicemos el Salmo 78, versos 15, 16 y 20. Éste salmo es uno de una serie de canticos escritos por el salmista Asaf. Aquí encontraremos algo muy interesante:
Salmo 78:15  Hendió las peñas en el desierto,   Y les dio a beber como de grandes abismos,

[HINT] Psalms 78:15 יבקע צרים H6697 במדבר, וישׁק כתהמות. רבה׃

[lxx+] Psalms 78:15 διερρηξεν πετρανG4073 εν  ερημω  και  εποτισεν  αυτους  ως  εν  αβυσσω  πολλη


Vemos que Tsur se traduce a Petra. Veamos el próximo verso:

Salmo 78:16  Pues sacó de la peña corrientes, E hizo descender aguas como ríos.

[HINT] Psalms 78:16 ויוצא נוזליםסלע H5553, ויורד כנהרות. מים׃

[lxx+] Psalms 78:16 και  εξηγαγεν υδωρ  εκ  πετρας G4073 και  κατηγαγεν  ως  ποταμους  υδατα

Vallamos ahora al verso 20 de este Salmo:

Salmo 78:20  He aquí ha herido la peña, y brotaron aguas, Y torrentes inundaron la tierra; ¿Podrá dar también pan?  ¿Dispondrá carne para su pueblo?

[HINT] Psalms 78:20 הן, הכה צור H6697, ויזובו, מים ונחלים ישׁטפו; הגם לחם יוכל תת אם יכין שׁאר לעמו׃

[lxx+] Psalms 78:20 επει  επαταξεν  πετραν  G4073 και  ερρυησαν υδατα  και  χειμαρροι κατεκλυσθησαν  μη  και  αρτον  δυναται  δουναι  η  ετοιμασαι  τραπεζαν  τω  λαω  αυτου

En el mismo Salmo, en el mismo contexto, y a la misma figura se le aplica tanto Tsur como Sela en hebreo y cuando lo traducen a la Septuaginta es Petra en los tres versos. Lo que significa que los escritores en hebreo utilizaban ambas palabras de forma intercambiable, es decir, equivalentes o sinónimas. Esto es prueba de que el exclusivismo de significado en las palabras no es correcto.

Salmo 105:41  Abrió la peña, y fluyeron aguas;  Corrieron por los sequedales como un río.
[HINT] Psalms 105:41 פתח צור H6697, ויזובו; מים הלכו בציות נהר׃.

[lxx+] Psalms 105:41 διερρηξεν πετραν  και  ερρυησαν υδατα  επορευθησαν  εν  ανυδροις  ποταμοι

Salmo 114:8  El cual cambió la peña en estanque de aguas,Y en fuente de aguas la roca.

[HINT] Psalms 114:8 ההפכי הצור H6697 אגם מים, חלמישׁ למעינו מים׃.

[lxx+] Psalms 114:8 του  στρεψαντος  την  πετραν  G4073 εις  λιμνας  υδατων  και  την  ακροτομον εις  πηγας  υδατων

Echemos un vistazo al testimonio de Isaías sobre la mencionada figura:

Isaías 48:21  No tuvieron sed cuando los llevó por los desiertos; les hizo brotar agua de la piedra; abrió la peña, y corrieron las aguas.

[HINT] Isaiah 48:21 ולא צמאו בחרבות: הוליכם he led מים מצור H6697 הזיל למו ויבקע צור H6697 ויזבו. מים׃

[lxx+] Isaiah 48:21 και  εαν  διψησωσιν  δι  ερημου  αξει  αυτους  υδωρ  εκ πετρας  G4073 εξαξει αυτοις  σχισθησεται  πετρα G4073 και   ρυησεται υδωρ  και  πιεται  ο  λαος  μου

El profeta Isaías tenía que estar al tanto del intercambio entre Tsur y Sela en los textos donde se utilizan para aplicarlas como figura a Jesucristo. Sin embargo escogió Tsur que traducida al griego es Petra. De esta manera, siempre que se prefigura al Cristo del Nuevo Pacto la Septuaginta siempre incluye Petra.

En este punto hay que resaltar que en todo el Nuevo Testamento Petra se aplica a una sola persona y no es Pedro. Repasemos:

1. Ningún escritor del NT en ninguna parte aplica la palabra Petra a otro que no sea Cristo.

2. Jesús dijo: Cualquiera, pues, que me oye estas palabras (griego logos), y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca (Mateo 7:24).  Claramente Cristo se está aplicando Petra a sí mismo cuando dice que el que le oiga a ÉL sus palabras está edificando su casa sobre la Petra. Sabemos por Juan 1:1 que la Palabra (Logos) es Cristo mismo.

3. Cabe pues hacernos la siguiente pregunta: ¿Quién es entonces la Petra del Nuevo Testamento? Por ningún lado dice que es Pedro. Él mismo lo rechaza cuando en su primera epístola capitulo dos y verso ocho toma la cita directamente del Isaías 8:14 donde Tsur no es Teos sino Petra, demostrándose así que la Petra es Cristo y no Pedro.

La respuesta que dan los católicos a esto es la misma: Isaías 51: 1-2. Allí dice:

Isaías 51:1-2  Oídme, los que seguís la justicia, los que buscáis a Jehová. Mirad a la piedra de donde fuisteis cortados, y al hueco de la cantera de donde fuisteis arrancados. Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué.

Los proponentes católicos apelan al texto griego de la Septuaginta donde, dicen ellos, Petra se aplica a Abraham:

[lxx+] Isaiah 51:1 ακουσατε  μου  οι  διωκοντες  το  δικαιον  και  ζητουντες τον  κυριον εμβλεψατε  εις  την  στερεαν  πετρανG4073 ην  ελατομησατε  και  εις  τον  βοθυνον  του λακκου  ον  ωρυξατε

2 εμβλεψατε  εις  αβρααμG11 τον  πατερα  υμων  και  εις  σαρραν την ωδινουσαν  υμας  οτι  εις  ην  και  εκαλεσα  αυτον  και  ευλογησα  αυτον  και ηγαπησα  αυτον  και  επληθυνα  αυτον

Sin embargo, cuando analizamos la palabra hebrea de donde proviene Petra definitivamente no se trata de Abraham:

[HINT] Isaiah 51:1 שׁמעו אלי רדפי, צדק, מבקשׁי יהוה: הביטו אל צור H6697 חצבתם, ואל מקבת בור נקרתם׃.

En este pasaje vemos claramente que Petra proviene del hebreo Tsur, las cuales se utilizan para referirse a Dios y a Cristo y no a hombre alguno en ninguna parte en la Biblia. Entonces, ¿por qué de repente aquí Abraham tiene que ser esa roca? Los que arguyen así lo hacen sin ninguna base en la Escritura.

Entonces, cuando se menciona la piedra en Isaías 51:1 se refiere a Dios como la Roca y en el verso 2 Abraham es descrito como padre de muchedumbre de gentes. Eso es lo que su nombre significa (Génesis 17:5). Con esto queda más que probado que estos títulos se divinizan cuando se les aplica a Dios y a Cristo de manera figurada.
Pasemos entonces a analizar otros textos del AT que utilizan el mismo juego de palabras entre Tsur y Sela.

Veamos lo que ocurre en Jueces 6:20-21:

Jueces 6:20  Entonces el ángel de Dios le dijo: Toma la carne y los panes sin levadura, y ponlos sobre esta peña, y vierte el caldo. Y él lo hizo así.

[HINT] Judges 6:20 ויאמר אליו מלאך האלהים קח, Take את הבשׂר ואת המצות, והנח אל upon הסלע H5553, הלז ואת המרק. שׁפוך ויעשׂ כן׃.

[lxx+] Judges 6:20 και  ειπεν προς  αυτον  ο  αγγελος  κυριου  λαβε τα  κρεα  και  τους  αρτους  τους  αζυμους  και  θες  προς την  πετραν  G4073 εκεινην  και  τον  ζωμον εκχεον  και  εποιησεν  ουτως


Aquí Sela se traduce Petra. Pero mire lo que pasa en el próximo verso donde se está hablando de la misma peña, en el mismo pasaje, en el mismo relato y el mismo contexto.

6:21  Y extendiendo el ángel de Jehová el báculo que tenía en su mano, tocó con la punta la carne y los panes sin levadura; y subió fuego de la peña, el cual consumió la carne y los panes sin levadura. Y el ángel de Jehová desapareció de su vista.

[HINT] Judges 6:21 וישׁלח מלאך יהוה את קצה המשׁענת אשׁר בידו, ויגע בבשׂר ובמצות; ותעל האשׁ מן הצור H6697, ותאכל את הבשׂר ואת המצות. ומלאך יהוה הלך מעיניו׃.

[lxx+] Judges 6:21 και  εξετεινεν  ο  αγγελος  κυριου  το  ακρον της  ραβδου της  εν  τη  χειρι  αυτου  και  ηψατο  των  κρεων  και  των  αζυμων  και  ανηφθη πυρ  εκ  της  πετρας  G4073 και  κατεφαγεν τα  κρεα  και  τους  αζυμους  και  ο αγγελος κυριου  απηλθεν  εξ  οφθαλμων  αυτου

En este pasaje, refiriéndose a la peña, se utiliza sela en el verso veinte la cual se traduce por Petra. Pero inmediatamente en el verso veintiuno, ¡el escritor la cambia a Tsur aplicándola a esa misma peña y también se traduce a Petra! Es decir: Sela + Tsur = Petra.

Pero si todavía quedan dudas de que Sela y Tsur fueron utilizadas por los santos escritores bíblicos del AT de manera intercambiable, veamos Deuteronomio 32:13 que también fue escrito por Moisés:

Deuteronomio 32:13  Lo hizo subir sobre las alturas de la tierra,  Y comió los frutos del campo, E hizo que chupase miel de la peña, Y aceite del duro pedernal;

[HINT] Deuteronomy 32:13 ירכבהו על במותי ארץ, ויאכל תנובת שׂדי; וינקהו דבשׁ מסלע H5553, ושׁמן מחלמישׁ צור׃ H6697;

[lxx+] Deuteronomy 32:13 ανεβιβασεν  αυτους  επι  την  ισχυν  της  γης  εψωμισεν  αυτους  γενηματα αγρων  εθηλασαν  μελι  εκ  πετραςG4073 και  ελαιον  εκ  στερεας  πετρας  G4073

Vemos que en un solo verso Moisés utiliza Tsur y Sela las cuales se traducen en la Septuaginta a una sola palabra: Petra. La única explicación razonable para todo esto es que los escritores aplicaron Sela y Tsur como palabras sinónimas y por eso la tradujeron al griego usando solo Petra en estos versos.

Ahora, echemos un vistazo a otros textos interesantes donde se traduce Tsur a Petra en la Septuaginta o LXX:

Salmo 27:5  Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal;
 Me ocultará en lo reservado de su morada;
 Sobre una roca me pondrá en alto.

[HINT] Psalms 27:5 כי יצפנני בסכה: ביום רעה יסתרני בסתר אהלו בצור H6697. ירוממני׃

[lxx+] Psalms 27:5 οτι  εκρυψεν  με  εν  σκηνη  εν ημερα  κακων  μου  εσκεπασεν με  εν   αποκρυφω  της  σκηνης  αυτου  εν  πετραG4073 υψωσεν  με

Este verso es un paralelismo sinónimo en el que hay una expresión interesante en la tercera línea. “Sobre una Roca me pondrá en alto” es muy parecido a “…y sobre esta Roca edificaré mi iglesia.” Maravillosamente, el salmista se refiere a Dios Padre y Mateo se refiere a Dios Hijo. Nada, solo quise compartir esta curiosidad que surge de la comparación.

Salmo 61:2  Desde el cabo de la tierra clamaré a ti, cuando mi corazón desmayare.  Llévame a la roca que es más alta que yo,

[HINT] Psalms 61:2 מקצה הארץ אליך H413 unto אקרא בעטף: לבי בצור H6697 ירום ממני תנחני׃

[lxx+] Psalms 61:2 απο  των  περατων  της  γης  προς  σε  εκεκραξα  εν τω  ακηδιασαι την  καρδιαν  μου  εν  πετραG4073 υψωσας  με

Ahora veamos un interesante verso donde Tsur es traducido a kurios G2962 (Señor). Se sabe que kurios en el Nuevo Testamento se usa de manera literal aplicado a una persona que tiene cierto poder pero también se utiliza como titulo divino solo para Dios y Cristo como nuestros Dueños y Señores.

Isaías 17:10  Porque te olvidaste del Dios de tu salvación, y no te acordaste de la roca de tu refugio; por tanto, sembrarás plantas hermosas, y plantarás sarmiento extraño.

[HINT] Isaiah 17:10 כי שׁכחת אלהי H430 the God ישׁעך, וצור H6697 מעזך, לא זכרת על כן תטעי נטעי, נעמנים וזמרת: זר תזרענו׃

[lxx+] Isaiah 17:10 διοτι κατελιπες  τον θεονG2316 τον  σωτηρα σου  και  κυριουG2962 του  βοηθου  σου  ουκ  εμνησθης δια τουτο  φυτευσεις  φυτευμα απιστον  και  σπερμα  απιστον

Aquí se traduce Elohím a Teos y Tsur a Kurios. Por tanto, para los traductores del texto hebreo al griego de LXX, Tsur significaba tres cosas:


                            
Si confrontamos entonces el uso que se le daba a estas palabras en el texto hebreo y el griego de LXX con el Nuevo Testamento vemos que ni Petra ni Kurios son títulos divinos literalmente hablando pero cuando se aplican a Dios y a Cristo naturalmente toman sentido divino. Ninguna de ellas se aplican a hombre alguno sino solo al Padre, Hijo y Espíritu Santo y tanto Pedro como Pablo debían estar al tanto de ello por lo que no se atrevieron ni tan siquiera a insinuar adjudicarse ninguno de los títulos mencionados.

De hecho, Elohím en su sentido literal no es divino pues en la Biblia se aplica a jueces y magistrados terrenales (Sal. 82:6 citado por Cristo en Jn. 10:34). En ocasiones se aplica a dioses falsos. Pero aplicado a Dios naturalmente toma sentido divino (ej. Génesis 1:1, entre muchos otros).

Así pues, Dios es Teos, Petra y Kurios, por tanto Jesús obviamente es Teos (Juan 1:1), Petra (ej. Mateo 16:18) y Kurios (ej. Juan 20:28), Así que, de cualquier lado que se mire estos títulos no pertenecen a hombre alguno sino solo a Dios en Cristo.



12. סֶּלַע (séla) también es Dios



Ya habíamos discutido lo que el apologista arguye acerca de sela. Repasemos:

Tal como se ha mencionado, esta es la razón fundamental por la cual, en el Antiguo Testamento griego de los LXX, no se traduce Tsur como Petra (roca), antes bien, optaron por emplear la palabra Theos (Dios) ; en cambio, sela se utiliza para nombrar cualquier piedra, una roca común.(Pág. 80-81)

Los siguientes textos evidencian que sela es también aplicada a Dios en la Escritura, lo cual desmiente que esta sea necesariamente una “roca común”:

2 Samuel 22:2  Dijo: Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador;

[HINT] 2 Samuel 22:2 ויאמר יהוה סלעי, ומצדתי ומפלטי׃

[lxx+] 2 Samuel 22:2 και  ειπεν κυριε  πετραG4073 μου  και  οχυρωμα  μου  και  εξαιρουμενος με  εμοι

Salmo 18:2  Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador;  Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré;  Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.

[HINT] Psalms 18:2 יהוה סלעי, ומפלטי אלי, צורי אחסה בו מגני, וקרן ישׁעי, משׂגבי׃

[lxx+] Psalms 18:2 κυριος  στερεωμαG4733 μου  και  καταφυγη μου  και  ρυστης μου  ο  θεος  μου  βοηθος  μου  και  ελπιω  επ   αυτον  υπερασπιστης μου  και  κερας  σωτηριας  μου  αντιλημπτωρ μου

Salmo 31:3  Porque tú eres mi roca y mi castillo;  Por tu nombre me guiarás y me encaminarás.
[HINT] Psalms 31:3 כי סלעי ומצודתי אתה ולמען שׁמךנחני ותנהלני׃

[lxx+] Psalms 31:3 οτι(C) G3754 κραταιωμα μου  και  καταφυγη μου  ει  συ  και  ενεκεν του  ονοματος  σου οδηγησεις  με  και  διαθρεψεις με

Salmo 42:9  Diré a Dios: Roca mía, ¿por qué te has olvidado de mí? ¿Por qué andaré yo enlutado por la opresión del enemigo?

[HINT] Psalms 42:9 אומרה לאל סלעי, למה שׁכחתני למה קדר אלך בלחץ אויב׃

[lxx+] Psalms 42:9 ερω τω  θεω  αντιλημπτωρ μου  ει  δια   τι  μου  επελαθου ινα  τι  σκυθρωπαζων πορευομαι  εν  τω  εκθλιβειν τον  εχθρον  μου

Salmo 71:3  Sé para mí una roca de refugio, adonde recurra yo continuamente. Tú has dado mandamiento para salvarme, Porque tú eres mi roca y mi fortaleza.

[HINT] Psalms 71:3 היה לי לצור מעון לבוא תמיד צוית להושׁיעני כי סלעי ומצודתי. אתה׃

[lxx+] Psalms 71:3 γενου  μοι  εις  θεον υπερασπιστην και  εις  τοπον  οχυρον του  σωσαι  με  οτι  στερεωμα  μου  και  καταφυγη μου  ει  συ


Sencillamente, estos textos no necesitan comentario alguno porque claramente se puede ver que sela también es usada como titulo divino cuando se aplica a Dios. También, todo esto deja meridianamente claro quién es la roca (tsur, sela, petra) en el pensamiento judío tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento.



13.  Otros textos


Estos son otros versículos que muestran casos en donde tsur-petra se aplica de manera literal también:
Éxodo 33:21-22
Éxodo 33:21  Y dijo aún Jehová: He aquí un lugar junto a mí, y tú estarás sobre la peña;
33:22  y cuando pase mi gloria, yo te pondré en una hendidura de la peña, y te cubriré con mi mano hasta que haya pasado.

[BHS] Exodus 33:21 וַיֹּ֣אמֶר יְהוָ֔ה הִנֵּ֥ה מָקֹ֖ום אִתִּ֑י וְנִצַּבְתָּ֖ עַל־הַצּֽוּר׃
22 וְהָיָה֙ בַּעֲבֹ֣ר כְּבֹדִ֔י וְשַׂמְתִּ֖יךָ בְּנִקְרַ֣ת הַצּ֑וּר וְשַׂכֹּתִ֥י כַפִּ֛י עָלֶ֖יךָ עַד־עָבְרִֽי׃

[lxx+] Exodus 33:21 και  ειπεν κυριος  ιδου τοπος  παρ  εμοι  στηση επι της  πετραςG4073
22 ηνικα  δ  αν  παρελθη  μου  η  δοξα  και  θησω  σε  εις  οπην  της  πετραςG4073 και  σκεπασω τη  χειρι  μου  επι  σε  εως  αν  παρελθω

Jueces 13:19
Jueces 13:19  Y Manoa tomó un cabrito y una ofrenda, y los ofreció sobre una peña a Jehová; y el ángel hizo milagro ante los ojos de Manoa y de su mujer.

[BHS] Judges 13:19 וַיִּקַּ֨ח מָנֹ֜וחַ אֶת־גְּדִ֤י הָעִזִּים֙ וְאֶת־הַמִּנְחָ֔ה וַיַּ֥עַל עַל־הַצּ֖וּר לַֽיהוָ֑ה וּמַפְלִ֣א לַעֲשֹׂ֔ות וּמָנֹ֥וחַ וְאִשְׁתֹּ֖ו רֹאִֽים׃

[lxx+] Judges 13:19 και  ελαβεν  μανωε τον εριφον  των  αιγων και  την  θυσιαν  και  ανηνεγκεν  επι   την  πετρανG4073 τω  κυριω  τω  θαυμαστα  ποιουντι  κυριω  και  μανωε και  η  γυνη  αυτου  εθεωρουν

1 Crónicas 11:15
1Crónicas 11:15  Y tres de los treinta principales descendieron a la peña a David, a la cueva de Adulam, estando el campamento de los filisteos en el valle de Refaim.

[BHS] 1 Chronicles 11:15 וַיֵּרְד֡וּ שְֽׁלוֹשָׁה֩ מִן־הַשְּׁלוֹשִׁ֨ים רֹ֤אשׁ עַל־הַצֻּר֙ אֶל־דָּוִ֔יד אֶל־מְעָרַ֖ת עֲדֻלָּ֑ם וּמַחֲנֵ֣ה פְלִשְׁתִּ֔ים חֹנָ֖ה בְּעֵ֥מֶק רְפָאִֽים׃

[lxx+] 1 Chronicles 11:15 και  κατεβησαν  τρεις  εκ  των  τριακοντα αρχοντων  εις  την  πετρανG4073 προς  δαυιδ εις  το  σπηλαιον  οδολλαμ και  παρεμβολη των  αλλοφυλων  παρεμβεβληκει εν  τη  κοιλαδι των  γιγαντων

Salmo 81:16
Salmo 81:16  Les sustentaría Dios con lo mejor del trigo,
 Y con miel de la peña les saciaría.

[HINT] Psalms 81:16 ויאכילהו מחלב חטה ומצור דבשׁ אשׂביעך׃

[lxx+] Psalms 81:16 και  εψωμισεν  αυτους εκ  στεατος πυρου και  εκ  πετραςG4073 μελι  εχορτασεν αυτους

Proverbios 30:19
Proverbios 30:19  El rastro del águila en el aire;
 El rastro de la culebra sobre la peña;
 El rastro de la nave en medio del mar;
 Y el rastro del hombre en la doncella.

[BHS] Proverbs 30:19 דֶּ֤רֶךְ הַנֶּ֨שֶׁר׀ בַּשָּׁמַיִם֮ דֶּ֥רֶךְ נָחָ֗שׁ עֲלֵ֫י צ֥וּר דֶּֽרֶךְ־אֳנִיָּ֥ה בְלֶב־יָ֑ם וְדֶ֖רֶךְ גֶּ֣בֶר בְּעַלְמָֽה׃

[lxx+] Proverbs 30:19 ιχνη αετου  πετομενου  και  οδους  οφεως  επι  πετραςG4073 και  τριβους  νηος  ποντοπορουσης και  οδους  ανδρος  εν  νεοτητι

Isaías 2:10
Isaías 2:10  Métete en la peña, escóndete en el polvo, de la presencia temible de Jehová, y del resplandor de su majestad.

[BHS] Isaiah 2:10 בֹּ֣וא בַצּ֔וּר וְהִטָּמֵ֖ן בֶּֽעָפָ֑ר מִפְּנֵי֙ פַּ֣חַד יְהוָ֔ה וּמֵהֲדַ֖ר גְּאֹנֹֽו׃


[lxx+] Isaiah 2:10 και  νυν  εισελθετε  εις  τας  πετραςG4073 και  κρυπτεσθε  εις  την  γην απο   προσωπου  του   φοβου  κυριου  και  απο  της  δοξης  της  ισχυος  αυτου  οταν  αναστη θραυσαι  την  γην


14. Conclusión


Todo lo anterior contesta la pregunta principal de esta investigación:

¿Es Pedro la Petra de Mateo 16:18?

Kefá, ¿se utiliza con el mismo sentido en ambas ocasiones en el arameo?

Los resultados de la investigación se pueden resumir con varios enunciados sencillos:

1. Es imposible que petros y Petra sean la misma palabra ya que se ha demostrado que los escritores bíblicos y no bíblicos del griego antiguo les dieron usos claramente diferentes y es porque para ellos tenían significados diferentes. Petros es una piedra pequeña y Petra una roca, un acantilado, un fundamento.

2. En ningún lugar en toda la Biblia se utiliza Petra para un hombre ni siquiera en 
Isaías 51: 1-2 donde Dios es Tsur –Petra tal como en todos los pasajes donde se traduce la primera en hebreo por la segunda en el griego de la LXX prefigurando al Cristo del NT. De esa manera, Cristo es la Petra del NT.

3. Ni siquiera el uso del vocablo lithos aplicado a Cristo niega el hecho más que comprobado de que Él es la Petra del NT. Pedro y Pablo le aplican la mencionada palabra tomando como base las profecías del AT donde se utiliza lithos como equivalente de Petra (Isaías 8:14). Más significativo es que esto solo se hace con Jesucristo y nadie más. Nunca se hace con petros. Las palabras griegas tenían significados claros en la mente de los escritores.


4. Por lo tanto, si fuera un hecho el que Mateo tradujera un proto evangelio arameo utilizando la misma palabra kefá en 16:18 en ambas ocasiones, sería una total incoherencia el que el evangelista las pasara al griego como dos palabras diferentes. De hecho, la Biblia muestra evidencia de que la palabra aramea (keph), se utilizó con ambos significados (petros y petra).  La siguiente es un diagrama que explica lo expuesto hasta aquí:



Entonces, respondiendo a la primera pregunta: ¿Es Pedro la Petra de Mateo 16:18?, tenemos que responder con un NO. Juan en su evangelio dice claramente que kefá significa petros, no lithos ni petra.

La segunda pregunta: ¿Kefá, se utiliza con el mismo sentido en ambas ocasiones en el arameo? Aquí tenemos que responder con un rotundo NO. Si respondemos con un sí tendríamos una incoherencia que no tendría solución. Todo lo que se ha discutido y el diagrama de arriba esclarecen todo el panorama. Ese es el detalle que muy pocos se han sentado a analizar teniendo como resultado que muchos, arrastrados por la ignorancia y la superficialidad, acojan la doctrina católica como verdadera.

Pero todavía hay un caso particular que merece un poco de análisis: La Brit Xadasha. Dejando aparte las controversias que giran en torno a esta traducción que es considerada por algunos como una estrategia para judaizar a los cristianos o cristianizar a los judíos, o considerada por otros como una composición que tiene como base la Reina Valera 60, sin embargo, la versión de Mateo 16:18 en esta versión es interesante:

Mat 16:18  Y yo también te digo, que tú eres Shim´eón Kefa [Petros], y sobre este tzur edificaré mi kejila, mi xavura; y las puertas del Sheol no prevaleceran contra ella.

La siguiente es la acusación hecha por parte del apologista:

“Lo primero que llama la atención, es que Mt 16,18 no existe ningún manuscrito ni códice antiguo con las palabras “Simeon Kefa [Petros]”, esto aparece sólo en la Brit Xadasha. Pero, y ¿por qué? Pues bien, lo que busca es dar a entender que Jesús le dijo “Simón”, su nombre antiguo, luego “Kefa” como apodo y entre corchete “Petros”, la traducción griega para resaltar que, según ellos, se refiere a una piedrita. Enseguida, habla de “tzur”, el vocablo hebreo que, como se ha demostrado, se refiere a Dios como Roca.

¡Menuda alteración de los textos sagrados! Lo cierto es que “Tsur” no aparece por ninguna parte, en ninguno de los manuscritos hebreos ni arameos, y mucho menos griegos, del Evangelio de Mateo; sólo en la excitada imaginación protestante del autodenominado “judío-mesiánico”.”

Sin embargo, este verso tiene toda la razón del mundo cuando inserta la palabra kefá del arameo y luego pone entre corchetes el griego petros porque así es como Juan la define en su evangelio (1:42). Y si es cierto que no existe un manuscrito que incluya las palabras tal como aparecen ahí, la Brit Xadasha tiene base bíblica para hacer esto.

Luego, para la palabra roca se vierte tzur porque seguramente el editor de esta traducción conocía los datos que se discutieron en este estudio mucho antes que nosotros. Tsur en hebreo es Petra en griego en los pasajes que prefiguran al Cristo del NT.

De hecho, la Biblia Latinoamericana, traducción católica que cuenta con el “imprimatur” papal, hace lo mismo que Brit Xadasha en Mateo 16:18:

Mat 16:18  Y ahora yo te digo: Tú eres Pedro (o sea Piedra), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; los poderes de la muerte jamás la podrán vencer.

Aquí, lo que leemos entre paréntesis se añade al texto aún cuando no hay manuscrito alguno que vierta tales palabras. Sin embargo se hacen teniendo en cuenta la definición de Juan (aunque seguramente ni siquiera se dieron cuenta). Pero en lo que esta Biblia no tiene base en los manuscritos es en la parte que dice … y sobre esta piedra…  porque la palabra aquí es petra (roca) que no es lo mismo que petros. Pero esta traducción pone la misma palabra en los dos casos tratando de hacer ver que son la misma palabra, lo cual ya se demostró que es falso.

Como pregunta final: todo esto, ¿resta algún merito a la persona de Pedro y a su ministerio? Definitivamente no. La Biblia es clara en cuanto a su liderazgo como pastor y apacentador de las ovejas. Cristo lo preparó para eso. Pero no hay fundamento bíblico para decir que él es el fundamento sobre la que Cristo edifica la Iglesia ni de que él es líder “supremo” o papa de todos los cristianos. Ya existe alguien que ocupa ese puesto y no es un hombre falible. Esa persona es Jesucristo.



15. Apéndice


En cuanto a “ταυτη τη (taute te)”

Una porción de Mateo 16:18 que no se puede quedar sin analizar es aquella donde Jesús dice:

…tú eres Pedro y sobre esta Roca…

… ει πετρος και επι ταυτη τη πετρα…

En cuanto a esto, en la página 96 el apologista comenta:

“Para iniciar el estudio de la confesión de fe del apóstol Pedro, es pertinente una pequeña anécdota. En cierta ocasión, David Mac Donald1 estaba en su búsqueda incansable de la verdad. Al tratar de identificar la Piedra de Mt 16,18, encontraba fuertes argumentos (entre ellos, católicos) para afirmar que la Piedra, era la declaración de fe de Pedro, es decir, su confesión: “¡Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo!”. Sin embargo, le explicó una especialista en gramática que en la oración “tú eres Pedro y sobre esta Piedra…” el adjetivo "esta" apunta al sustantivo que lo precede inmediatamente, y ese sustantivo es "Pedro", no la declaración que había hecho dos versículos antes.

Existen otros pasajes en el Nuevo Testamento donde la regla gramatical que menciona 
el apologista aplica perfectamente. Veamos los casos:

Lucas 21:23  Mas  ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo.

Aquí, la frase “sobre este pueblo” en griego es επι τον θεμελιον τουτον, que traducido literalmente diría “sobre el pueblo este”. De esa manera, el artículo  “este” apunta al sustantivo que lo precede inmediatamente.

Veamos otro ejemplo:

Mateo 21:44  Y el que cayere sobre esta piedra será quebrantado; y sobre quien ella cayere, le desmenuzará.

Otra vez podemos ver que en el griego (επι τον λιθον τουτον), el artículo “touton” apunta al sustantivo que la precede (lithon). Veamos ahora un ejemplo con un sustantivo femenino:

Mateo 23:36  De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación.

Aquí “sobre esta generación” viene del griego την γενεαν ταυτην, confirmando una vez más la regla que el apologista expone. Vea también Marcos 14:30 y Hechos 27:23.


Sin embargo, en el caso de Mateo 16:18 dicha regla no aplica por varias razones.

Primero, Mateo 16: 18 es una oración compuesta, es decir, que en la misma oración se comunican tres pensamientos lógicamente conectados, o dicho de otra forma, se compone de tres clausulas (aquí solo discutiremos las primeras dos que son las que nos competen en el análisis):

A. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, ( καγω δε σοι λεγω οτι συ ει πετρος)

Y (και) es la conjunción que conecta la clausula A con B.

B. sobre esta roca edificaré mi iglesia (επι ταυτη τη πετρα οικοδομησω μου την εκκλησιαν)

Como pueden observar, el pronombre ταυτη (taute) y el artículo τη (te) están en la segunda clausula, donde también está Petra. Esto hace imposible conectarlos con Petros, que está en la primera clausula.

Lo segundo se deduce por pura lógica. Como vimos en los ejemplos anteriores, cuando el sustantivo es masculino, el pronombre y el articulo tienen que ser masculinos como en Mateo 21:23 donde el masculino lithos lleva el pronombre masculino τουτον (touton) y el articulo τον (ton), también masculino. Cuando el sustantivo es femenino también lo son el pronombre y el articulo como en el caso de Mateo 23:36 donde el femenino γενεαν (generación) lleva el pronombre y el artículo femenino (τη - te y ταυτη  - taute).

De este modo, en Mateo 16:18 Petros (Pedro) es masculino y Petra (Roca) es femenino por lo que lógicamente ταυτη τη, siendo pronombre y articulo  femeninos tienen que corresponder a Petra y no a Petros. Y como ya se demostró sobradamente en este análisis, Petros y Petra no son la misma palabra.  Si aplicamos la regla que el apologista propone en este versículo entonces también tendríamos que aceptar como correcto decir por ejemplo “esta niño” o “este niña”, lo cual no tiene ninguna lógica, y es un gran disparate. 

Y lo tercero, no hay un solo caso en todo el Nuevo Testamento donde  ταύτῃ τῇ (tautee tee) haga referencia al nombre que se acaba de mencionar antes. Por el contrario, siempre que se emplea la mencionada construcción se aplica al nombre o adjetivo que se coloca inmediatamente después. Incluiré las siguientes citas para que si algún lector gusta, se tome el tiempo de analizarlas en un Nuevo Testamento interlineal con morfologías:

Mat 12:45, Mat 26:34, Mar 8:38, Luc 12:20, Luc 17:34, Hch 10:30, Hch 16:12, 2Co 1:15, 2Co 8:7, 2Co 8:19-20, 2Co 11:17.   

Eso es lo que a la alegada “especialista en gramática” que el apologista menciona pasó por alto si es que era verdaderamente lo que se alega que era.

De manera que, combinando la separación de clausulas y el género en el que se escribió el pronombre y el artículo, se excluye completamente la posibilidad de aplicar en Mateo 16:18 el que "esta" apunta al sustantivo que lo precede inmediatamente”.


Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.
Apocalipsis 5:13



Notas
1. http://www.perseus.tufts.edu/hopper/  Este es un programa como Logos o E-Sword con la diferencia de que es en línea y solo para el estudio de los escritos clásicos del griego antiguo. Cuenta con una amplia colección de obras del griego clásico, analizador de palabras griegas, diccionarios léxicos y muchas otras cosas que lo hace una herramienta genial para el estudio de dichas obras.

2. http://www.katabiblon.com/ Copyright 2007-2016 Thomas Moore.

3.http://www.katapi.org.uk/  Al igual que Kata Biblon, Kata Pi es una excelente herramienta en línea para el estudio de diferentes manuscritos bíblicos.

4. http://www.e-sword.net/ Copyright © 2016 — Rick Meyers. All rights reserved worldwide.

5. http://www.davar3.net/ Copyright © 2015. All Rights Reserved.

6. Papías (Eusebio de Cesarea, HEIII 39,16), Ireneo (Contra los Herejes III, 1.1)

7. Henry George Liddell. Robert Scott. A Greek-English Lexicon. revised and augmented throughout by Sir Henry Stuart Jones with the assistance of Roderick McKenzie. Oxford. Clarendon Press. 1940.

8. Henry Barclay Swete. The old Testament in Greek according to the Septuagint realizado en la Universidad de Cambridge, 1891. Puede ver los facsímiles en estos enlaces:            http://www.textexcavation.com/swetelxx.html - 2maccabees , www.katabiblon.com

9. Vea Strong, Vine, Thayer, Swanson Ββ 965

10 The Analytic Septuagint. Davar 4. Copyright (c) 1999-2016 Josef Planeta.  All Rights Reserved.


                                                                                                       

No hay comentarios.:

Créditos

Todos los estudios de éste blog son de libre uso para todos siempre y cuando no se saque de contexto ni al autor ni los temas tocados y que se le dé crédito al autor y al origen de los mismos (verdadpalabra.blogspor.com/).