La WT dice...

«No constituye una forma de persecución religiosa el que una persona diga y muestre que otra religión es falsa [tampoco] el que una persona informada [la] exponga públicamente como falsa... Ciertamente el desenmascararla públicamente es de más valor que exponer la falsedad de un despacho noticioso; es un servicio público más bien que persecución religiosa y tiene que ver con la vida y felicidad eterna del público. No obstante, deja al público libre para escogerLa Atalaya, 15 de mayo de 1964, pág. 304.

"¿Están SUS enseñanzas en completa armonía con la Palabra de Dios, o están basadas en las tradiciones de los hombres? SI SOMOS AMANTES DE LA VERDAD, NO HAY NADA QUE TEMER DE TAL EXAMEN" (La vedad que lleva a la vida eterna - 1968, pagina 13.)

miércoles, 21 de abril de 2010

¿Apoya la escritura el "primado" de Pedro? (Parte I)

Últimamente he visitado algunos foros de discusión donde se debate el tema de quien es la roca de Mateo 16:18. Los epígrafes típicos que introducen los temas son, por ejemplo, “¿Es Pedro la roca de Mat. 16:18?”, o también: “Tu eres Pedro…” En resumidas cuentas, el argumento católico es variado. Entre los argumentos principales que los romanistas esgrimen hay tres que caben resaltar.
1. El evangelio de Mateo fue escrito originalmente en arameo. En este idioma Jesús le dijo a Pedro “Tu eres Kepha (arameo para piedra) y sobre esta Kepha edificaré mi iglesia. Por esto, dicen ellos, las palabras piedra y roca son sinónimas.

2. Cuando se “tradujo” el evangelio de Mateo al griego, en realidad las palabras siguen siendo iguales (“Tu eres Petros y sobre esta petra…"). Lo que sucedió fue que el hagiógrafo tuvo que “masculinizar” la palabra petra para que encajara con Pedro quien es varón ya que no sería lógico llamar a Pedro con el nombre femenino Petra.

En las propias palabras de un apologista de Roma:

“Se tiene masculino, femenino y neutro. La palabra griega 'petra' es femenina. Se puede usar sin ningún problema en la segunda mitad de Mateo 16,18. Pero no se puede usar para expresar el nuevo nombre de Simón, porque no se puede darle a un varón un nombre femenino (al menos antes no se podía). Se tiene que cambiar la terminación del sustantivo para hacerlo masculino. Cuando se hace eso, se obtiene 'Petros', que es una palabra que realmente ya existía y que significa 'roca'". Cristo nombra a Simón hijo de Jonás con el curioso nombre arameo de Kefas (piedra, singular, masculino) que también puede ser usado como "promontorio, elevación del terreno")”.

3. Si Jesús hubiese querido nombrar a Pedro como una piedra más pequeña hay una palabra para eso en el NT que es “lithos” (piedra pequeña).


Pero un estudio mas profundo del contexto del uso de las palabras piedra y roca y su etimología demuestran algo distinto. Y esa es precisamente la pregunta que tenemos que hacernos. ¿Cómo y en que circunstancias los hagiógrafos utilizaban las palabras?

Vamos a ver las definiciones de las palabras en el griego y sus usos:

Petros (Πέτρον)- se utiliza única y exclusivamente para nombrar a Pedro.

Mat 4.18 Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano,
Mat 8.14 Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de
Mat 10.2 primero Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano;
Mat 16.16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo,
Mat 16.18 que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi
Mar 3.16 a Simón, a quien puso por sobrenombre Pedro;
Mar 5.37 sino Pedro, Jacobo, y Juan hermano de Jacobo.
Mar 13.3 Y Pedro, Jacobo, Juan y Andrés le preguntaron aparte:
Luc 5.8 Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús,
Luc 6.14 a quien también llamó Pedro, a Andrés su hermano,
Luc 8.51 nadie consigo, sino a Pedro, a Jacobo, a Juan,
Luc 22.8 Y Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id,
Luc 22.34 Y él le dijo: Pedro, te digo que el gallo no
Juan 1.40 hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que
Juan 1.42 tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro).
Juan 1.44 Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro.
Juan 6.8 Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo:
Juan 6.68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos?
Juan 13.6 Pedro; y Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies?
Juan 13.8 Pedro le dijo: No me lavarás los pies jamás.
Juan 13.9 Le dijo Simón Pedro: Señor, no sólo mis pies,
Juan 13.24 A éste, pues, hizo señas Simón Pedro, para que
Juan 13.36 Le dijo Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas? Jesús le
Juan 18.10 Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó,
Juan 18.15 Y seguían a Jesús Simón Pedro y otro discípulo.
Juan 18.25 Estaba, pues, Pedro en pie, calentándose. Y le dijeron: ¿
Juan 18.26 pariente de aquel a quien Pedro había cortado la oreja,
Juan 20.2 y fue a Simón Pedro y al otro discípulo, aquel al
Juan 20.6 Luego llegó Simón Pedro tras él, y entró en el sepulcro,
Juan 21.2 Estaban juntos Simón Pedro, Tomás llamado el Dídimo,
Juan 21.3 Simón Pedro les dijo: Voy a pescar. Ellos le dijeron:
Juan 21.7 Es el Señor! Simón Pedro, cuando oyó que era el
Juan 21.11 Subió Simón Pedro, y sacó la red a tierra, llena de grandes peces,
Juan 21.15 Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿
Hech 1.15 En aquellos días Pedro se levantó en medio de los
Hech 2.14 Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz
Hech 2.38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno
Hech 3.1 Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena,
Hech 3.3 cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en
Hech 3.4 Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos.
Hech 3.6 Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo
Hech 3.12 Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿
Hech 4.8 Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo:
Hech 5.15 y los ponían en camas y lechos, para que al pasar Pedro,
Hech 8.20 Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo,
Hech 9.32 Aconteció que Pedro, visitando a todos, vino también
Hech 9.38 los discípulos, oyendo que Pedro estaba allí,
Hech 9.39 Pedro, fue con ellos; y cuando llegó, le llevaron
Hech 10.5 y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro.
Hech 10.9 Pedro subió a la azotea para orar, cerca de la hora sexta.
Hech 10.13 Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come.
Hech 10.18 allí un Simón que tenía por sobrenombre Pedro.
Hech 10.21 Entonces Pedro, descendiendo a donde estaban los
Hech 10.32 Pedro, el cual mora en casa de Simón, un curtidor,
Hech 10.34 Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad
Hech 11.2 Y cuando Pedro subió a Jerusalén, disputaban con
Hech 11.7 Y oí una voz que me decía: Levántate, Pedro, mata y come.
Hech 11.13 y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro;
Hech 12.3 Pedro. Eran entonces los días de los panes sin levadura.
Hech 15.7 Pedro se levantó y les dijo: Varones hermanos,
Gál 1.18 subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con
Gál 2.7 incircuncisión, como a Pedro el de la circuncisión
Gál 2.8 pues el que actuó en Pedro para el apostolado de
Gál 2.11 Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara,
Gál 2.14 dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío,
1 Ped 1.1-2 Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de
2 Ped 1.1 Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los


Petra (πέτρα) – Masa rocosa o roca grande- se utiliza exclusivamente cuando se menciona a Cristo y para hacer referencia a un fundamento sólido. Con el articulo dativo (ὁ πέτρα) se utiliza solo una ves en Mateo 16:18: “…que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia;…”
Mat 7.24 hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Mat 7.25 y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.
Mat 27.51 y la tierra tembló, y las rocas se partieron;
Luc 6.48 sobre la roca; y cuando vino una inundación,
Luc 6.48 pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca.
Rom 9.33 tropiezo y roca de caída; Y el que creyere en él,
1 Cor 10.4 porque bebían de la roca espiritual que los seguía,
1 Cor 10.4 espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.
1 Ped 2.8 Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque


Ahora bien, la palabra "lithos" (λίθινος, μύλος, ὁ λίθινος y ὁ λίθος) se usa dependiendo de la circunstancia pero siempre haciendo referencia a objetos.

λίθινος
Juan 2.6 Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua,
2 Cor 3.3 no en tablas de piedra, sino en tablas de carne


μύλος
Mat 18.6 colgase al cuello una piedra de molino de asno,
Luc 17.2 una piedra de molino y se le arrojase al mar,


ὁ λίθος
Mat 3.9 levantar hijos a Abraham aun de estas piedras.
Mat 4.3 di que estas piedras se conviertan en pan.
Mat 21.44 piedra será quebrantado; y sobre quien ella cayere,
Luc 3.8 levantar hijos a Abraham aun de estas piedras.
Luc 4.3 Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan.
Luc 20.18 piedra, será quebrantado; mas sobre quien ella cayere,


ὁ λίθινος
Apoc 9.20 de plata, de bronce, de piedra y de madera,


Solo dos veces se compara a Cristo con una piedra. Una es en Efesios 2:20 pero la palabra griega que se utiliza es ἀκρογωνιαῖος (akrogoniaios) haciendo referencia a una piedra de ángulo o piedra sostenedora: “…siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,…”

La otra es en 1 de Pedro 2:4-5. De hecho, aquí se utiliza la palabra lithos pero la interpretación se desprende del contexto del versículo: “Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo”.

Aquí se menciona a Cristo como la piedra viva principal distinta a nosotros también como piedras vivas, dándonos a entender que Jesús es la piedra mas superior a nosotros.


Con este análisis podemos concluir lo siguiente:

1. Si Mateo escribió su evangelio originalmente en arameo y después lo tradujo al griego entonces ¿por qué en Mat.16:18 en griego escribe dos palabras a las que los escritores de NT le dan connotaciones diferentes? El contexto del uso de las palabras nos da la única respuesta verdadera a esa pregunta. Además, queda demostrado que la Palabra Petros y petra, a pesar que son derivadas no son las mismas palabras ni mucho menos sinónimas.

2. La palabra lithos no se podía utilizar para nombrar a una persona porque el uso de esa palabra era para referirse a objetos únicamente. Los escritores neotestamentarios hacían una clara distinción entre las palabras aquí discutidas. Si fueran equivalentes los escritores hubieran usado las palabras indistintamente pero vemos que ese no es el caso.

Pero esto no termina aquí. Mateo como judío escribió su evangelio para judíos. Si nos vamos al contexto de la palabra roca en el AT vamos a encontrar que se utilizaba en referencia a rocas grandes y a Dios. Veamos:

צור
Deut 8.15 y él te sacó agua de la roca del pedernal;
Deut 32.4 El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos
Deut 32.15 Y menospreció la Roca de su salvación.
Deut 32.18 De la Roca que te creó te olvidaste; Te has
Deut 32.30 a diez mil, Si su Roca no los hubiese vendido,
Deut 32.31 Porque la roca de ellos no es como nuestra Roca,
Deut 32.31 Roca, Y aun nuestros enemigos son de ello jueces.
Deut 32.37 Dónde están sus dioses, La roca en que se refugiaban;
2 Sam 22.32 Porque ¿quién es Dios, sino sólo Jehová? ¿Y qué roca
2 Sam 22.47 y bendita sea mi roca, Y engrandecido sea el Dios de
2 Sam 23.3 El Dios de Israel ha dicho, Me habló la Roca de Israel:
Sal 18.31 Porque ¿quién es Dios sino sólo * Jehová? ¿Y qué roca
Sal 18.46 y bendita sea mi roca, Y enaltecido sea el Dios de
Sal 19.14 ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.
Sal 27.5 de su morada; Sobre una roca me pondrá en alto.
Sal 28.1 Salmo de David. A ti clamaré, oh Jehová. Roca mía,
Sal 31.2 líbrame pronto; Sé tú mi roca fuerte, y
Sal 61.2 Llévame a la roca que es más alta que yo,
Sal 62.2 roca y mi salvación; Es mi refugio, no resbalaré mucho.
Sal 62.6 El solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio,
Sal 62.7 En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.
Sal 71.3 roca de refugio, adonde recurra yo continuamente.
Sal 73.26 Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios
Sal 89.26 Mi padre eres tú, Mi Dios, y la roca de mi salvación.
Sal 94.22 por refugio, Y mi Dios por roca de mi confianza.
Sal 95.1 Cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación.
Sal 144.1 Salmo de David. Bendito sea Jehová, mi roca, Quien
Isa 2.21 de las rocas y en las cavernas de las peñas,
Isa 17.10 y no te acordaste de la roca de tu refugio; por tanto,
Hab 1.12 y tú, oh Roca, lo fundaste para castigar.


Aquí me llama la atención la pregunta del Salmo 18:31: ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?”

כף
Job 30.6 En las cavernas de la tierra, y en las rocas.


אבן
Gén 49.24 (Por el nombre del Pastor, la Roca de Israel),


צריח
1 Sam 13.6 en cuevas, en fosos, en peñascos, en rocas y en cisternas.


מצודה
Job 39.28 en la peña, En la cumbre del peñasco y de la roca.


סלע
2 Sam 22.2 Dijo: Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador;
Sal 18.2 roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío,
Sal 31.3 Porque tú eres mi roca y mi castillo; Por tu
Sal 42.9 Diré a Dios: Roca mía, ¿por qué te has olvidado de mí? ¿
Sal 71.3 Porque tú eres mi roca y mi fortaleza.
Isa 33.16 fortaleza de rocas será su lugar de refugio;


חלמישׁ
Sal 114.8 estanque de aguas, Y en fuente de aguas la roca.


צואר
Hab 3.13 Descubriendo el cimiento hasta la roca.


Considerando todo esto, cuando un judío leyera la palabra roca (petra) en Mat. 16:18 ¿en que pensaría? ¿en un hombre? ¿o en Dios (en este caso Jesús)?

Posibles contra-argumentos:

Hace un tiempo, un amigo católico bastante informado me contra argumentó que era falso que en el AT se utilizara la palabra roca exclusivamente con Dios. Este fue su argumento: “Esto es falso, recuerda que Abraham es llamado Roca: Isa 51,1-2 “Oídme vosotros los que seguís la justicia, los que buscáis a Yahvé. Considerad la roca de que habéis sido tallados y la cantera de que habéis sido sacados Mirad a Abraham, vuestro padre”.

Sin embargo, lo que mi amigo catòlico desconoce es que el genero literario en que se escribe Isaìas 51: 1-8 es poesìa. Se puede clasificar dentro de lo que son salmos. Cada versìculo de un salmo cuenta con una linea o correspondencia de pensamiento llamada paralelismo. La estructura poetica de los versos 1 y 2 es como sigue:

1 Oídme vosotros los que seguís la justicia,
los que buscáis a Yahvé.

Podemos ver en este versiculo un paralelismo en la primera linea y la segunda. Si fijan su mirada en las palabras en italica se daràn cuenta que el escritor plasmò lo mismo pero con diferentes palabras. Las palabras en negrita nos dicen que la justicia a la que se alude es Yahvè. Por lo tanto, èste es un paralelismo sinònimo.

Veamos el caso del v.2:

2 Considerad la roca de que habéis sido tallados
y la cantera de que habéis sido sacados;
Mirad a Abraham, vuestro padre,...

Èste es otro paralelismo sinònimo. Fijense en la primera y segunda lìneas y veran que se dice lo mismo con diferentes palabras. Cuando se habla de la roca, se habla de la cantera. Y si se fijan, al final de la segunda lìnea hay un punto y coma, lo que indica que la lìnea de pensamiento continùa pero los sujetos cambian. El autor cambia el tema hacia Abraham y su esposa Sara.

Esto nos dice claramente que la roca de la que se habla en el v.1 y 2a es Yahvè. Del v.2b en adelante el contexto es diferente, lo que demuestra que la palabra roca no se està utilizando para referirse a Abraham, lo cual es consistente con el contexto de toda la Biblia (ver el anàlisis arriba descrito).


Si desea leer mas sobre este tema vaya al siguiente enlace:

Respuesta al libro "Y sobre esta piedra" de Getsemaní Fernandez Rangel.





No hay comentarios.:

Créditos

Todos los estudios de éste blog son de libre uso para todos siempre y cuando no se saque de contexto ni al autor ni los temas tocados y que se le dé crédito al autor y al origen de los mismos (verdadpalabra.blogspor.com/).